www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Las nieves del Kilimanjaro': Héroes de la clase obrera

'Las nieves del Kilimanjaro': Héroes de la clase obrera

viernes 27 de abril de 2012, 12:03h
'Las nieves del Kilimanjaro' es una película con moraleja, un cuento moral en el que Robert Guédiguian se despacha a gusto contra una generación, la actual, que ha enterrado una lucha de clases que, según el director, sigue teniendo plena vigencia. Para ello ha construido una película hermosa, humanista y cargada de moralina.
Basándose en un poema de Victor Hugo, 'La gente pobre', que es el que da final a la historia, Guédiguian vuelve a sus orígenes y firma una película llena de conciencia de clase, con la que pretende desenmascarar una realidad que se niega incluso a utilizar la palabra obrero y que ha hecho que la gente trabajadora se enfrente entre ella, los que tienen un poquito más, contra los que tienen un poquito menos, los que pueden comprarse una casa con los que no o los nacionales contra los extranjeros. Para ello nos situa en Marsella donde un sindicalista de toda la vida es despedido junto a 19 compañeros en un sorteo que él mismo ha decidido para evitar la quiebra de su compañía.

Además la película refleja fielmente como la sociedad occidental, por primera vez en años, está perdiendo socialmente, una generación entera está a las puertas de vivir por debajo de lo que lo han hecho sus padres. Guédiguian pone el dedo en la llaga y la nueva generación sale perdiendo, son los hijos de la pareja protagonista los que se han conformado, los que, por decirlo en otra palabra en desuso, se han aburguesado. Sólo el personaje del joven obrero despedido a la vez que el protagonista se rebela contra esta situación, claro que lo hace de manera equivocada, robando y agrediendo a los protagonistas. 

Lo malo de todo esto es que al director se le ven demasiado las intenciones y, a veces, parece más una lección moral que una historia. Esa utilización al principio de la versión del 'Many rivers to cross' de Joe Cocker para emocionar al espectador tras el despido del protagonista es más propia de un telefilm que de un gran director como Guédiguian. Aun así la película va ganando en intensidad a medida que va avanzando y a partir del momento del atraco va subiendo como la espuma hasta el final.

Mucha culpa de esto la tienen un grupo de actores que resulta natural y ajustado a sus papeles. Entre ellos destaca el matrimonio protagonista, Jean-Pierre Darroussin, al que hace poco pudimos ver en 'El Havre' de Kaurismaki, como el héroe de clase trabajadora que verá su mundo trastocado tras el atraco y la esposa del director, Ariane Ascaride, que convierte a su personaje en el corazón de la película.

'Las nieves del Kilimanjaro' es buen cine social, ese que sigue planteándose preguntas difíciles y que, a la vez, trata de responderlas. Aunque lejos de ser perfecta, ese aire de discurso moral, la nueva película de Guediguian consigue remover conciencias.

Vea también:


'Kiseki (Milagro)': Aquellas pequeñas cosas
'Madrid, 1987': La rodilla de María
'La fría luz del día': Postales descolocadas de Madrid
'La cazarrecompensas': Bridget Jones se mete en una de Van Damme
'Blancanieves (Mirror, mirror)': Descendiente directa de 'La princesa prometida'
'Al borde del abismo': Una buena idea desperdiciada
'Tan fuerte, tan cerca': Extremadamente lacrimógena, increíblemente sensiblera
'Mi hijo y yo': El Billy Elliott francés juega al rugby
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios