www.diariocritico.com

El presidente de Banco Santander reclama más rapidez

Las recetas de Emilio Botín para salvar la crisis: 'dolorosas pero imprescindibles'

Las recetas de Emilio Botín para salvar la crisis: 'dolorosas pero imprescindibles'

> Salarios ligados a la productividad
> El aumento de provisiones debe hacerse en un año
> Cumplimiento riguroso con Bruselas
> Venta de entidades no viables

martes 31 de enero de 2012, 15:06h
"Esto tiene que estar terminado para junio". Emilio Botín, presidente de Banco Santander, hacía suyas las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando hace unos días apremiaba a concluir la reforma financiera antes del verano. Y con esa premisa, la de tomar con rapidez las decisiones que hacen falta, Botín ha dado varias claves de las reformas que a su juicio, necesita España, y que son "dolorosas pero inevitables, no sólo pàra los ciudadanos, para funcionarios, banqueros, políticos..." La primera, la de ligar los salarios a la productividad, "una de las claves de una reforma laboral que tiene que crear empleo y devolver la confianza al empresario".

- El Santander ganó un 35% menos en 2011 al optar por sanear sus cuentas
Con la advertencia de que la mejora de la economía europea sólo va a hacerse visible de forma clara, a partir de 2013, el presidente del Santander, ha señalado que en cuanto a España, "a diferencia del año 2011, que empezó mejor de lo que acabó, el año 2012 -aunque es un año muy difícil- va a ir de menos a más". Botín ha puesto como ejemplo de lo dura que está siendo la crisis los resultados de su propio banco en España. Hoy, sólo un 10% de los beneficios del grupo provienen de nuestro país, cuando en 2008 el procentaje era del 34%", ha explicado. Y a diferencia de otros años, no ha querido dar una previsión sobre beneficios o ingresos a término de este ejercicio. Sí ha asegurado que el dividendo al accionista se mantendrá en línea con los anteriores.

Y en esa línea, Botín ha reclamado "cuanto antes" una reforma laboral profunda, de calado, que de flexibilidad a las empresas y que establezca criterios de productividad en temas salariales". Es decir, dar protagonismo a los resultados empresariales frente a la inflación a la hora de negociar las subidas salariales y reducir la rigidez de los convenios. Donde no quiso ir más allá fue en si apoyaba la idea de un contrato único.

También la actuación de las instituciones europeas ha suscitado comentarios por parte del responsable del primer banco español. En este caso, Botín se mostró claramente descontento con la lentitud e insuficiencia de Europa, aunque expresó su confianza en que España logre cerrar el ejercicio 2012 con un déficit del 4,4%, de acuerdo a lo comprometido con la Unión Europea, y descartó de plano la posibilidad de que se pida una prórroga para su cumplimiento. "Lo que hay que hacer es cumplir con las normas de Bruselas, y estoy convencido de que el Gobierno va a cumplirlas", sostuvo Botín.


Reforma financiera

En cuanto a la reforma financiera, y a falta de conocer los detalles del proyecto que presentará el Gobierno el viernes tras el Consejo de Ministros, Emilio Botín ha asegurado que dicha reforma "debe finalizar cuanto antes" y que "hay que dar nuevos pasos", a pesar de que se ha avanzado mucho en el proceso de reestructuración del sector con la transformación de las cajas de ahorros y la reducción del número de entidades.

Botín sostiene  que la exigencia de provisiones adicionales sobre activos inmobiliarios por importe conjunto de unos 50.000 millones de euros, "va en la buena dirección".El presidente del Banco Santander ha abogado por que las entidades financieras culminen el saneamiento de sus balances por su exposición al 'ladrillo' durante el presente ejercicio, y por que se limite el uso de fondos públicos. "Cada entidad deberá hacer sus propias provisiones limitando el uso de fondos públicos, y en este ejercicio en su totalidad", aconsejó.

Durante la presentación de los resultados anuales del Santander, el presidente del primer banco español ha subrayado que las provisiones "deberían constituirse este ejercicio en su totalidad" y que cada entidad deberá hacer sus propias provisiones limitando el uso de recursos públicos.


Los políticos tienen gran culpa

Botín, ha asegurado que "hay que echarles una culpa muy grande a los políticos" de la crisis económica, frente a la entidad cántabra, que tiene "muy poca culpa" de la difícil situación que atraviesa España. "Eso está muy claro", sostuvo. El presidente del primer banco español recalcó que "quien lo ha hecho mal aquí son los políticos", que no han sabido manejar la situación, si bien prefirió no especificar a quiénes ni a qué partidos se referían dichas críticas.
 
Botín, que hizo esta reflexión sobre qué parte de la crisis económica es imputable al comportamiento de la banca, defendió que se marquen diferencias en cuanto a la responsabilidad de entidades en función de su comportamiento concreto. En este sentido, incidió en que el Banco Santander "ha pagado sus impuestos y no ha contado con ayudas públicas" con coste al erario, a diferencia de otras entidades, que sí han tenido dicho respaldo. "Hay bancos y bancos", argumentó Botín.
 
Sobre si el Santander debería haber hecho algo diferente en el pasado, el presidente del primer banco español dijo que podría haber prestado menos dinero al sector inmobiliario, si bien se declaró "contento" de que su cuota de mercado en este segmento sea inferior a la media.
 
Al ser preguntado sobre si tiene interés en comprar entidades en España, Botín reconoció que la entidad ha presentado una oferta no vinculante por Unnim, nacionalizada por el Banco de España por sus problemas de solvencia, y apuntó que analizará las oportunidades que se presenten en este sentido, aunque no tiene "ninguna inversión pendiente".
 
En la rueda de prensa para presentar los resultados anuales, a Botín también le preguntaron si le preocupa el futuro de Bankia, entidad fruto de la fusión de siete cajas de ahorros liderada por Caja Madrid y Bancaja, que ha recibido un préstamo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a un tipo de interés del 7,75%. "Bankia es una gran franquicia. Está en este momento haciendo procesos de ajuste y estoy seguro de que saldrá adelante", respondió Botín en reiteradas ocasiones.

- El Santander ganó un 35% menos en 2011 al optar por sanear sus cuentas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios