www.diariocritico.com

Crítica de la película

'El dictador': Borat ejerce de Gaddafi

'El dictador': Borat ejerce de Gaddafi

Lea todas las críticas de cine 

martes 10 de julio de 2012, 11:00h
'El dictador' ve como su principal autor, el cómico británico Sacha Baron Cohen, repite el esquema de  'Borat', su película más recordada, con un extranjero imbécil, racista, misógino y homófobo que saca los colores a la gente de su país de acogida, EEUU. Eso sí lo que en 'Borat' era transgresor en esta película se convierte en algo mucho más convencional. El cambio de formato, del falso documental a una película de ficción normal, no le ha sentado bien al humor de Baron Cohen.
Es una colección de sketches que funcionan por su cuenta pero se desmoronan cuando tratan de ser una película. El hilo de la película son las andanzas por Nueva York de Aladeen, el dictador de un imaginario país del Norte de África, con cierto parecido con Muamar el Gaddafi, que ha sido depuesto por su tío para vender libremente su petróleo. Sacha Baron Cohen se ha hecho demasiado famoso para poder seguir utilizando la técnica del falso documental, que tan bien le salió en 'Borat', y ha fallado a la hora de montar el armazón de una película de ficción. La inclusión de una historia de amor entre el sanriento director y una activista vegetariana de izquierdas es, algo de lo que Borat huía como la peste, demasiado convencional. 

Eso no quiere decir que 'El dictador' no sea graciosa. Varios de los gags funcionan bien y la carcajada está garantizada. Eso sí, no las suficientes veces como para evitar que la película se venga abajo completamente. Si el prometedor comienzo, en el que se lee un rótulo en el que se dedica "amorosamente" la película a Kim Jong Il, parece indicar que Baron Cohen va a volver a ejercer de 'mosca cojonera' luego la película se encarga de desmentirlo. Al final hay un discurso tipo 'El gran dictador' pero no quita para que 'El dictador' le deba mucho más a 'El príncipe de Zamunda' que a la obra maestra de Chaplin. Básicamente 'El dictador' es la película de Eddie Murphy pasada por la mala baba de 'American dad'.

Entre el reparto hay muchas caras conocidas, ya sean actuando, como Ben Kingsley o John C. Reilly o haciendo cameos, como Megan Fox o Edward Norton, pero es Baron Cohen el que permanece todo el tiempo en pantalla. Es evidente que tiene una gran vis cómica pero también que la sabe sacar mucho más partido en directo, interactuando con gente que piensa que es su personaje. Por ejemplo, durante la promoción de 'El dictador' soltó ante la prensa perlas como esta: "Por suerte todavía hay quienes apoyan a los dictadores; en nombre de mi buen amigo y colega, el presidente Bachar al Asad, quiero agradecer a la ONU su valiente inacción en Siria". Nada hay en la película que meta tanto el dedo en la llaga.

En el fondo a 'El dictador' le pasa como a Santiago Segura con Torrente, que la broma inicial ha perdido frescura y que, si le quitas la ironía, todo se reduce a soltar la burrada más grande para buscar la carcajada fácil. 

Vea también:

'El mundo es nuestro': Ante el terrorismo financiero, expropiación bancaria
'MS1: Máxima seguridad': Recomendada para enemigos
'Acto de valor': Aniram al ne etatsila
'Hombres de negro 3 (Men in Black 3D)': Retorno al pasado
'La sombra de la traición': No es una traición, es una tomadura de pelo
'Profesor Lazhar': Una película que deja huella
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.