www.diariocritico.com

Sindicatos y patronal dejan que suba por debajo del coste de la vida

La reforma laboral servirá para devaluar un 20% el nivel de vida de los españoles

La reforma laboral servirá para devaluar un 20% el nivel de vida de los españoles

martes 24 de enero de 2012, 09:55h
Ya lo dijo el gobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez hace unos meses, en un acto de presentación de un estudio sobre las crisis bancarias de la Fundación de Estudios Financieros: "Como he señalado repetidamente, la reforma laboral es la única posibilidad que tenemos, en el contexto de la unión monetaria, para hacer una devaluación interna en un periodo relativamente corto".. Y si no es por las buenas, -imposible al desaparecer esta posibilidad con la moneda única -, será por las malas, haciéndolo por la vía de los costes laborales y la subida de los impuestos sobre las rentas del trabajo (IRPF), con una evidente pérdida de poder adquisitivo.  Sindicatos y patronal han pactado una rebaja de costes salariales para ganar competitividad en las empresas, a costa de un empobrecimiento del nivel de vida.

- Sindicatos y patronal se ponen de acuerdo en 'rebajar' el sueldo, con alzas del 0,5% en 2012
- En qué nos afecta una recesión de la economía este año
Antes de la creación de la moneda única, los antiguos gobernadores del Banco de España eran los responsables de preparar las devaluaciones de la peseta, un recurso usado en los años ochenta para paliar la crisis a golpe de descensos de los costes de exportación y de los salariales, y de paso del nivel de vida. Con un euro único, el actual gobernador del Banco de España ha insistido en su discurso en la necesidad de una reforma laboral. Ni el Gobierno del PSOE ni los sindicatos y la CEOE le hicieron caso desde que estalló la crisis, pero parece que ahora los agentes sociales se han puesto de acuerdo. Al menos en una de las claves, los salarios.

El acuerdo, no definitivo aún, contempla subidas máximas del 0,5% para 2012 y del 0,6% para 2013 y 2014. Así los salarios pactados en convenio "no deberían exceder" del 0,5% este año, aunque podrá activarse una cláusula de actualización al final del ejercicio en determinadas condiciones, teniendo en cuenta la evolución del IPC e incluso el precio del barril de Brent. En la práctica, el acuerdo supone que la subida salarial, con una inflación real para este año superior al 2%, traerá consigo en realidad una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, que economistas como Santiago Niño Becerra, cifran un 20%. Sólo hay que recordar que el IPC previsto en los Presupuestos Generales del 2011 era del 1%, y el real ha superado el 2,5%. Los dos factores: IRPF más altos y un mayor impacto de la inflación sobre el salario, que estará congelado, dan como resultado un descenso del nivel de vida en un 20% entre 2012 y 2013.

La ventaja menos discutible que conlleva esta devaluación interna afecta directamente a las exportaciones. Una rebaja de los costes salariales abaratará los costes de la empresa, que podrá mejorar su competitividad, y esto es importante en el caso de las empresas exportadoras. Pero como dijo el propio Fernández Ordóñez en aquella conferencia, "si desde el principio de la Unión Monetaria hubiéramos contado con los instrumentos que se han aprobado últimamente, seguramente la actual crisis de la eurozona no hubiera explosionado, puesto que no se hubieran alcanzado los niveles de divergencia, en términos de competitividad, endeudamiento excesivo o déficit públicos, entre sus miembros que ahora estamos tratando de corregir". El problema es que los avances ahora logrados no tienen casi repercusión en la situación actual ni en nuestro problema más inmediato, cinco millones de parados, explicó.

Ahora, sindicatos y patronal parecen haber sentado las bases de la flexiseguridad, un concepto que remite a la completa desrregulación del mercado laboral y de la negociación prácticamente vis a vis entre empresario y trabajador. Pero el problema es qie no trata únicamente de bajar los salarios y de rotar en los puestos de trabajo, sino también, y simultáneamente, de un Estado fuerte capaz de recoger a los trabajadores en los periodos de desempleo, de volverlos a formar rápidamente y de encontrarles un nuevo trabajo temporal.  Y más con los más de cinco millones de desempleados que vaticina la Encuesta de Población Activa. Este año habrá 200 millones de desempleados en el mundo, pero pueden llegar a los 204 millones si la desaceleración se materializa y el crecimiento mundial cae por debajo del 2 %, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los datos se extraen del informe Tendencias Mundiales del Empleo 2012 de la OIT, que predice diferentes escenarios en función del crecimiento, estancamiento o empeoramiento de la economía mundial. En caso de un escenario de desaceleración o de recesión, la cifra se dispararía hasta los 204 millones en 2012 y los 209 en 2013. Si la recuperación se produjera, especialmente en la eurozona, la predicción sería de 199 millones en 2012, lo que no alteraría la tasa de desempleo del 6 por ciento.

Lea también:

Sindicatos y patronal se ponen de acuerdo en 'rebajar' el sueldo, con alzas del 0,5% en 2012
- En qué nos afecta una recesión de la economía este año
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2482 | yo - 25/01/2012 @ 11:29:02 (GMT+1)
    acabaremos viendo a trabajadores que para llegar a fin de mes tengan que pedir limosna... de vergüenza

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.