www.diariocritico.com

'No vienen buenos tiempos para la lírica: habrá un otoño caliente'

Cayo Lara avisa: 'No nos gustan las calles, pero no nos dejan otro camino'

Cayo Lara avisa: "No nos gustan las calles, pero no nos dejan otro camino"

martes 10 de julio de 2012, 11:59h
El coordinador general de IU, Cayo Lara, lo ha avisado alto y claro: "No vienen buenos tiempos para la lírica. Si el Gobierno no cambia de orientación, habrá un otoño caliente". Lo ha dicho pocas horas después de conocerse las condiciones por las que Europa va a rescatar a nuestra banca... y al propio Rajoy: "No nos gustan las calles..., pero los responsables tienen nombres y apellidos y no nos dejan otro camino que la movilización, la presión social".

>> Lea la intervención íntegra de Cayo Lara
Alto y claro y delante de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, el coordinador general de IU ha prometido un auténtico 'otoño caliente' de manifestaciones y de actos de masas en toda España, porque los trabajadores de este país ya no pueden soportar las cargas neoliberales que le imponen Bruselas y Rajoy, por ese orden.

Lara, delante también de los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC.OO, Ignacio Fernández Toxo, y a pocas horas de la llegada de la 'marcha negra' de los mineros a Madrid, ha advertido que "quieren criminalizar la resistencia pasiva, quieren criminalizar a Gandhi"... pero no lo van a conseguir. Cifuentes aguantaba estoicamente el chaparrón desde la mesa de invitados de honor.

Como los 'viejos rockeros', con pantalones vaqueros, camisola azul claro por fuera del pantalón y chaqueta azul oscura desvaída, Cayo Lara ha pronunciado en el suntuoso Hotel Ritz de Madrid una conferencia que escandalizaría a Esperanza Aguirre... y al propio Rajoy, o que pondría el bigote de punta a Aznar. Pocos asistentes al acto y, quitando a la citada Cifuentes -que mantuvo el tipo con una inalterable cara póker- y a un despistado diputado socialista canario, ningún otro político de la oposición, ni mucho menos empresario o banquero, habituales en estos desayunos de Nueva Economía Fórum, asistieron al acto. Siempre ha habido clases.

Es evidente que no gusta al poder económico y político lo que Cayo Lara transmite, porque dice cosas como que, con los recortes sociales y demás barrabasadas neoliberales "se está cometiendo un delito contra el Estado", o como que "el Banco Central Europeo está actuando como el auténtico lobby de los bancos", o como que en España vivimos en un "ambiente social de involución democrática", o como que "es el Estado [que se ha quedado, por ejemplo, con Bankia] el que está desahuciando a las familias, quitándoles sus casas", o como que "Eurovegas, en Madrid o en cualquier sitio, es una forma de crear ludópatas"... y que así ni se construye el crecimiento económico ni se crea empleo.

Lo cierto es que Lara, y la izquierda real, la de verdad, se muestra escandalizado con lo que está pasando en España. No entiende cómo el Gobierno de Rajoy pueda mentir descaradamente y el delito quede impune. Por ejemplo, cuando dijo que el rescate al sector bancario español no costaría nada al erario público y, sin embargo, Bruselas le desmiente claramente con el memorándum que acaba de aprobar el Eurogrupo. "¿Podemos endeudarnos en diez puntos más para salvar a los bancos y no para crear empleo y mejorar los servicios públicos?".

Es la pregunta del millón, pero la respuesta está en que "la cadena infernal es que Bruselas impone el déficit" y que el Gobierno de Rajoy "elige las políticas de recortes para asegurarlo". Por el contrario, cuando se protesta, "las inevitables y justas respuestas de movilización de la sociedad están siendo respondidas con represión", criminalizando "la resistencia pasiva", volviendo a matar a Gandhi.

Mientras nos ahogan para salvar a banqueros desvalidos, también se desahucia. Pero el aviso de Lara está claro: "No podemos aceptar que las instituciones financieras intervenidas y que van a sobrevivir y a ser capitalizadas con el dinero de los contribuyentes continúen desahuciando a familias".

El problema, y lo admite Lara -al menos lo admitió en el turno de preguntas- es que la izquierda real pasa sólo por Izquierda Unida, porque los actuales dirigentes del PSOE son los que iniciaron las políticas neoliberales que ahora desmelenan a Rajoy. "¿Sobra Rubalcaba?", es la pregunta obligada. Lara despliega diplomacia para no contestar directamente, pero dice que "no es un problema de Rubalcaba; es un problema de línea política de las organizaciones". Cierto; la actual dirección socialista estuvo en el Gobierno hasta antes de ayer e hizo lo que hizo "y ahora tiene la visión que tiene". Pero no es un problema de personas, porque "las políticas las aprueban los órganos, los consejos, y ése es el drama que hoy tiene el Partido Socialista".

Bueno, Alberto Garzón, el diputado andaluz de IU que presentó al conferenciante, lo dijo más claro aún: "Cuando yo tenía 9 años, Rubalcaba ya era ministro de Educación".
 
>> Lean íntegra la intervención de Cayo Lara en Nueva Economía Fórum
 
 
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios