www.diariocritico.com

La victoria de Hollande marca un punto de inflexión

Francia cambia la letra y la música de la crisis europea pero espera el castigo de los mercados

Francia cambia la letra y la música de la crisis europea pero espera el castigo de los mercados

> Las primeras respuestas al vuelco de color político son negativas

lunes 07 de mayo de 2012, 07:41h
Es el final del modelo de austeridad económica de Alemania para toda Europa. Ésta es la gran interpretación que todo el continente hace este lunes tras la victoria electoral de François Hollande y el socialismo en Francia, donde después de casi dos décadas arrebatan el poder a la derecha en la presidencia de la República. Ahora toca hablar a los mercados, que desconfían, 'a priori', de las políticas de izquierdas para salir de la crisis financiera.

> Crónica electoral, por Bárbara Jáuregui (corresponsal en París)
Angela Merkel ya ofrece sus brazos al ganador Hollande. Y no es para menos: la segunda potencia de la Unión Europea ha hablado y ha cambiado de timón para llevar el barco hacia la salida de la crisis. El pueblo galo, cansado del modelo de austeridad conservadora de Nicolas Sarkozy ha optado por el cambio, y con su decisión en las urnas, condiciona al resto del continente. Sobre todo a la política económica de la Unión Europea.

En sus primeras declaraciones como presidente electo de la República, el socialista Hollande dijo ser consciente de que "el cambio" producido en Francia es visto con esperanza en otros países europeos, que "esperan terminar con la austeridad". Por eso dijo que entre sus prioridades estará la de impulsar una "reorientación de Europa hacia el empleo, el futuro y el crecimiento". A nivel nacional aseguró que se esforzará para conseguir "la reducción del déficit, la preservación de nuestro modelo social para garantizar a todos el mismo acceso a los servicios públicos y la igualdad entre territorios".

De hecho, ya hubo pronunciación desde Alemania: el Gobierno de Merkel se comprometió la misma noche electoral, tras conocer los resultados, a mantener una "estrecha colaboración" con el futuro presidente para atajar la crisis de la zona euro, desde la doble perspectiva del pacto fiscal y también del crecimiento económico. "Ambas partes están dispuestas a buscar un compromiso pragmático y viable para lograr el objetivo común de la estabilización del euro", afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se mostró convencido de que podrá contar con él para relanzar el crecimiento en la UE. "Tenemos claramente un objetivo común: relanzar la economía europea para generar un crecimiento duradero, que se base en unos cimientos sólidos y sea fuente de generación de empleo. Debemos transformar ahora estas aspiraciones en acciones concretas", afirmó Barroso en un comunicado.


Y desde España...

Y especialmente importante para nosotros era la respuesta del presidente Mariano Rajoy. El líder del PP felicitó a Hollande y dijo estar seguro "desde el convencimiento de que desarrollarán una fructífera relación política bilateral y europea que redundará en beneficio de la amistad hispano-francesa". El PP deseó "éxito" al futuro presidente de la República y felicitó "a la sociedad francesa por el desarrollo y la repercusión de las elecciones".

Y el PP fue más lejos: reconoció la importancia del voto por el cambio expresado por los franceses en las urnas, a la vez que destacan la labor desarrollada en los últimos años por Sarkozy, que abandona la Presidencia por un "estrecho margen" de votos.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que Hollande será "un magnífico altavoz" de la izquierda en el seno de Europa y un aliado de España para lograr un cambio en la política económica de la UE. "Antes de ganar las elecciones, Hollande ya ha conseguido que la política económica europea empiece a cambiar", señaló Rubalcaba en declaraciones a la cadena Ser. Según la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, los resultados electorales de Francia demuestran que "la socialdemocracia no está muerta, como muchos auguraron".

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, dijo que el triunfo de Hollande "abre una puerta de esperanza" a la izquierda europea. "Hay que recordar a quien corresponda que Sarkozy pierde por las mismas políticas que trajeron a Rajoy y que Hollande gana con el apoyo de Melenchón", subraya Lara en su cuenta de Twitter en referencia al que fue candidato del Frente de Izquierda a los comicios presidenciales. Para el portavoz parlamentario de IU, José Luis Centella, la victoria socialista supone "la derrota de las políticas de recortes y del FMI".


Lea también:
- Crónica electoral, por Bárbara Jáuregui (corresponsal en París)
- Especial Elecciones Francia>> | - Visite Europacritica >>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios