www.diariocritico.com

El operativo policial podría ser permanente a partir de septiembre

El 'blindaje' del Congreso que amenaza con perpetuarse vuelve locos a los comerciantes que claman por las pérdidas

El 'blindaje' del Congreso que amenaza con perpetuarse vuelve locos a los comerciantes que claman por las pérdidas

lunes 23 de julio de 2012, 20:34h
Los comerciantes y hosteleros de las zonas aledañas al Congreso de los Diputados alzan la voz ante el despliegue dispuesto por la Delegación del Gobierno. Denuncian pérdidas que rondan el 50%, comienzan a organizarse para protestar ante una situación que califican de "muy crítica". El operativo policial podría establecerse de forma permanente a partir de septiembre.
El pasado viernes 13 la Delegación del Gobierno en Madrid desplegó un dispositivo policial con pocos precedentes en nuestro país que vallaba la Carrera de San Jerónimo y todas las calles cercanas. Un operativo que ha provocado el 'blindaje' de nuestras Cortes ante las decenas de protestas contra los recortes ocurridas en la capital, llegando a su clímax en la multitudinaria manifestación del pasado jueves.

El despliegue, que dura ya varios días, está provocando una ruina en los restaurantes y comercios de la zona. Las quejas de éstos comienzan a hacerse cada vez más agresivas, en una situación que recuerda a la de los propietarios de la Puerta del Sol durante la acampada del 15-M, aunque la respuesta de las autoridades no sólo no es tan contundente como entonces sino que ni siquiera existe.

La restricción de la entrada por parte de la policía ha jugado un papel importante en las pérdidas acumuladas por los propietarios. "Sólo dejaban pasar a los huéspedes de los hoteles, nadie más podía entrar al bar a tomar algo", nos comenta un joven camarero de uno de los restaurantes de moda en Madrid situado en la misma Plaza de las Cortes. "Hemos notado demasiado las pérdidas, el turismo ha desaparecido estos días", añade.

Desde el pasado domingo no piden acreditación para pasar a la calle pero la fotografía de la Carrera de San Jerónimo la siguen protagonizando decenas de vallas amontonadas con otros tantos policías.

"Lo estamos pasando mal porque además de la crisis que hemos perdido la mitad de los ingresos, ahora con el vallado estamos perdiendo otro 50% de las ventas", cuenta a Diariocrítico Fernando, propietario de un centro reprográfico en la calle del Marqués de Cubas. "Todos los comercios ya nos hemos puesto en contacto con un abogado para mandarle una carta de protesta a la delegada del gobierno [Cristina Cifuentes] y explicarle que nuestra situación es más que crítica", concluye.

El quiosquero Serafín Montiel que acumula pérdidas de hasta un 60% califica su situación de "horrible" y clama porque el vallado sea restringido exclusivamente al perímetro del Parlamento como medida a esta situación. "Las manifestaciones son pacíficas, no hay ningún desperfecto en la plaza, ni en mi quiosco, esto es absurdo", añade. Serafín ve muy negro su futuro ya que le han asegurado que este operativo va a ser continuo a partir de septiembre. "Yo vivo del turismo y si te cortan la calle no pasa nadie, me joden el negocio y a esta gente le da igual", maldice. "El turismo se va muy disgustado con lo que ven, como para venir otra vez...", concluye con una ironía producto de la indignación.

El riesgo a que se produzcan nuevas manifestaciones contra los recortes en los próximos días mantiene el agresivo despliegue policial mientras que los propietarios siguen esperando una solución por parte de la Delegación del Gobierno, o al menos, una respuesta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios