www.diariocritico.com

Habrá decreto el viernes con más ayudas (cocos)  y 'banco malo'

¿Hay que rescatar con dinero público la banca española?

¿Hay que rescatar con dinero público la banca española?

> Bankia podría recibir una inyección como mínimo de 5.000 millones
> Más de 200.000 millones privados y publicos se han gastado ya en recapitalizar el sector
> El FROB ha agotado su capacidad, y se habla de usar los 'cocos', bonos convertibles

lunes 07 de mayo de 2012, 13:21h
Tarde y mal, vamos a asistir a una aceleración del saneamiento del sistema bancario español por la peor y tardía de las vías, la intervención del exhausto sector público con ayudas. Tras varios años de negar lo evidente, que el sector estaba sobredimensionado y cargado de activos tóxicos para sortear la crisis, ahora se suceden las informaciones sobre creación de bancos malos, intervenciones públicas para sanear algunos bancos...y las dudas sobre la capacidad del Estado para asumir hoy los rescates. De momento, el primero en la lista es Bankia, cuya intervención podría generar un serio problema para la economía española al tratarse de uno de los bancos con riesgo sistémico; el ajuste del cuarto banco ya se ha cobrado a Rodrigo Rato como presidente.

- Rato dimite como presidente de Bankia
El Gobierno, en colaboración con el Banco de España, ultima el rescate de Bankia
Rajoy quiere inyectar dinero público en la banca privada para salvarla de la crisis

De momento, lo que se sabe del Gobierno es que Mariano Rajoy se ha mostrado partidario este lunes de inyectar dinero público en algunas entidades financieras para sanearlas, "pero sólo si fuera necesario y en última instancia", al tiempo que ha anunciado que el próximo viernes se aprobarán previsiblemente en Consejo de Ministros decisiones "importantes" para el sector financiero, que según fuentes cercanas al Gobierno podría incluir ayudas (a traves de los famosos Cocos) y la creación de vehículos o sociedades para 'aparcar'los activos inmobiliarios que están penalizando la solvencia de las entidades bancarias.

Se trata del famoso 'banco malo', que ya ha sido utilizado en países como Alemania y Holanda. Es un término que el Gobierno evita utilizar, como en su día se refirió a cambios en la ponderación de impuestos y subidas de la carga impositiva sobre el consumo, para refirse a los incrementos del IVA. Mariano Rajoy niega ser partidario de un "banco malo" pero justifica la necesidad de una entidad que se haga cargo de los activos inmobiliarios problemáticos.

El FMI fue quien encendió la 'mecha', al avisar la semana pasada que era "esencial" que diez entidades, "la mayoría de las cuales ha recibido ayudas públicas" tomase "medidas rápidas y decisivas para fortalecer su balances y mejorar su gestión y su gobierno corporativo". Entre ellas, habló en particular de la entidad de "mayor tamaño", Bankia, algo insólito en un comunicado del FMI. Está claro que entidades como BBVA o Santander están a salvo de una intervención pública, ya que de hecho ya han aumentado los requerimientos de capital exigidos por Banco de España y EBA con cargo a sus propios balances.

El sector, de manera privada, ha desembolsado algo más de 119.000 millones de euros, para sanearse con cargo a provisiones y cuentas de resultados. El Estado ha gastado ya mñas de 100.000 millones en sanear el sistema: 81.000 en avales; 19.000 millones en compra de activos; la intervención de Cajasur, que costó 400 y casi 15.000 millones en ayudas provenientes del FROB, que lo han dejado exhausto. Más de 200.000 millones, entre dinero público y privado, se han gastado ya en recapitalizar el sector.


Los rescates, mediante cocos

Con el FROB agotado, la aplicación del real decreto de reforma financiera desarrollado por el ministro Luis de Guindos se podría convertir en el salvavidas financiero. Esta norma permite la inyección de dinero público a través de bonos convertibles en acciones, conocidos en el argot financiero como cocos. Este dinero deberá ser pagado por la entidad a un tipo de interés de mercado, cercano al 8%.

Los cocos refuerzan los recursos propios de los bancos, algo que necesita el grupo BFA-Bankia para cumplir con las exigencias de EBA (Autoridad Bancaria Europea) antes de julio. "Al ser un instrumento de deuda, ya que se convierte en acciones, no contabilizaría como déficit público", explican las fuentes. Hay que recordar que cualquier carga adicional a los presupuestos, como las ayudas a la banca, complicaría el cumplimiento del ajuste.

Bankia en el disparadero

Pero la intervención de Bankia -que ya se ha cobrado a Rodrigo Rato como presidente del banco- plantea serios problemas, porque es uno de los bancos con riesgo sistémico, es decir, la capacidad de influir negativamente en el total del sector bancario español. Es la cuarta entidad financiera española con unos 300.000 millones de euros en activos y una alta exposición al sector inmobiliario, y está en el centro de las preocupaciones sobre si el país tendrá que buscar un rescate al estilo irlandés para recapitalizar a sus bancos. "Bankia es la piedra en el zapato del sistema financiero y nadie da un duro y esa es la principal preocupación de por qué se ha retomado el tema del banco malo en España", señalaba esta mañana a Reuters una fuente de un banco español. Pero los observadores del mercado están confusos sobre qué solución podría darse, cómo despedazar el grupo y venderlo por partes, una fusión con otro banco o una toma de control del Estado.

Bankia y la compañía holding Banco Financiero y de Ahorros (BFA), su matriz,  tienen en torno a 11.000 millones de euros en activos inmobiliarios adjudicados, de los cuales 5.000 millones de euros corresponden a suelo. Para provisionar pérdidas por inversiones crediticias fallidas en el sector inmobiliarios debe encontrar 5.070 millones de euros para finales de año. Justamente el importe de las ayudas que se rumorea daría el Ejecutivo de Rajoy, aunque ya se habla de entre 5.000 y 10.000 millones, lo que sugiere una necesidad de mayores ajustes .

El presidente de Bankia hasta la fecha, Rodrigo Rato, está implicado fuertemente con el Partido Popular del presidente Mariano Rajoy, y fue ministro de Economía desde 1996 hasta 2004 en el anterior gobierno de esta formación encabezado por José María Aznar, antes de abandonar España para dirigir el Fondo Monetario Internacional. Bankia rehusó comentar sobre si estaba en conversaciones con las autoridades. El banco ha mantenido repetidamente que es capaz de continuar como entidad independiente y que no tiene problemas en términos de solvencia o liquidez. Sin embargo, no ha descartado fusiones con otras entidades.

Tras la fusión de Cajamadrid con seis cajas regionales, Bankia ha cerrado alrededor de un 20 por ciento de sus sucursales y ha reducido en alrededor de un 16 por ciento su plantilla. Tiene unas 3.000 sucursales y casi 21.000 empleados. La entidad ya ha realizado saneamientos correspondientes a 2011 de unos 1.139 millones y ha adoptado algunas medidas dirigidas a reforzar capital, como la recompra de subordinadas y preferentes por valor de unos 1.304 millones de euros, que le han permitido reducir las necesidades a unos 2.627 millones de euros.

 

Vea el vídeo de Rajoy: 

 

- Rato dimite como presidente de Bankia
El Gobierno, en colaboración con el Banco de España, ultima el rescate de Bankia
Rajoy quiere inyectar dinero público en la banca privada para salvarla de la crisis

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    6509 | polito - 08/05/2012 @ 09:15:21 (GMT+1)
    Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo. Rato eres un fenomeeee, hundiste la empresa familiar: Radio Rato, saliste del FMI con el rabo entrepiernas y ahora lo mismo de Bankia, eres un fenomeno de la economiaaaaaaaaaaaaaaaa.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.