www.diariocritico.com

No se fían de la liquidez de España

Camino de los 600 puntos básicos: ¿Por qué sube la prima de riesgo en España?

Camino de los 600 puntos básicos: ¿Por qué sube la prima de riesgo en España?

> Montoro admite que los mercados están cerrados y la situación, 'crítica'

martes 19 de junio de 2012, 10:38h
Grecia ha celebrado elecciones y todo parece indicar que gobernarán en coalición los dos partidos que defienden la permanencia en el euro y el acatamiento de los planes de ajuste, lo que parece alejar el riesgo de una debacle de la moneda única y el contagio en cadena. Pero si Europa parece celebrarlo y España forma parte de ella, ¿por qué sube nuestra prima de riesgo otra vez a límites insostenibles?

- España ya no sabe qué más hacer ante el acoso de los mercados: la situación es "crítica"
- Los mercados no se fían de Grecia: se dispara todo pese a su buen arranque
Porque para España el problema de base no ha cambiado, y es que el rescate a los bancos ha servido de huida hacia adelante pero no ha solucionado los problemas de liquidez de la economía española. Está claro que España ha pedido dinero a Europa porque no lo tiene, y los detalles de su devolución que se conocen con cuentagotas no tranquilizan a los potenciales inversores. "Europa ha dado una patada hacia delante y ha concedido más tiempo a España; tres o seis meses; la ayuda para los bancos puede ser el anticipo de lo verdaderamente importante, que es lo que puede estar por venir y que puede manifestarse en forma de una verdadera integración fiscal y de eurobonos", señala un analista.

El departamento de análisis de Bankinter prevé que el "sufrimiento" en el mercado de deuda soberana se prolongará a lo largo de todo el verano. El jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, atribuye la subida puntual del interés del bono español a que se mantiene la desconfianza hacia España.

Desde fuera, aclara, se tiene la impresión de que los mercados han cerrado la puerta a la financiación de España, algo que sólo puede remediar el Banco Central Europeo (BCE) con la reanudación de las compras de deuda soberana europea que comenzó en agosto de 2011 y dio por finalizada en febrero de este año.

Y es que el respaldo aportado al sector financiero español engordará como nunca el peso de la deuda pública sobre el Producto Interior Bruto (PIB), es decir, sobre el conjunto de la economía española. Y esa deuda hay que pagarla.

Antes de los acontecimientos del fin de semana, el Gobierno calculaba que la deuda pública equivaldría al 79,8% del PIB a finales de 2012. Esta carga, que ya duplicaba la existente antes de la crisis, crecerá en la medida en que los bancos españoles hagan uso de la línea de crédito ofrecida. Pero si como recogen los pronósticos se consumen 80.000 millones, la ratio deuda/PIB aumentaría hasta el 87,9%. Y si se llegara hasta los 100.000 millones, ese porcentaje se dispararía hasta el 89,8%, es decir, 10 puntos porcentuales por encima de los pronósticos del Ejecutivo. Desde 1980, el primer año del que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dispone este dato para España, la carga de la deuda jamás había sido tan alta.

Por tanto, de fondo siguen existiendo riesgos que pueden pesar sobre la prima. Por un lado, ese incremento de la deuda puede desembocar en nuevas rebajas de la calificación crediticia de España. Y por otro, supone una amenaza potencial sobre el déficit público, es decir, en el desajuste de las cuentas públicas.

La especulación, con las garras en las subastas

Por si fuera poco, el calendario de subastas de deuda, que esta semana tiene dos citas, es un acicate para los especuladores, que están calentando el mercado para sacar más rentabilidad y más tajada de paso en sus compras. De hecho, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha tenido que salir al quite este lunes al descartar un rescate de España porque ha argumentado que el Tesoro español tiene "las puertas de los mercados abiertas y las va a seguir teniendo". Estas declaraciones contrastan con las realizadas a principios de mes por el ministro de Hacienda, ya que Cristobal Montoro señaló que "la actual prima de riesgo dice que España no tiene abierta la puerta de los mercados".

Lea también:

- España ya no sabe qué más hacer ante el acoso de los mercados: la situación es "crítica"
- Los mercados no se fían de Grecia: se dispara todo pese a su buen arranque
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios