www.diariocritico.com
Hay que dar seguimiento a las negociaciones

Hay que dar seguimiento a las negociaciones

lunes 28 de mayo de 2012, 14:43h
Forzados por la opinión pública, el Presidente de Gobierno y el líder de la oposición tuvieron un encuentro el pasado viernes por espacio de tres horas. Algo meritorio para ambos. Pero la gente convencida de que hay que avanzar en esta dirección no podemos dejar pasar este encuentro como algo puntual, sino que seguimos entendiéndolo como el punto de partida de un proceso de negociación para acordar una Política de Estado en materia de estabilidad, crecimiento y empleo.

Sin embargo, esta idea de dar inicio a un proceso de concertación parece que no gusta a sectores dentro del PP y del PSOE. Algo que refleja el mantenimiento de la falta de voluntad en estas fuerzas políticas de lograr realmente un pacto de Estado.

Es cierto que al terminar la reunión, ni Mariano Rajoy ni Pérez Rubalcaba han informado mucho sobre los contenidos del encuentro. Pareciera que ese fuera uno de los acuerdos más claros entre ambos: no decir ni palabra de lo conversado. No obstante, las cortas y generales frases emitidas por cada uno de ellos, podrían dar lugar a algún tipo de optimismo. Pero inmediatamente a continuación, algunos de sus representantes partidarios se encargaban de hacernos regresar al pesimismo.

Por ejemplo, Mariano Rajoy dijo a la prensa, "la reunión fue bien" y agregó: "creo que hay un acuerdo sustancial en los temas generales". ¿Díganme ustedes si no es para ponerse optimista?

Pues bien, sólo dos días después, la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, se encargaba de disolver toda esperanza de que el encuentro del viernes podría dar lugar a un proceso para obtener un pacto de Estado. Para Cospedal lo importante es seguir adelante con las reformas del Gobierno PP a como dé lugar, entre otras razones porque intuye que el PSOE "no quiere llegar a un acuerdo en nada". En otras palabras, no hay perspectiva de acuerdo, ni nada que se le parezca.

Ante  todo, la señora Cospedal debería saber que le está enmendando la plana al líder de su propio partido: Rajoy había dicho que "hay acuerdo sustancial en los temas generales", pero ahora ella asegura que no lo hay (por culpa del PSOE, faltaría más). Pero también debería saber la representante del PP que levanta fuertes sospechas de que en realidad es ella -entre otros- quien no quiere que haya ningún tipo de acuerdo.

Tengo que decir que María Dolores siempre me había parecido una de las mujeres del PP con capacidad de entenderse con otra gente, además de que su hoja de vida me parecía moderna y presentable. Lamentablemente, ya me sorprendió su giro simbólico con ocasión de la peineta architradicional en Semana Santa. Pero ahora parece estar dispuesta a mostrarnos su lado oscuro. No puedo captar bien cuál es la razón que le impide darse cuenta de que haber conseguido la mayoría absoluta no es un cheque en blanco para gobernar como le dé la gana al PP. Ya hemos explicado desde esta esquina que la legitimidad que se obtiene mediante las elecciones no garantiza la ejecución de un buen gobierno. Para lograrlo, se necesita una relación dinámica favorable entre gobernantes y gobernados y para ello, se hace necesario una relación productiva con la oposición política. Mantener una España polarizada en medio de la presente crisis política es algo que sólo un dogmatismo exacerbado puede defender. ¿Estará dispuesta Cospedal a pasar esta coyuntura como la más papista que el Papa?

A sabiendas de que a María Dolores no le gusta que destaquen su buen porte, lo haré de una forma comparada: ¿será cierto que todo lo que tiene de guapa lo tiene de atravesada? Dejaría que ella misma, frente al espejo (físico y anímico), se coloque el grado. Mientras tanto, todo el personal que estamos interesados en un proceso de concertación al máximo nivel, deberíamos continuar en la labor de dar seguimiento a las conversaciones entre el Gobierno y la oposición, sin dejar de empujar la causa. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios