www.diariocritico.com
Repaso de una crisis: Máquinas de hacer miseria (...)

Repaso de una crisis: Máquinas de hacer miseria (...)

lunes 25 de junio de 2012, 21:38h
Repaso de una crisis: Máquinas de hacer miseria, controlando el poder

Primero fue la vivienda, luego vino el combustible, y ahora el alimento. 

En  los años de "bonanza" económica, el mileurismo se extendió como una plaga por la geografía del país.  El resultado a fecha de hoy, es el país con más desigualdad económica de la antigua Europa de los 15, y el tercero con más desigualdad económica de la Europa de los 27, sólo superado por Letonia, Lituania y Rumanía. 

La desigualdad económica en España, es mayor que en Grecia, o Portugal (por poner dos ejemplos), el paro continúa siendo el mayor de Europa, y la tasa de pobreza infantil se sitúa en el 26,4% de los niños españoles. Uno de cada cuatro niños en nuestro país vive bajo el umbral de la pobreza.

Las medidas del gobierno, son desesperanzadoras.  

Lejos de aliviar la situación, se incrementa la presión fiscal mientras se recortan los servicios a la ciudadanía. 

Es decir, se fuerza a pagar más, para recibir cada vez menos. 

Primero se permitió la especulación con la vivienda, cambiando entre otras cosas, la ley del suelo. 

Después, cuando la crisis amenazó con desmoronar el ladrillo, se incrementaron los impuestos (entre otras cosas) sobre el carburante, provocando la subida del precio del transporte. 

Tras eso, vinieron las reformas constitucionales, para dar prioridad al pago de acreedores sobre las necesidades básicas del país, y al poco, una reducción de IVA del 50% en la compraventa de nueva vivienda aprobada por la entonces ministra de economía Elena Salgado. Medida que buscaba liberar el stock de vivienda acumulado por la banca, pero sin coste alguno para la banca. Banca que jamás ha aceptado flexibilizar las condiciones hacia la dación en pago para quienes no podían pagar la hipoteca. 

Se congelaron las pensiones mientras en lugares como la comunidad de Madrid, el transporte público se incrementaba en menos de un año, hasta un 200%

Se ha subido el IRPF, y se prepara una subida del IVA, que afectará a los productos de primera necesidad, aquellos de los que no podemos prescindir. Me refiero al alimento.

Segunda subida del IVA, que ya subió del 16% al 18% "por la crisis" mientras se eliminaban impuestos progresivos (los que hacen pagar más a quien más tiene) como son sucesiones o patrimonio. 

Se ha intentado (afortunadamente si éxito) privatizar el agua de Madrid. 

Se ha instaurado el repago (perdón, quería decir copago) sanitario. (Menos dinero en los bolsillos, para pagar otra vez, lo que ya pagamos con nuestros impuestos)

Se ha incrementado el impuesto de sociedades a las PYMES, del 25% al 33%, es decir, al pequeño comercio entre otros...  mientras se busca dar ventajas fiscales a las grandes multinacionales. 

Se ha eliminado la cobertura médica a unos 150.000 inmigrantes sin papeles, que enfermarán al no recibir los tratamientos adecuados, y en algunos casos morirán. Se incrementará el número de enfermedades entre la población (con o sin papeles, los virus no entienden de nacionalidades) y el gasto farmacéutico aumentará. 

El despido es ya prácticamente libre en España. Aquella reforma laboral que iba a solucionar los problemas de los españoles resulta que sólo ha servido a las grandes compañías para poder despedir a más gente más barato. Las mismas grandes compañías cuyos representantes ocupan los principales puestos de la patronal. El paro ha disminuido en el mes de Mayo... la mitad de lo que disminuyo en el mes de Mayo del año pasado. 

Gente con sueldos astronómicos (muchos de los cuales defienden la reforma laboral) nos dice una y otra vez que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades mientras los escándalos de corrupción recorren sus propias filas de punta a punta del país, abarcando desde la Casa Real hasta el Consejo General del Poder Judicial. 

El señor Gallardón nos habla mucho del estado de derecho, pero muy poco del estado de justica. O de la justicia, más bien, que tampoco parece atravesar por su mejor momento. 

Y mientras tanto, se nos va recortando más y más, y se nos habla de austeridad... una austeridad muy poco practicada por quienes la proclaman desde los púlpitos de distintas instituciones. 
La guinda del pastel la ponen distintos directivos bancarios se llevan a casa sueldos millonarios, o indemnizaciones astronómicas, como premio por haber hundido el país y con él a todos nosotros, en una espiral de miseria. Ningún convoy de policía ha ido todavía a sus casas a detenerlos pese a haber provocado la ruina de millones de personas. 

Vistas las medidas, vistos los resultados, visto quién se lleva el dinero... y a quienes favorecen los gobiernos, me pregunto: ¿Cuánto podremos resistir así...? ¿Estallará España? ¿O aguantaremos estoicamente como lo hicimos en el pasado bajo regímenes dictatoriales?

Hemos llenado las plazas del país con cientos de protestas pacíficas, a las que el gobierno respondió violentamente en más de una ocasión. (Plaza de Catalunya de Barcelona, protestas estudiantiles en Valencia, son sólo dos ejemplos) .

Y la pregunta es, si el gobierno considera que la protesta pacífica no es suficiente para escuchar a los ciudadanos... entonces... ¿Hacia dónde empuja el gobierno a los ciudadanos para hacerse oír?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    8594 | A - 26/06/2012 @ 07:14:34 (GMT+1)
    Creo que intelectuales comprometidos tendrían que unirse a plataformas ciudadanas para formar partidos políticos decentes, con ideas claras y cuya prioridad sea ayudar a la ciudadanía, no a los poderosos. Al presentarse a las elecciones nos darían alguna esperanza de que este país puede cambiar a mejor.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.