www.diariocritico.com
Una tormenta en la bañera

Una tormenta en la bañera

miércoles 15 de febrero de 2012, 08:02h
Sólo faltaba esto. Por si no teníamos problemas superlativos de distinto tipo, ahora resulta que se generan inesperadamente burbujas mediáticas desestabilizadoras. Durante 48 horas una información especulativa de la agencia Reuters aseguró que la Comisión Europea estaba convencida de que el Gobierno de Rajoy había engordado la cifra de déficit, con el objetivo de que al final de este ejercicio anual la reducción pareciera mayor. Y pese a los desmentidos del Gobierno, la mayoría de la oposición, la útil y la que no lo es tanto, se compró interesadamente la especulación.

Claro, tras la aclaración de la Comisión Europea de que la especie es "categóricamente falsa" y que Bruselas "no tienen duda alguna de las cifras españolas de déficit", nadie en la oposición ha cerrado filas con el país, dejando así claro que el Gobierno de España, elegido por una gran mayoría de ciudadanos, no está formado por cuatro pelagatos, que mienten por vocación o por pequeñas ventajas políticas. Lástima que al no defender la institucionalidad gubernamental, ésta "útil" oposición esté laminando la credibilidad del país. No importa que todo este asunto sea en realidad una tremenda tormenta en la bañera; lo importante es que ha servido de prueba empírica para medir el grado de lealtad de la oposición.

Cuando estas cosas sucedían durante el Gobierno de Zapatero -y vaya si sucedieron- todos rechazábamos la inmediatez del PP para rentabilizar los mentirosos globos mediáticos. Por eso el principal partido de la oposición aseguró la noche de las elecciones, cuando ya se conocían los resultados, que de ningún modo iban a realizar una oposición tan cicatera e insolidaria como la que había realizado el Partido Popular. Y muchos acogimos estas declaraciones con esperanza. Lamentablemente, la dura realidad nos despierta del sueño.

En este patio, tanto la derecha como la izquierda parecen dispuestas a comprarse cualquier especulación que favorezca sus intereses inmediatos, sin importarles demasiado si con ello sale perdiendo la credibilidad del país. Algo que se ha puesto también de manifiesto con las nuevas valoraciones de las Moody's y compañia, tirando a la baja la deuda española. El Gobierno ha respondido rápidamente a este otro tipo de juego mediático de las agencias de valoración, pero el silencio de la oposición ha sido sepulcral. Puedo parecer reiterativo, pero la falta de sentido de Estado que evidencian las fuerzas políticas españolas de cualquier signo es descomunal y no hay prueba que surja por delante que no se precipiten a demostrarlo con fruición.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios