www.diariocritico.com

Crítica de la película

'La sombra de la traición': No es una traición, es una tomadura de pelo

'La sombra de la traición': No es una traición, es una tomadura de pelo

viernes 18 de mayo de 2012, 12:32h
Después de ver una película, antes de escribir sobre ella, suelo poner unos cuantos adjetivos para guiarme. Estos son los que escribí sobre esta película: mala, previsible, con giros estúpidos y espías muy tontos. Visto lo cual no es difícil saber por dónde va a ir esta crítica... Bueno menos para los protagonistas de la misma.
La película trata sobre la misteriosa reaparición de Cassius, un legendario agente de la KGB, que mata siempre de la misma forma, como si fuese un asesino en serie. Para detenerle se formará una extraña pareja, formada por el hombre que siempre estuvo tras su pista, y le da por muerto, y un joven agente que ha estudiado a la perfección sus métodos, y piensa que se trata del mismo Cassius. La cosa va tomando giros a cada cuál más tonto, hasta que al resolver un enigma tipo "oro parece, plata no es", los investigadores  lo ve tan claro como el espectador: esta película es una tomadura de pelo.

La dirección es de telefilme, el guión es peor que muchos telefilmes y las actuaciones son inenarrables. Richard Gere nunca ha sido un dechado de virtudes, a pesar de que directores como Malick o Coppola han conseguido sacar algo de su inexpresivo rostro, evidentemente Michael Brand no es ninguno de los anteriores, pero es que ni un Orson Welles conseguiría sacar nada de semejante material. Claro que no hay que ser demasiado severo con Gere, al lado de Topher Grace parece Marlon Brando dirigido por Kazan. El ex protagonista de 'Aquellos maravillosos 70' demuestra aptitudes para reclamar el trono de Christopher Lambert como peor actor de la industria. Claro que para eso necesitaría al menos un éxito.

La moraleja de la historia es que a cada asesino chapucero le corresponde un investigador más chapucero. Es el ying y el yang, si Moriarty tenía a Sherlock Holmes, a Cassius le corresponde lo que le corresponde, una pena que se equivocasen de género para contar su historia. Algo así, no es un 'thriller' sino una comedia, pero a alguien se le olvidó comentárselo al director, al guionista y a los actores. Sólo así se puede explicar esa sensación de saldo que dejan unos actores de capa caída, un guión lamentable y una dirección plana y aburrida.

Vea también:

'Profesor Lazhar': Una película que deja huella
'Infiltrados en clase': Una descerebrada (y divertida) comedia
'Sombras tenebrosas': Un Tim Burton sin alma
- La historia del cine en veinte imágenes: 1ª parte / 2ª parte
'La maldición de Rookford': En ocasiones veo tópicos
'Las nieves del Kilimanjaro': Héroes de la clase obrera
'Kiseki (Milagro)': Aquellas pequeñas cosas
'Madrid, 1987': La rodilla de María
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios