www.diariocritico.com

¿Estamos locos o qué?

La columna de Gema Lendoiro: ¿Le merece la pena a Arantxa Sánchez-Vicario tanta maldad?

La columna de Gema Lendoiro: ¿Le merece la pena a Arantxa Sánchez-Vicario tanta maldad?

martes 07 de febrero de 2012, 09:03h

Como muchos españoles el sábado me quedé perpleja al leer LOC y encontrarme con unas sorprendentes declaraciones de la ex tenista Arantxa Sánchez-Vicario en las que dice de sus padres de todo menos bonito. La madre respondió el lunes a través de un comunicado desmintiendo todo y hablando del profundo dolor que todas estas manifestaciones les están causando a ella y a su marido que lucha desde hace dos años contra un cáncer de intestino y , además, con un incipiente alzheimer. Poca broma.

Sea cual sea la verdad, incluso si la deportista tuviera razón, creo que su actitud es indigna, desmedida y desproporcionada. Por mucho que esos padres haicieran las cosas mal, seguro que lo hicieron pensando en su bien. Actuaron con la libertad de elegir lo que creían mejor para ella y desde su punto de vista se equivocaron. Estaban en su derecho de hacerlo. Exactamente igual que lo está ahora Arantxa de hacerlo con sus dos hijos. Hijos que, por cierto, crecerán y puede revolverse contra ella tal y como ella está haciendo ahora con sus padres.

Que publique un libro cargando contra ellos está fuera de todo honor y respeto hacia ellos. ¿Han sido malos con ella? ¿no hubiera sido más fácil resolverlo entre las paredes de la casa o a través de los abogados? ¿Qué necesidad hay de hacer ese daño? ¿Responde a una venganza? ¿Hacia unos padres? Es mezquino su comportamiento. Y rastrero. No tiene nombre.

Arantxa se ha dejado ver este verano en compañía de su marido e hija (embarazadísima ya del segundo) con Borja y Blanca Thyssen, otra pareja que tal baila y muy aficionada a airear sus trapos sucios a través de las portadas de Hola (que a este paso se va a parecer a Sálvame) El hecho de convivir con ellos quizás ha convencido a Arantxa para copiar malos hábitos y convertirse en una frikie en lugar de conservar el recuerdo que todos tenemos de ella. 

Ya digo que haya pasado lo que haya pasado (exceptuando malos tratos y otros delitos que dudo que sucedieran en este caso) lo que ha hecho Arantxa es una gran maldad. Que además puede costarle la salud y la vida a un padre ya enfermo. La vida es muy larga. Los padres, esos señores que a nuestros ojos pasan por ser diferentes personas a lo largo de nuestras vidas (imprescindibles, pesados, ignorantes, necesarios y de nuevo imprescindibles en nuestra madurez) se nos hacen tan necesarios que es difícil entenderlo en su plenitud hasta que no los tienes (servidora los tiene vivitos y coleando y que el Señor me los guarde muchos años con salud).

Puede que la ex tenista dentro de unos años se arrepienta de todo el daño (innecesario) que está causando ahora mismo. Pero quizás cuando eso suceda sus padres ya no estén para pedirles perdón y llorar amargamente entre sus brazos. Y si eso sucede entonces cargará con un remordimiento de conciencia que ahora mismo es incapaz de sopesar y calcular. Cuidado Arantxa, la vida es muy larga y las oportunidades de rectificar, pocas. Además, el apoyo de quién ahora crees que tienes sin reservas se puede esfumar. El de los padres nunca se va, es perenne (salvo los desnaturalizados y los tuyos, te pongas como te pongas, no lo son, es imposible)
Espero que las malas lenguas sean eso, malas, y no te haya movido a hacer todo esto tus problemas con el fisco porque sería un fiasco. Otro mito que se nos cae. Menos mal que Nadal no nos falla

Sígueme en twitter

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios