www.diariocritico.com
La pelea por RTVE, un espectáculo deleznable

La pelea por RTVE, un espectáculo deleznable

martes 24 de abril de 2012, 09:47h
No se cansan, son inasequibles al desaliento: PP y PSOE siguen mucho más interesados en la competencia entre ambos que en las necesidades urgentes que tiene el país. Ahora le toca el turno a RTVE y los otros organismos cuya acefalia es la clara expresión de esa incapacidad de acopiar un poco de sentido de Estado que tienen estas fuerzas políticas.
A ningún ciudadano con dos dedos de frente le cabe en la cabeza que no sea posible ponerse de acuerdo para encontrar un profesional entre los miles que hay defensores de la imparcialidad de la televisión pública. Simplemente no quieren. Ya lo venimos diciendo: ninguno de los dos tienen voluntad alguna de consenso. Ambos le mienten descaradamente al país cuando aseguran por separado que la tienen y, en realidad, no hacen otra cosa que insultar la inteligencia.
Todo su empeño está puesto en cómo lograr que el otro meta la pata. El PSOE no quiere llegar a un acuerdo para ver si consigue que el PP resbale. Y vaya si lo ha hecho, al proponer una medida que rompe la regla de la mayoría cualificada para la renovación de la dirección de RTVE. Entonces el PSOE cree que ha obtenido la oportunidad buscada y florece en acusaciones de que el PP sólo busca adueñarse políticamente de los medios públicos de comunicación.
El cálculo del PP era el opuesto: mostrar de una vez la irresponsabilidad del PSOE al impedir el normal funcionamiento administrativo de esas corporaciones, que no pueden ni presentar su presupuesto. Pero lo ha hecho con una propuesta excesiva, ciegos otra vez al oleaje sociopolítico que afecta al país, como si sólo fueran capaces de operar en la lógica de sus propios electores y no frente al conjunto de la ciudadanía española.
Desde luego, ambos tienen interés en actuar como lo están haciendo. El PSOE no quiere mover ficha, porque considera que cualquier cambio en RTVE será peor para sus intereses políticos. Y el PP quiere moverla unilateralmente, porque cree que ya ha llegado el momento de compensar lo que consideran el desequilibrio informativo que hay en RTVE que les desfavorece.
Ahora, cuando se ha dado cuenta de su metedura de pata, el PP trata de mostrarse flexible y asegura que está abierto a la negociación para llegar a poder votar una dirección de RTVE por mayoría cualificada. Pero justo también ahora el PSOE se entusiasma con el calor de la calle y se lanza a la polarización política. Así que, lamentablemente, es muy poco probable que alcancen la mínima cordura que se necesita para elegir por consenso entre la gran cantidad de profesionales con sobrada calificación para dirigir la corporación.
¡De qué forma hay que explicarles a estos irresponsables, que sus intereses partidarios no son -ni de lejos- los intereses del país y que su pelea barriobajera nos va a llevar a la completa ruina!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios