www.diariocritico.com
Yak - 42: ¿Y del 'ministrillo', qué?

Yak - 42: ¿Y del 'ministrillo', qué?

sábado 21 de abril de 2012, 18:25h
La noticia del indulto aprobado por el Gobierno a tras mandos militares por la errónea identificación de los cuerpos del accidente del Yak-42 - indulto parcial, al estar una parte recurrida ante el Constitucional - ha sido objeto de numerosos comentarios en las redes sociales y a píe de información en Diariocrítico. No podía ser de otra manera, habida cuenta del impacto que el hecho tuvo y de la manera que se desarrollaron las actuaciones posteriores.

La gran culpable tiene un nombre: la prisa. No se la puede juzgar, obviamente. Pero el por qué de esa prisa y los máximos responsables a la hora de ordenarla, si podrían haber sido objeto de investigación y procesamiento, en su caso. Y no lo fueron.  Y tampoco se supo el nombre de aquel cargo del ministerio de Defensa quién, según se publicó entonces, a la vista de los 64 féretros a pie del avión que los traslado a Madrid, comentó que esas imágenes darían muy bien en televisión.

Los comentarios son de indignación en general y hay quien señala que los implicados de la trama Gurtel, por ejemplo, podrán dormir más tranquilos a partir de ahora. La identificación de los cadáveres, con féretros con restos cambiados e incluso mezclados, como se supo después, fue una de las vergüenza nacionales de entonces en todos los órdenes. Y desde el punto de vista militar concretamente, la vergüenza fue mayor, por todo lo sucedido y por la "valentía" del entonces ministro, Federico Trillo, - conocido entre los mandos militares como el "ministrillo" - echando la culpa de todo a sus subordinados en un acto de "amor a la responsabilidad y decisión para resolver" - ¡manda cojones, señor Trillo - que avergonzó hasta algunos de sus partidarios uniformados.

Pero el ministro de entonces no fue procesado siquiera. A la vergüenza ajena, se sumó la desconfianza en la Justicia, una vez más. Y se aprovecharon del silencio al que están, lógicamente obligados, los militares, por muy grande que fuera su indignación.

Se puede estar de acuerdo con el indulto o no, sea por razón del informe legal o para pagar silencios prestados, pero no se explica que ni siquiera se imputase  a quien fuera el primer responsable de aquella barbaridad. Algunos seguimos sin entenderlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios