www.diariocritico.com

Cuatro cafés

jueves 19 de abril de 2012, 17:15h
    Uno de los problemas que tienen bastantes políticos españoles es que no salen a la calle. No es demagogia, porque no es un hecho extraordinario, acercarse a una frutería en el centro y ver cómo hay señora jubiladas que van mirando al céntimo lo que compran, que incluso devuelven una mandarina si se les ha ido del presupuesto. Eso no hay que buscarlo mucho, porque se ve, está ahí, delante de nuestras narices.
   
 Esas señoras (y señores) a las que no han visto nunca la cara ni José María Echániz, consejero de Sanidad de Catilla-La Mancha, ni Luis Fernanda Rudi, presidenta de Aragón, son un montón. Incluso se ven en una situación así quienes cobran pensiones algo mayores que las no contributivas. Y se lo tienen que pensar seis veces antes de tomarse un café de 1,10 euros (no de 2) que cuesta en un bar modesto del centro de Madrid.
   
Podrían buscarse ejemplos mejores para quitarle importancia al pago de medicamentos por los pensionistas. Por ejemplo, con los 18 euros harían falta 160 pensionistas para comprarse un traje a la medida de Camps. Y cien pensionistas que dedicaran sus euros de las medicinas a eso podrían, entre todos, alquilar los servicios de una prostituta en Cartagena de Indias.
   
 Y entre todos los pensionistas de España, comprar un megáfono para decirles a estos señores que carecen de escrúpulos. Porque nos quieren contar que una pensión de lujo, de 1.200 euros, da para muchos cafés, cuando el pensionista, de paso, está aguantando el paro ya extinguido de su hijo y su nieto.
    
Que les den con sus ejemplitos, que les den.


Lea también:
- El PP dice que "sólo son cuatro cafés" lo que valdrán ahora las medicinas
- Mato instaura el copago farmacéutico y ataca el 'turismo sanitario'
- Catalunya ve insuficiente la reforma; Andalucía cree que ataca a lo público
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios