www.diariocritico.com

¿Estamos locos o qué?

La columna de G. Lendoiro: 'La crueldad de los Reyes y los Príncipes con la infanta Cristina'

La columna de G. Lendoiro: "La crueldad de los Reyes y los Príncipes con la infanta Cristina"

miércoles 16 de mayo de 2012, 12:22h

Quién aconsejó al Rey que pidiera disculpas lo hizo bien. Especialmente si nos atenemos a las consecuencias. Ya nadie habla de don Juan Carlos y su metedura de pata. Los españoles somos así para nuestros odios y nuestras pasiones. Olvidamos con la misma facilidad que aupamos a un mito. La prima de riesgo se ha convertido en una gran aliada y, después de todo, a quién le importa que el Rey ponga los cuernos si nos están empezando a hablar de la temida palabra corralito.

Pero la vida sigue y en Zarzuela también. Los cincuenta años de casados han pasado sin pena ni gloria y han hecho bien en no mostrar nada, ni pasión ni indiferencia, al pueblo llano. Nadie hubiese entendido una celebración. Ni siquiera la siempre pelota revista Hola ha hecho mención al tema. ¿Para qué? Pero la familia Real vive inmersa en su particular annus horribilis y a los escándalos de serie hay que añadir nuevos acontecimientos que generan nuevas meteduras de pata. Murió el padre de yerno díscolo, el padre del duque de Palma y ni el Rey ni los príncipes acudieron a dar el pésame. ¿Se puede llegar a límites más crueles y fríos? ¿Qué tendrá que ver lo cortés con lo valiente? ¿Qué culpa tendrá el pobre señor ya fallecido de las meteduras de pata de su hijo? ¿Y su viuda? Pero sobre todo, ¿qué clase de padre le hace eso a su hija? ¿Qué clase de abuelo hace eso a sus nietos? Que el Duque de Palma ha puesto en riesgo la imagen de la monarquía es un hecho. Está imputado y, aunque no ha sido declarado todavía ni inocente ni culpable, todo apunta a que ha hecho cosas, cuando menos, raras. Pero hombre, que no acuda nadie de su familia política al funeral tiene un inmenso delito. La Reina y la Infanta Elena van a Vitoria pero nadie las ve después en el funeral. Eso es como meter pero sólo la puntita (me refiero al pie en el agua, no sean mal pensados).

¿Y los príncipes? ¿Era el funeral de la desgraciada Erika Ortiz un asunto de Estado? Sin embargo ahí estuvo toda la familia política de su hermana. Los Reyes se tienen que esforzar por dar una imagen de familia con vidas normales en el sentido de no alejarse demasiado del pueblo. Lo hecho con la familia Urdangarín no tiene nombre. Si yo fuese la viuda no volvería jamás a dirigirle la palabra a la familia de mi nuera y mucho menos acudiría a ningún acto donde estuviesen ellos. Y si fuese la infanta Cristina tendría motivos más que largos para no volver a hablar con mi padre. Al fin y al cabo ella se debe a su familia y su familia es, desde que se casó, su marido y ahora sus cuatro hijos. Y olvídense de que haya hecho mella en ella el amor que le tenía cuando se casaron. Las miradas no mienten y las que le dedicó al encontrarse con Iñaki en Vitoria lo dicen todo. ¿Qué va a pasar cuando Irene haga la comunión? ¿tampoco van a acudir sus abuelos maternos ni sus tíos? Para mí sería causis beli y de las grandes.

Qué familia, últimamente no dan ni una.

Puedes seguirme en twitter

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios