www.diariocritico.com

Asegura que es una alternativa que gusta a la Comisión Europea

Donde dije digo Diego: De Guindos ve ahora 'interesante' la opción del 'banco malo'

Donde dije digo Diego: De Guindos ve ahora "interesante" la opción del "banco malo"

martes 26 de junio de 2012, 16:58h
El ministro de Economía, Luis de Guindos, considera ahora una "alternativa interesante" la creación de un "banco malo" para que las entidades que reciban ayudas traspasen a él sus activos problemáticos.
En declaraciones a la prensa tras comparecer en la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha explicado que es una de las alternativas, no la única, y que gusta a la Comisión Europea.

El ministro ha señalado que con un "banco malo" el balance de las entidades bancarias queda "absolutamente diáfano, claro y sin impacto" y las permite centrarse en su actividad fundamental: captar ahorros y conceder créditos.

Sin embargo, con estos dos mismos objetivos, el Gobierno aprobó a principios de mayo un real decreto que obligaba a las entidades a crear sociedades inmobiliarias como una alternativa al "banco malo" que hasta entonces rechazaba de plano.

En su cuarta comparecencia a petición propia en apenas cuatro meses, el ministro ha explicado que las entidades que pidan ayuda pública deberán presentar un plan de reestructuración y posiblemente tendrán que sacar de sus balances los activos problemáticos.

Para la mayoría de los diputados presentes en la Comisión esto implica la creación de un "banco malo" y piden al ministro más claridad, pero De Guindos insiste en que no hay nada decidido.

Los grupos de la oposición también reclaman detalles sobre la ayuda a la banca y las consecuencias que puede tener en el Estado del bienestar, pero el ministro recuerda que las condiciones de la ayuda a España de hasta 100.000 millones para sanear la banca se están negociando.

En cuanto se concreten, el ministro promete volver a dar cuenta de ello en el Congreso de los Diputados antes de que acabe julio, algo que agradecen todos los grupos aunque reclamen las explicación del presidente, Mariano Rajoy.

Por el momento, lo que está claro es que las entidades que reciban fondos, de forma inminente las nacionalizadas o en vías de estarlo como Bankia, deberán presentar planes de reestructuración ordenada y medidas para corregir su vulnerabilidad.

El ministro ha insistido desde un primer momento en que la ayuda europea sólo tendrá condiciones para los bancos, aunque ha admitido que es "evidente" que, como a otros socios, a España se le seguirá "supervisando" su política económica y fiscal dentro de la estrategia para reducir el déficit público.

De hecho, De Guindos ha abogado por ceder en un futuro próximo más soberanía a Europa para lograr una unión bancaria y fiscal, cuyas bases espera que se sienten en la cumbre de líderes que se celebra el jueves y el viernes en Bruselas.

La ayuda europea, calificada como "rescate" por la mayoría de los grupos, es para De Guindos una muestra de que el Gobierno cuenta con el apoyo de Europa para encarrilar la situación y evitar que se vuelvan a cometer errores "muy graves".

Además, el ministro ha lamentado que se haya llegado hasta aquí por el fuerte crecimiento del crédito durante 2003 y 2009, prácticamente los años de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En ese periodo, el crédito al sector privado se disparó desde 800.000 millones hasta 1,86 billones y en el mismo periodo, el de la promoción inmobiliaria pasó de 78.000 hasta 324.000 millones de euros, es decir, se multiplicó por más de cuatro.

Y como esa burbuja inmobiliaria se fraguó con dinero extranjero, la economía española es más vulnerable y los problemas del sector financiero son, en gran medida, un "reflejo de los desequilibrios macroeconómicos de los últimos años".

Además, el anterior Gobierno minusvaloró los desequilibrios macroeconómicos y "no los reconoció a tiempo, cuando ya eran patentes", lo que para el ministro ha agravado la situación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios