www.diariocritico.com
España, desaparecida en combate

España, desaparecida en combate

lunes 09 de julio de 2012, 23:10h
Esta semana arrancaba en Bruselas con España en el punto de mira. Primero un Eurogrupo y después un Ecofin tenían que dictaminar las condiciones del rescate a la banca, el futuro del déficit público, el reparto de cargos políticos en diferentes instituciones europeas e incluso la letra pequeña de lo que acordaron los jefes de Estado y de gobierno en Bruselas los pasados 28 y 29 de junio que tenía que acabar con la crisis de la deuda. Dos jornadas por tanto de alta intensidad informativa, diplomática, política y económica en la capital comunitaria donde se toman las decisiones más importantes para los ciudadanos españoles.

Sin embargo, y en contra de cualquier atisbo de sentido común, ningún diplomático español  informó previamente a la prensa acreditada ante la Unión Europea de la posición del Gobierno. El embajador permanente de España ante la UE, Alfonso Dastis, decidió para sorpresa de todos que, en esta ocasión, no había nada que comunicar. A aquellos periodistas que llamaron a la agregada de prensa para informarse sobre el tradicional 'briefing off the record' (punto de información a la prensa en la que no se pueden citar fuentes) previo a los encuentros de los ministros de Economía del Eurogrupo y Ecofin, se les informó simplemente de que el embajador no quería celebrar ningún encuentro.

Así las cosas, la prensa española, epicentro de la información comunitaria en estos momentos, tuvo que informarse de las negociaciones, e incluso de los intereses nacionales, a través de fuentes indirectas como el embajador francés (que puntualmente informa no sólo a los comunicadores galos sino de toda la UE), la Comisión Europea y el Consejo. España, en cambio, desaparecida en combate.

Para irritación de los periodistas españoles en Bruselas e insatisfacción de las redacciones en Madrid,  la total opacidad con la que se mueve el Ejecutivo de Mariano Rajoy en los pasillos comunitarios se ha visto incrementada con la incorporación del embajador Dastis, quien ha roto una tradición que durante décadas ha servido a todos los gobiernos de turno para explicar la posición española dentro y fuera de nuestras fronteras, ganando así puntos de negociación en los enrevesados juegos de poder de la UE.

El hecho de que la cuarta economía de la zona euro no exista desde el punto de vista informativo en Bruselas - los esfuerzos de los grandes medios internacionales chocan con los mismos problemas que los nacionales-- puede ser debido a una estrategia (sin duda equivocada) expresa del gobierno del PP o una desidia del cuerpo diplomático que hace un flaco favor a los intereses de España como país en la escena internacional.  Los intentos del ministro de turno, en este caso Luis de Guindos, por responder a las preguntas en ruedas de prensas oficiales no sirven de nada si España no es capaz de explicar los acuerdos y saciar las necesidades de transparencia de los mercados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.