www.diariocritico.com

#planesparael14defebrero

San Valentín: lecturas para despechados con Cupido

jueves 09 de febrero de 2012, 09:16h
Se acerca San Valentín, y desde la editorial Eutelequia se suman a los #planesparael14defebrero proponiendo 5 libros pensados para corazones solitarios (o emparejados, pero no convencionales). Además, quienes compren sus ejemplares en las librerías madrileñas Rafael Alberti, Antonio Machado, Tipos Infames, La Central y La Buena Vida, puede encontrar una sorpresa entre sus páginas:  un naipe con el que ganarán no una partida, sino una botella de vino que hará más agradable aún la lectura.

  • Eutelequia


  • Eutelequia


  • Eutelequia

'¡Oh Janis, mi dulce y sucia Janis!', de Patxi Irurzun

"Nuestro amor, en definitiva, duró sólo unos días, lo que dura una bolsa de basura en el cubo, debajo de la fregadera".

En los años 80, Dick Grande, un barrendero heavy de Pamplona se convierte accidentalmente en estrella internacional del porno. ¿El secreto de su éxito? Su privilegiada herramienta de trabajo (la "blakandeker"), sí, pero sobre todo su aspecto de hombre vulgar: tirillas y difícil de ver, cuando aparece en sus películas haciendo el amor con las mujeres más hermosas del mundo, los hombres solos, tristes y rotos creen que pueden ser como él. Es un hombre insatisfecho, que solo persigue desesperadamente el corazón de la mujer que le introdujo en el mundo del porno: la dulce y sucia Janis. Brutal y tierna, soez y poética, animal y, por ello, terriblemente humana, ¡Oh, Janis, mi dulce y sucia Janis! se convierte, bajo la apariencia de una novela de género (erótico) en un pimpampum social que no deja títere con cabeza y un artefacto infalible para hacer reír a mandíbula batiente mientras una pantera resopla en nuestra entrepierna. Por fin una novela atrevida (que antes fue novela-blog y recibió medio millón de visitas), escrita a tumba abierta por un autor valiente para lectores valientes cansados de leer solapas de libros que nunca cumplen lo que prometen.

Los hombres de mi almohada, de Noelia Jiménez

"Tengo un ojo clínico para esto de los amores correspondidos..., especialmente si se trata de mí".

Más de diez millones de almohadas soportan cada noche una sola cabeza sobre ellas. Y eso sólo en España. Pero no siempre. El hueco de al lado, muchas veces, tiene ocupante. Algunos roncan. Otros, simplemente, pasan por allí, hacen lo que pueden, se visten y aquí paz y después gloria. Y los hay que no llegan a posar sus pelos sobre el almohadón pero se meten en la cabeza ajena hasta el punto de que se adueñan de la almohada en cuestión durante una buena temporada. Dentro de esos millones de singles, una buena parte son mujeres con un extraño imán que les hace atraer cifras obscenas de cenutrios en un radio de mil kilómetros a la redonda. Pero, ¿por qué dejar que dichos zoquetes mueran en el olvido de un almohadón inmaculado cuando su caricatura puede conjurar al menos una sonrisa en otras tantas mujeres ávidas de justicia sentimental? Si no puedes con tu enemigo, ríete de/con él.
La enfermedad del lado izquierdo, Esteban Gutiérrez Gómez.


La enfermedad del lado izquierdo, de Esteban Gutiérrez Gómez

"Y todo lo que tiene que ver con el corazón es definitivo."

El destino no está escrito. No al menos en un cuaderno de hule azul. Y no, desde luego, por otra persona. La enfermedad del lado izquierdo es la historia de un hombre que se rebela contra una vida cuadriculada y paralizante; contra las absurdas normas domésticas que anota su mujer en ese cuaderno (cuándo debe ducharse, cuándo hacer el amor...); contra un trabajo estresante y deshumanizado; en definitiva, contra una existencia que poco a poco enferma la parte del cuerpo en la que se aloja el corazón. Como los viejos marinos que alargaban la línea de la vida acuchillándose la palma de la mano, el protagonista decide trazar él mismo su destino, dar una nueva oportunidad al amor, encontrar las respuestas en el viento, entre otros náufragos del materialismo y la prisa. Una novela con reminiscencias beats, que recupera el espíritu hippie despojándolo de complejos gracias a la fina ironía con que es narrada. Una gran metáfora en forma de flor salvaje.


'Sueños de bolsillo', de Francesco Spinoglio

"En mis sueños el amor era posible, pero en la realidad adquiría matices utópicos."

Sueños de bolsillo es básicamente la historia de un mundo que todos conocemos bien, el de la esperanza y la desilusión con el que a diario los seres humanos tenemos que enfrentarnos. El niño protagonista se llama Tommaso Rossi, mientras que el pueblo no tiene nombre, pues seguro que no es muy diferente de cualquier otro pueblo del planeta, ni tampoco lo seria esta historia si estuviera ambientada en España, Francia o Inglaterra. De hecho, es probable que sea mas o menos la misma. Es la historia universal de la lucha contra la inercia, entablada por idealistas capaces de arriesgarlo todo por un sueno que no ve nadie excepto ellos, tipos que nadan contracorriente. Así pues, antes de que la humanidad se convierta en polvo, mil generaciones de sonadores como Tommaso vendrán a la vida con su maleta de ilusiones y harán que el mundo donde vivimos parezca un lugar más emocionante y lleno de vida. Empeñarse en vivir o empeñarse en morir: es la pura verdad.


'Diario de un escritor delgado', de Germán San Nicasio
"Cuando salta la primera chispita de amor, por frágil que pueda parecer, automáticamente hay que ponerse en lo peor."

Diario de un escritor delgado es la historia de un hombre ingenuo y primitivo que unos días contempla la vida desde el optimismo más beligerante y otros desde el más profundo desaliento. Sobre unas cosas parece tener las ideas muy claras, sobre otras no tanto, pero su peculiar sentido de la realidad siempre le está empujando a dejar testimonio de todo. Cualquier incidente cotidiano, por insignificante que pueda parecer, le sirve como excusa para ejercitar el lenguaje achulado y en ocasiones barriobajero que le caracteriza, y mientras se cuenta a sí mismo sus andanzas y chismes íntimos, aprovecha para hacer una crítica, a pequeña escala, del mundo mediocre y ruin que le rodea, disparando en todas direcciones sin pensar en las consecuencias. De modo que al final, entre introspección y autoexamen, nuestro escritor delgado consigue enhebrar sus anotaciones para que el anecdotario del día a día acabe cobrando forma de memoria imaginada.
Diario de un escritor delgado es la historia de un hombre ingenuo y primitivo que unos días contempla la vida desde el optimismo más beligerante y otros desde el más profundo desaliento. Sobre unas cosas parece tener las ideas muy claras, sobre otras no tanto, pero su peculiar sentido de la realidad siempre le está empujando a dejar testimonio de todo. Cualquier incidente cotidiano, por insignificante que pueda parecer, le sirve como excusa para ejercitar el lenguaje achulado y en ocasiones barriobajero que le caracteriza, y mientras se cuenta a sí mismo sus andanzas y chismes íntimos, aprovecha para hacer una crítica, a pequeña escala, del mundo mediocre y ruin que le rodea, disparando en todas direcciones sin pensar en las consecuencias. De modo que al final, entre introspección y autoexamen, nuestro escritor delgado consigue enhebrar sus anotaciones para que el anecdotario del día a día acabe cobrando forma de memoria imaginada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios