www.diariocritico.com

Se sitúa en 500 puntos y un bono al 7% en un periodo prolongado

¿Cuánto pueden aguantar España y la prima de riesgo hasta el rescate?

¿Cuánto pueden aguantar España y la prima de riesgo hasta el rescate?

jueves 31 de mayo de 2012, 13:44h
España ha ganado notoriedad en el exterior por dos palabras: crisis y riesgo. Riesgo a invertir, riesgo en la banca, riesgo en las familias, en las empresas...Esta espiral de desconfianza se ha aliado con la especulación, pero lo cierto es que el país anda envuelto en una carrera contrarreloj para evitar el farolillo rojo del rescate. ¿Dónde está el límite?

- La prima de riesgo sigue ardiendo pero baja de los 530 puntos tras una apertura de infarto
- De Guindos aplaza a finales de junio la publicación de lo que necesita la banca española
En noviembre del pasado año, y después de un agosto brutal, parecía que se había tocado techo con la prima de riesgo en 400 puntos y el bono a diez años en el 6% de rentabilidad frente a su homólogo alemán. Esta semana nos hemos instalado en los 500 puntos con un 6,5% de interés. ¿Qué significa? La prima de riesgo, o riesgo país o riesgo soberano, es el sobreprecio que el país en cuestión tiene que pagar cuando acude a los mercados para financiarse, en comparación con Alemania. se mide por el bono, un instrumento de deuda, a diez años, comparado también con su homólogo, conocido como bund.  Cuanto mayor es el riesgo de un país más deberá remunerar éste a los inversores para que compren su deuda. Es por tanto, la sobretasa (o rentabilidad) que ofrece la deuda pública de España para que los inversores la compren y mide la confianza de los inversores en la solidez de su economía. Y como podemos comprobar, sigue creciendo

La prima de riesgo de Grecia (en su primer rescate) se situaba cerca de los 1.000 puntos, la de Portugal en algo más de 600 y la de Irlanda, en casi 580 puntos. Quince días después de que el interés de su deuda de referencia superase el 7% fueron intervenidos; nuestro umbral de la prima en 500 puntos no ha cumplido tadavía la semana. Italia, en los días de la caída y derribo de Berlusconi llegó a los 580 puntos, pero el rescate no se produjo.

Entonces, ¿cuál es la frontera para que un país sea rescatado? Los expertos sitúan el nivel crítico para salir al auxilio de una economía con una prima de riesgo situada en los 500 puntos, y con la rentabilidad de dichos bonos en el 7%, pero esta escalada tiene que prolongarse durante un periodo de tiempo. ¿Por qué? Porque tienen que concurrir otrso factores como la confianza en la capacidad de crecimiento del país, su déficit o deuda. Por ejemplo, Italia, otra economía sobre la que los mercados se están cebando, tiene un nivel de endeudamiento del 120% del PIB, muy superior al de España, situado en el 70%.

En esta confianza tienen mucho que ver los 'mensajes' de ayuda, algo en lo que España sale simpere perdiendo, con abrazos al cuello como los de la prensa anglosajona, bancos británicos, el BCE, o últimamente Italia. Para colmo de males, el primer ministro italiano, Mario Monti,  ha señalado que su país está amenazado por una gran posibilidad de contagio como consecuencia de la crisis de deuda en la zona euro y advirtió que la presión de los mercados por la subida de las rentabilidades de la deuda podría complicar las reformas. Es obviamente difícil, cuando un país demuestra unos enormes esfuerzos de consolidación y reforma estructural, que son política y socialmente costosos, y ve su posición amenazada por la gran posibilidad de contagio, expresó Monti. "El contagio está presente por la debilidad generalizada del sistema más que por la debilidad específica de mi país", expresó Monti en una conferencia en Bruselas mediante una conexión de video desde Italia.

Además hay que tener en cuenta que la prima de riesgo depende de dos variables: por un lado, de la evolución de la rentabilidad del bono del periférico, en este caso, del bono español; por otro, de la evolución del rendimiento del bono alemán. Pese a que la prima de riesgo de España lleva marcando niveles récord sesión tras sesión, en lo que a la rentabilidad del bono español a diez años, el hipotético coste de financiación para Tesoro español si tuviera que emitir ahora deuda a ese plazo, se refiere, acaba de tocar ahora mismo su nivel más alto desde la entrada en circulación del euro en el 6,68%. En la otra ocasión en que la rentabilidad tocó ese nivel (noviembre del año pasado) la prima de riesgo se situaba justo en los 400 puntos básicos. La prima de riesgo ahora es más alta sólo por el fuerte descenso del interés de los bonos alemanes, que han actuado como los principales activos refugios. En noviembre del año pasado, cuando el interés del bono español a diez años se situaba en el 6,68%, el interés del bono alemán se situaba en el 2,28%. Ahora ha caído hasta el 1,30%.


Los riesgos a corto plazo

Puede dificultar la financiación al tener que pagar más por las emisiones. Si bien, las últimas celebradas han sido en éxito en tanto que se ha llegado, incluso superado, el máximo de adjudicación previsto con demandas que triplicaban la oferta. Eso sí, el precio a pagar ha sido cada vez mayor. El Tesoro aprovechó los primeros meses del año, en los que los intereses habían caído con fuerza, para colocar más deuda de la prevista. De este modo, están ya cubiertas más del 53% de las necesidades de financiación previstas en los Presupuestos de 2012 para la deuda a medio y largo plazo (85.900 millones).

Y es que, más importante que la prima de riesgo es el coste de financiación para el Estado. De hecho, si el Banco Central Europeo todavía no ha actuado es porque su referencia es el interés de la deuda, no una prima de riesgo tan distorsionada por unos increibles rendimientos de la deuda alemana. El problema es que los inversores no quieren deuda española, como demuestran el hecho de que la oferta de emisiones de deuda pública llevan tiempo sin cubrirse en su totalidad, y el aumento del carácter de refugio de la deuda alemana, que sigue bajando rentabilidades.

Así las cosas, el escenario que nos espera es de continuo sobresalto, al menos hasta julio. Los analistas no creen que España pueda soportar esta situación más de un mes si Bruselas y el BCE no acuden en nuestra ayuda porque los datos objetivos no ayudan. En el exterior no creeen en la capacidad de crecimiento del país, ni en la posibilidad de reducir el déficit, como confirma la intención de Bruselas de relajar su cumplimiento, y el paro segurirá subiendo. Las fechas decisivas y los datos son dos: la cuantificación de las necesidades de la banca española a mediados de junio por parte del FMI, y el vencimiento de deuda de julio de 19.000 millones de euros (en junio vencen 9.000 millones). ¿Por qué creen que vamos Soraya Sáenz de Santamaría y Luis de Guindos se van a Estados Unidos y Alemania?

Lea también:

- Barroso quiere recapitalizar la banca española mientras Rehn se resiste
- El Gobierno ve un auténtico disparate subir el IVA reducido como le pide Bruselas- Bruselas propone intervenir 'oficiosamente' en España a cambio de relajar el cumplimiento del déficit
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios