www.diariocritico.com

Sindicatos responsables, trabajadores prudentes

martes 28 de febrero de 2012, 19:12h
Estos días ha pasado prácticamente desapercibida -no es el caso de Diariocrítico de Catalunya- el expediente de regulación de empleo presentado por Comisiones Obreras de Cataluña con un volumen de trabajadores afectados equivalente a 50 jornadas de trabajo.  Sorprende que un sindicato que hace bandera de la defensa de los puestos de trabajo recurra ahora a uno de los mecanismos a que se acogen las empresas en crisis o no tan en crisis.

Está bien que ocurra porque demuestra madurez en un sindicato en su función de empresa contratante. Quizás a partir de ahora mirará con otro prisma la negociación colectiva y los convenios de empresa que ahora se disparan al hilo de la reforma laboral.

A caballo de esta noticia protagonizada por Comisiones, se ha producido una conjunción de noticias de orden sindical que invitan a un cierto optimismo. Parece que la crisis está atemperando los ánimos y que la prudencia y sensatez se apodera de las asambleas. Un ejemplo lo encontramos en la desconvocatoria de huelga en los autobuses y en el metro de Barcelona, movilizaciones que pretendían paralizar la ciudad en pleno congreso de móviles, una oportunidad de oro para ganar -o perder, en este caso- crédito. La contundencia de las palabras del líder de UGT, Josep María Álvarez, contra la CGT, que movía los hilos del conflicto en TMB, tampoco era habitual.

También es verdad que no hay que exagerar el alcance de una huelga. Este martes los ferrocarriles franceses habían parado, y también los controladores aéreos en Frankfurt. Dos plazas fuertes de la economía europea. Huelgas generales y paros sectoriales los ha habido siempre y no por eso se tiene que ver afectada negativamente la imagen de un país o de una ciudad. Pero más vale haberlo detenido a tiempo. Y además, en el caso del metro, por votación secreta de los trabajadores.

¿Quiere esto decir que cuando los trabajadores no se sienten coaccionados con el voto a mano alzada, bajo la mirada inquisidora de los compañeros "liberados", votan con el corazón y con la cabeza y no bajo los impulsos de una supuesta "mayoría"?. Quizás.

En cualquier caso, la crisis económica, el incremento de las cifras de paro y la pérdida de poder adquisitivo por la reducción de sueldo de los funcionarios, están minando la resistencia de muchas familias. Sabiendo que el derecho legítimo de huelga va acompañado del consabido descuento en el sueldo por los días de paro, los trabajadores se lo piensan dos veces antes de apuntarse al bombardeo de una protesta sindical sonada.

Bienvenida sea la prudencia, la sensatez y la responsabilidad en nuestros líderes sindicales. Si es que estos movimientos recientes sin sinceros y no tácticos y tacticistas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios