www.diariocritico.com

Con 'Post tenebras lux' y 'On the road'

Carlos Reygadas
Carlos Reygadas

Reygadas y Salles, dos decepciones latinas en competición

jueves 24 de mayo de 2012, 16:31h
A falta de representación española , mucho esperabamos aquí  de la participación mexicana y brasileña en la competición oficial,  pero tanto el mexicano Carlos Reygadas con « Post tenebras lux »,  como el brasileño Walter Salles con « On the road »  han decepcionado. El primero obtuvo pitos y palmas en sesión de prensa y el segundo provocó división de opiniones en el tendido.
« Post tenebras lux » (« La luz después de las tinieblas ») frase escogida del libro de Job como divisa calvinista, da título a la película que ha presentado en la competición el director mexicano Carlos Reygadas.  Desde que se dio a conocer  en la Quincena de realizadores de Cannes en 2001 con su controvertida  ópera prima « Japón » ganadora ese año de la cámara de Oro, Reygadas ha proseguido una carrera coronada de éxitos. 

En 2005 participó por vez primera en competición oficial con la sorprendente « Batalla en el cielo » y en 2007 ganó el premio especial del  jurado en este mismo festival con « Luz silenciosa », que es sin lugar a dudas su mejor película hasta la fecha, un homenaje apenas velado al cine de Dreyer.
Cineasta radical apasionado por el arte, en ruptura con el cine mexicano que había predominado hasta el 2000, Reygadas marcó con su éxito internacional la llegada de  toda una generación de nuevos cineastas mexicanos que han aportado miradas variopintas y  muy singulares, desde Amat Escalante, a Gonzalez Iñarritu y tantos otros.

« Post tenebras lux » nos habla de una familia mexicana : Juan, su esposa y sus hijos se han ido de ciudad de México para instalarse en el campo, un cambio de vida que sirve de pretexto al cineasta mexicano para armar un calidoscopio de imágenes y diálogos en donde  se opone el mundo de los ricos y el de los pobres.
 
Varias caras del mismo México urbano mundializado y del  México rural, desde una orgia en un club sauna, a un partido de rugby, una reunión familiar o el pastoreo de las vacas en el campo, en donde se mezclan imágenes oníricas de los niños con una especie de diablo en forma de pantera rosa que abre y cierra este hermético y dislocado relato, en el que el cineasta ha utilizado a sus propios hijos como actores, lo que da a la cinta un tono de video familiar.

Rodada en el Estado de Morelos, en México DF y en Inglaterra, «Post tenebras lux » es una coproducción  de México  con Francia, Alemania y Holanda. «Post tenebras lux » tiene sin duda una elevada pretensión estética, pero su trama aparece como un puro pretexto a un ejercicio de estilo formal. 
 
Reygadas  firma con « Post tenebras lux » su cuarto largometraje de ficción, una obra que entronca en parte con «Japón »,pero sin la coherencia narrativa de aquella y que nos sabe a poco después de su excelente « Luz silenciosa ».

«On the road » del cineasta brasileño Walter Salles era también  muy esperada en Cannes. Autor de "Central de Brasil", Oso de oro en Berlín 1998 y  de «Diarios de motocicleta » en competición en Cannes en 2004, Walter Salles ha llevado ahora al cine  ese clásico de la literatura  norteamericana que es «On the road » de Jack Kerouac.


La decepción  de esta adaptación cinematográfica de patina hollywoodense está a la altura del desafio, a pesar de las excelentes localizaciones y paisajes urbanos por los que atraviesa este road movie. 

El guión, con una literaria voz en off, se resume  a una alocada historia de amistad y de viaje entre un joven neoyorquino que quiere ser escritor y un ex delincuente libertario y seductor y su relación con una mujer tan atractiva como libertina, en la América de los años cuarenta y cincuenta.
 
Sexo, drogas y alcohol,  algunas atrevidas escenas de cama y  un trio de  protagonistas que son mas bien imágenes estereotipadas de sus homónimos novelescos que verdaderos personajes  con fuerte humanidad. Juergas entre amigotes que no alcanzan mayor trascendencia en la pantalla.

Falla a mi juicio también  el casting con Sam Riley en el papel de Sal Paradise, alter ego novelesco de Jean Kerouac, con un físico de adolescente que nos hace pensar en el afamado Leonardo Di Caprio. No logra Walter Salles trasmitir ni la atmósfera de esa alocada  época beatnik  estadounidense, ni  la emoción que  deberia suscitar la ruptura de esa amistad entre los miembros de ese triángulo amoroso que es hilo conductor del relato.


Vea también:

Festival de Cannes: De Nápoles a Kenya, de la telebasura al turismo sexual'De herrumbre y de hueso', buen cine francés en competición
Cannes 2012, el mayor festival de cine del mundo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios