www.diariocritico.com

El Gobierno contó sólo con el apoyo de su Grupo en un amargo pleno parlamentario

Rajoy consumó con su Grupo en el Congreso el mayor recortazo social de la democracia

Rajoy consumó con su Grupo en el Congreso el mayor recortazo social de la democracia

- Coscubiela: "Son chulos con los débiles y cobardes con los poderosos"
- Rubalcaba: "Nunca tantos habían pagado tanto por los errores de unos pocos"

jueves 19 de julio de 2012, 14:38h
Más solos que nunca en su mayoría absoluta: el Gobierno ha convalidado en el Congreso el decretazo con el mayor ataque a los derechos sociales de los españoles de toda la democracia, pero ha tenido que oír palabras muy gruesas de la práctica totalidad de los grupos parlamentarios. Salvo su 'apéndice' navarro de UPN, nadie ha votado el 'recortazo' de Rajoy, e incluso la izquierda real llamó "chulo" al Gobierno e "indigno" a su presidente y luego se ausentó en la votación. Rubalcaba les avisó de que "nunca tantos habían pagado tanto por los errores de unos pocos". La temperatura se ha elevado al menos 20 grados.
No estuvo muy afortunado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en su defensa del Real-Decreto Ley de medidas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en Consejo de Ministros y que suponen, en su conjunto, el mayor ataque a los derechos sociales de los españoles de toda la democracia. El decreto ha sido convalidado, pero exclusivamente con los votos del PP y su satélite de UPN.

Montoro venció, merced a la mayoría absoluta del PP y al voto de su 'apéndice' navarro de UPN, pero ni mucho menos convenció, y tuvo que oír palabras muy gruesas de la práctica totalidad de los portavoces parlamentarios. Unas palabras que Rajoy no pudo oír, porque no estuvo presente en el hemiciclo, acaso porque sabía lo que le esperaba y dejó a su ministro de Hacienda.

Los argumentos del ministro se dan por archisabidos: no hay dinero ni para pagar nóminas, no se puede gastar más de lo que se ingresa, Europa nos impone los recortes, hay que recaudar más y gastar menos porque la economía española no lo soporta, y un largo etcétera de argumentos ya dados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Esos argumentos ni convencieron antes ni han convencido ahora en el Pleno del Congreso que debía revalidar el Real Decreto-Ley.

Rubalcaba: grandes errores de pocos contra muchos

El primero en denunciar esas medidas fue el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, que tuvo una durísima intervención, como hacía tiempo que no se le veía realizar. Nada que ver el Rubalcaba de este jueves con el del miércoles, por ejemplo, en la sesión de control al Gobierno. De la duzura_mantequillosa de tan sólo 24 horas antes pasó, como en un cambio místico de Jeckyll a Hyde, acusó así a la "incompetencia" de este Gobierno: "Nunca tantos habían pagado tanto por los errores de unos pocos".

Una frase, sin duda, que resume una durísima y muy jaleada intervención, pero que se completa como que "como los malos toreros Rajoy gritó: ¡Dejadme solo!, y solo se ha quedado", o que el Decreto finalmente aprobado este jueves "es una enmienda a la totalidad de Rajoy a Rajoy", pero, además, es "injusto, dañino e inaceptable" y constituye "el mayor recorte de nuestra historia".

Coscubiela y la "indignidad" y "cobardía" de Rajoy y su Gobierno

Más duro fue el portavoz de ICV-Izquierda Plural, Joan Coscubiela, que acusó de "indigno" al presidente del Gobierno por este 'recortazo' a los españoles y especialmente por criminalizar a cinco millones de parados y llamarles 'vagos' -a los parados les aplican la presunción de fraude", dijo-.

Coscubiela protagonizó un incidente con la presidenta en funciones del Congreso -Jesús Posada se había ausentado- cuando llamó 'chulos' y cobardes al Gobierno y a quienes les apoyan: "Son chulos con los débiles y cobardes con los poderosos". Sus palabras fueron increíblemente respondidas por la presidenta en funciones, Celia Villalobos, que le pidió que las retirara. Naturalmente, el diputado de la izquierda real no las retiró, pero incluso añadió algún comentario que no gustará al diario ABC, al que denominó "acorazada Brunete de la comunicación".

Baldoví, jamás de rodillas

Esa línea de dureza dialéctica fue usada también por el diputado de Crompromís, Joan Baldoví, que le dijo al ministro, mirándole fijamente desde la tribuna: "Quieren ponernos de rodillas y no lo conseguirán". Una frase que, en el fondo, iba implícita en otras intervenciones, como la de la diputada de Geroa Bai, Uxue Barkos, que anunció su voto en contra del 'recortazo' gubernamental.
Más templado en las formas fueron Enrique Álvarez Sostres, del conservador Foro Asturias, o Pedro Quevedo, de Coalición Canaria, pero ambos también explicaron que no podían votar unos recortazos que lejos de aliviar la economía pueden sumir aún más en la desesperación a millones de españoles.

Montoro pudo constatar el absoluto rechazo que sus medidas suscitan incluso entre los nacionalistas: este debate ha sido la evidencia más palpable del divorcio entre el PP y CiU, por ejemplo, pero también del abismo que se ha abierto entre el Gobierno del Estado y el Partido Nacionalista Vasco.

Pedro María Azpiazu, como portavoz del PNV en este debate, utilizó un tono irónico-didáctico para 'enseñarle' a Montoro a leer y escribir en la nueva 'escuela' popular: "La 'seño' es ahora la Canciller Merkel, y en lugar de por la 'm' se empieza por la 'r'. La 'r' de rescate, que implica recortes que nos conducen a una inevitable recesión que obliga a nuevos recortes que agravan la recesión. La frase, de forma simple, podría quedar algo así como 'El rescate son más recortes y mayor recesión'".

La dureza de Azpiazu fue de auténtico fondo, aunque no de forma: "Señor ministro, convendrá usted conmigo que este decretazo supone el mayor recorte de una sola tacada, tanto desde el punto de vista cuantitativo (subidas de impuestos y reducciones de gasto) como cualitativo en términos de derechos sociales. Un decretazo cuyo impacto en la economía va a ser claramente negativo profundizando en la grave recesión en que estamos (...) Reducir las prestaciones por desempleo y eliminar la paga extra a los funcionarios va en la misma dirección de deprimir el consumo. Además, son unas medidas profundamente injustas e inequitativas, pues afectan a muchas personas, y a sus familias, que lo están pasando muy mal y que lo van a pasar peor".

En resumen, el rechazo del PNV fue total, como total lo fue también el de CiU, expresado por su portavoz para este debate económico, Josep Sánchez Llibre: "Este Decreto-Ley lo hacen de espaldas al Parlamento", le dijo al ministro, y manifestó su rechazo porque, entre otros argumentos ya repetidos, invade además competencias autonómicas.

El ministro Montoro sólo recibió buenas palabras del representante de UPN, Carlos Salvador, y, naturalmente, de la portavoz de economía del Grupo Popular, Elvira Rodríguez: "Muchos de los que han subido a esta tribuna no engañan a la gente", dijo Elvira, porque "en eso estamos hoy, en el futuro de todos".

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios