www.diariocritico.com
Poca confianza y mala actuación

Poca confianza y mala actuación

miércoles 09 de mayo de 2012, 08:06h
Según los datos del último sondeo del CIS, la ciudadanía otorga muy bajas notas al comportamiento tanto del Gobierno como al principal partido de la oposición. Aunque la intención del apoyo electoral no presenta grandes variaciones, lo que significa que el PP retendría la mayoría absoluta, la encuesta muestra que la gran mayoría de las personas consultadas piensa que la actuación del Gobierno y del PSOE en la oposición es regular, mala o muy mala. Sólo un 17,3% considera que el Gobierno lo está haciendo bien o muy bien, cifra que es bastante inferior (7,8%) en el caso del PSOE.

Una situación similar se refleja cuando se pregunta por la confianza que transmiten los líderes del Gobierno y de la oposición. La gran mayoría piensa que ambos ofrecen sólo poca o ninguna confianza. El 71,6% lo considera así para el caso de Mariano Rajoy y esa cifra asciende al 78,8% en el caso de Alfredo Pérez Rubalcaba.

La lectura de esos resultados me parece clara. Aunque la valoración general de la población es penosa para Gobierno y oposición, lo es más en el caso del PSOE. Se confirma pues la idea de que la dirección del PSOE necesita recuperar imagen a como dé lugar y el camino más sencillo parece ser el ponerse a pescar en rio revuelto. El problema es que muchos de sus dirigentes están convencidos de que cuanto más revuelto se ponga el río más abundante será la pesca.

Pero aunque la situación del PSOE sea peor que la del PP, la mala situación de los populares es mucho más preocupante, porque tienen ahora la responsabilidad de gobernar. El hecho de que menos del 30% de la población piense que Rajoy le inspira alguna confianza (sólo un 5,6% le inspira mucha confianza) habla por sí mismo. Rajoy debería tomarse en serio la necesidad de incrementar sus destrezas comunicativas o acabará siendo una debilidad crítica en la valoración del Gobierno.

Afortunadamente, este último sondeo supone al menos una noticia positiva en términos comparativos. Muestra que el disgusto todavía no ha dado paso a la desorientación desesperada que mostraban las encuestas en Grecia y han acabado confirmando las elecciones. Aunque aquí crece Izquierda Unida y los radicales nacionalistas, no se produce la terrible fractura que muestran los comicios griegos, incluyendo la entrada de veinte parlamentarios de un esperpéntico partido neonazi. Desde luego, Grecia es un buen ejemplo para poner nuestras barbas en remojo. No importa que la forma de fracturación del espectro político fuera completamente distinta del caso griego. Lo que importa es no despreciar el riesgo que significa que la gente aumente su percepción de que los líderes del Gobierno y de la Oposición son de poca confianza y tienen mala actuación. Esa es una pésima perspectiva.


Lea también:
- CIS: el PP seguiría ganando con mayoría absoluta pese al desgaste por los recortes
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios