www.diariocritico.com

Crítica del disco

'La casa de la bruja' de Última Experiencia, un disco que esconde un tesoro

'La casa de la bruja' de Última Experiencia, un disco que esconde un tesoro

lunes 13 de febrero de 2012, 11:21h
Un susurro, una guitarra psicodélica y una melodía con los mejores aromas de Haight Ashbury dan comienzo a un tema que, como el resto del disco, no es lo que parece. 'La casa de la bruja' se rompe en un tema blues rockero que se libera con un solo de guitarra que encierra los mejores aromas de Johnny Winter y Rory Gallagher. Aunque a diferencia de la tarta de la portada, un apetitoso trozo que a medida que te acercas descubres que está lleno de gusanos, el primer trabajo de Última Experiencia deja un grato regusto en su primera escucha pero mejora con cada nuevo bocado.

'Ladyizabella' es el single de presentación, una canción con solera que llevan tocando desde hace varios años en directo. Es uno de sus temas más directos y el que más les emparenta con el hombre cuyo influjo les dio nombre, Jimi Hendrix. En particular con su Experience y sus tres primeros discos. Aquí Miguel Ángel se puede explayar a su gusto vistiéndose el disfraz de 'salvaje ángel azul'. Pero es con la siguiente canción con la que me han robado el corazón. 'He muerto hoy' tiene una melodía por la que cualquier compositor daría una mano. La letra y la forma de cantarla embriagan al oído con un sentimiento lleno de nostalgia. Es un tema con un poco de 'americana', bastante de pop y mucho de Última Experiencia. ¿La canción del año? Por ahora, sí.

Claro que lo bueno no se ha acabado, 'Lo sentido' nos hace soñar con príncipes y princesas, con castillos de arena, con trovadores y, lo que es más importante, con el mejor Peter Green de Fleetwood Mac. El blues siempre ha ocupado un lugar muy importante en el corazoncito de los chicos de Última Experiencia y aquí sacan a paseo su pasión por el mejor blues soul del sur de los EEUU. Sería un tema perfecto para una colaboración celestial entre Otis Redding y B.B. King.

'Janet the planet' es una canción muy especial para el grupo y Janet 'herself' una persona importantísima para la banda. La primera parte tiene un burbujeante regusto psicodélico aunque lo mejor viene al final con un subidón en forma de orgasmo guitarrero. 'Tu único delito' es una prueba más del gusto por las melodías de la banda. Una preciosa gema pop que esconde lirismo y sofisticación. 'Carnaval' demuestra que estos chicos no han escuchado sólo música anglosajona emparentándose con grupos de aquí como Los Enemigos o 091, aun así el sonido del grupo es suyo propio, Última Experiencia al 100%.

'La espiral' es el tema más contundente del disco, una canción digna de un grupo que suele cerrar sus conciertos con el 'Paranoid' de Black Sabbath. Un nuevo punto a favor de una banda con amplitud de miras. ¿Acaso no te pueden gustar los Beach Boys y Motörhead? ¿Acaso el grupo más importante de la historia no cantaba 'In my life' y 'Helter Skelter'?

El breve intervalo acústico de 'Sube la marea' nos transporta hasta esos 'Castillos' en los que se citan fluidos rosas y zeppelines. Una de las grandes canciones del disco en la que parece escucharse a Hendrix tocando en la cara oculta de la luna. Pero no, no es Jimi, ni tampoco Gilmour, es un chaval español que si sigue así tendrá a varios chicos soñando con castillos en los que tocar como Miguel Ángel Ariza.

Después de una de las canciones más densas, viene un nuevo ramalazo pop, 'La sensación', una canción que se podría emparentar con el power pop. Pero si lo escuchas detenidamente en dos canciones tan distintas como 'Castillos' y 'La sensación' siguen sonando a ellos mismos. Mucho de esto tiene que ver con una sección rítmica que se complementa a las mil maravillas.

Para el final, se guardan otra de las perlas del disco, una especie de rockabilly country en la que se conjuran los fantasmas de Johnny Cash y Scotty Moore, porque, a pesar de Hendrix, Beatles o Jimmy Page, el mayor ídolo del autor de estas 11 canciones no es otro que el Rey Elvis. ¿A que no se lo imaginaban? Es lo que tiene la falta de prejuicios y tener las orejas abiertas.

Sus críticos dirán que son revivalistas, pero esos mismos elevarán a los altares al siguiente grupo que suene a Krautrock o a otro que mezcle Dixieland con hip hop, no dejan de ser etiquetas y modas. Citar a Hendrix, Beatles o Led Zeppelin no es el colmo de la originalidad pero sí que es sincero. Si te gusta el rock y no eres uno de esos agoreros que anuncian su muerte a los cuatro vientos, siempre volverás a los grandes.

Quien piense que estos chicos no han inventado nada estará en lo cierto, pero quien quiera seguir haciendo canciones compuestas para guitarra, bajo y batería sabe que la originalidad es un bien casi desaparecido del rock. ¿Fueron los Strokes originales? ¿Los White Stripes? ¿Drive By Truckers? ¿Acaso los Black Keys? ¿Lo es incluso Wilco? La respuesta es no, pero todos estos grupos tienen algún disco que pasará el test del tiempo, todos ellos, sin ser el colmo de la originalidad, suenan a si mismos. Lo que les destaca de otros grupos está en el que, esperemos, sigue siendo el elemento más importante de la música, las canciones.

Eso es lo que aporta Última Experiencia, canciones. En concreto, las 11 que pueblan 'La casa de la bruja'. Conviértanse en Hansel y Grettel y no les de miedo entrar. Una vez dentro no sabrán cuál de las 11 golosinas les gusta más. Puede que esta no sea la crítica más parcial del mundo, uno no puede ser parcial con las cosas que le gustan, pero es totalmente honesta. Ahora es el momento de que juzguen ustedes.


Conciertos de la gira:
16 de febrero: Sala El Sol . Madrid (presentación oficial del disco: LA CASA DE LA BRUJA)
26 de febrero: Sala Ensanche. Vigo
10 de marzo: Santander
14 de abril:. Sidecar. Barcelona
20 de abril: Pranta Bja. Granada
18 de mayo: Sala Matisse. Valencia


Página oficial de Última Experiencia

  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios