www.diariocritico.com

Crítica de la película

'La fría luz del día': Postales descolocadas de Madrid

'La fría luz del día': Postales descolocadas de Madrid

miércoles 04 de abril de 2012, 12:52h
'La fría luz del día' es un thriller bastante mediocre que recurre a lugares comunes y tópicos de este tipo de cine, con una dirección que quiere dar brío y tensión y lo único que consigue es emborronar (aún más) el resultado. Lo más divertido del caso es que lo de los lugares comunes en esta ocasión es textual. Rodada en Madrid, el director Mabrouk El Mechri no ha perdido la ocasión de sacar todos y cada uno de los lugares más emblemáticos de la capital, eso sí logrando con su ausencia de raccord que la película se convierta en una involuntaria comedia a ojos patrios.
A esto también ayudan cosas como la presentación de los policías españoles mientras juegan su partidita de cartas, si llegan a estar echándose una siesta las risas se hubiesen oído hasta en San Francisco. Volviendo a la película, tiene su aquel que la película que dio fama a El Mechri fuese 'JCVD', un falso biopic de la estrella del cine de acción Jean Claude Van Damme en la que intentaba una vuelta de tuerca autoparódica del género. Puede que 'La fría luz del día' sea una vuelta de tuerca más, pero esta vez el giro ha sido de 360º ya que si su intención era la parodia, esto se asemeja demasiado al producto parodiado.

No parece desde luego que Bruce Willis se esté parodiando a si mismo, sino más bien un pálido reflejo en modo off de su conocido John McLane. Sigourney Weaver está bastante mejor en un papel en el que vuelve a sacar toda la mala leche de la Ripley de 'Aliens: el regreso', eso sí, sin pasarse. De todas formas y, a pesar de estos grandes nombres, el protagonista absoluto es Henry Cavill, dando vida a un joven que se ve envuelto en una trama de espías, con la CIA y el Mossad de por medio, en la que verá cómo secuestran a su familia. Su papel da para poco más que tener una de las persecuciones corriendo más largas que se recuerdan. Desde Ciudad Universitaria hasta más allá del Parque del Retiro en poco menos de cinco minutos. Quizás su futuro esté en otra ciudad, concretamente el Londres olímpico. De la participación española, Verónica Echegui no tiene muy claro que pinta en esta película (al igual que su personaje) y Óscar Jaenada se lo pasa en grande dando vida a una especie de narcotraficante colombiano dueño de la discoteca Fabrik.

Todo huele a despropósito pero si se ve con otros ojos puede que la película oculte un clásico cómico para los conocedores de Madrid. Uno en el que los actores salen del metro de Puerta del Sol (sic) a la estación de Atocha, para un segundo después volver a Sol. En el que puedes ir contando todos y cada uno de los monumentos representativos que salen, Cibeles, Puerta de Alcalá, Plaza Mayor, el Rastro, Santa Ana o la mencionada Puerta del Sol, para terminar en la plaza de toros de Ventas con decenas de agentes del Mossad portando metralletas... si será verdad lo de que 'Spain is different'.

Vea también:

'La cazarrecompensas': Bridget Jones se mete en una de Van Damme
'Blancanieves (Mirror, mirror)': Descendiente directa de 'La princesa prometida'
'Al borde del abismo': Una buena idea desperdiciada
'Tan fuerte, tan cerca': Extremadamente lacrimógena, increíblemente sensiblera
'Mi hijo y yo': El Billy Elliott francés juega al rugby
'John Carter': Viviendo bajo la sombra de 'La Guerra de las Galaxias' y 'Avatar'
'En tierra de sangre y miel': Angelina Jolie nos empacha de horror
'Indomable': Un Bourne en femenino con resultados mediocres
- 'La invención de Hugo': ¡Qué grande es el cine!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios