www.diariocritico.com

Retrato de uno de los hombres más poderosos del mundo

La historia detrás de Sheldon Adelson: la banca de 'Eurovegas'

La historia detrás de Sheldon Adelson: la banca de 'Eurovegas'

miércoles 05 de septiembre de 2012, 19:26h
Los últimos meses hemos escuchado su nombre en boca de ciudadanos, poderosos empresarios o políticos de todas ideologías. Sheldon Adelson con su proyecto 'Eurovegas' se ha convertido en una de las personalidades más deseadas y a la vez odiadas de nuestro país. Pero, ¿sabemos realmente quién es este multimillonario magnate judío? Desde Diariocrítico trazamos algunas líneas del complejo y enigmático retrato de uno de los hombres más influyentes del mundo.
Nacido en las calles de Boston en el seno de una familia de ucranianos askenazíes hace ya 79 años, Sheldon Gary Adelson, comenzó su carrera empresarial a los 15 años regentando un quiosco de periódicos. Año tras año fue invirtiendo los beneficios conseguidos en un nuevo negocio. Primero compró máquinas expendedoras, luego se hizo comercial en Wall Street y años más tarde, intermediario entre pymes y bancos. Estos contactos le permitieron conseguir el crédito suficiente para comprar una serie de apartamentos, hoteles y hasta una 'modesta' aerolínea en Boston. En 1989 comenzó a invertir en Las Vegas.

Su estrategia empresarial cambió en el viaje de luna de miel con su segundo matrimonio a Venecia, ya que decidió que era necesario hacer de 'la ciudad del juego' un destino más familiar y romántico. El resultado fue el 'Venetian Resort', el complejo hotelero más grande del mundo con un coste aproximado de 1.500 millones de dólares. En sus 11.000 m² podemos encontrar más de 7.000 suits, decenas de canales en las que poder acudir en góndola a las tiendas de las marcas más exclusivas del mundo o incluso visitar su propio museo de cera.

Es el decimosexto hombre más rico del mundo -según la revista 'Forbes'- con una fortuna que ronda los 25.000 millones de dólares y una de las cabezas visibles del poderoso lobby judío estadounidense. Ha destinado cientos de millones de dólares a financiar los viajes de éstos a Israel para mantener los lazos de fraternidad. Tampoco duda en confesar que tiene preparada una donación de 100 millones de dólares para el candidato a la presidencia que le asegure la protección a Israel, congelar los impuestos y que haga la vista gorda en sus 'cuestionables' negocios. Por cierto, ya ha encontrado a su hombre: el candidato republicano Mitt Romney.

Un viejo amigo de Adelson, Jason Chudnofsky, confesó al 'New York Times' cuál era la máxima obsesión del magnate. "Sheldon quería ser más rico que Bill Gates, siempre quiso ser el número uno", confesó.

Macao, con sus miles de millones de potenciales visitantes para los casinos, supuso el siguiente objetivo. Una locura que hizo que las acciones de su compañía cayeran un 99%, con pérdidas de 25.000 millones de dólares.
La construcción del 'Macao Sands' trajo consigo su primer escándalo con la justicia: la prensa estadounidense sacó a la luz los posibles sobornos de Adelson a autoridades chinas y su relación con las triadas chinas. Este verano, el 'Wall Street Journal' también hizo públicas las investigaciones llevadas a cabo por la Fiscalía estadounidense sobre un presunto escándalo de blanqueo de dinero a través de dos de los casinos de Sheldon Adelson en Las Vegas.

La llegada de Las Vegas a Asia resultó ser un tremendo éxito para Adelson con 1.400 millones de ingresos su primer año. Un modelo que quiere repetir en nuestro país y según las últimas declaraciones de Esperanza Aguirre, intuimos que tendrá lugar en Alcorcón. 15.000 puestos de trabajo directos e indirectos, son las cifras que han enloquecido a las autoridades madrileñas y catalanas, competidores en la feroz carrera por ser la sede. No es casualidad que sea precisamente ahora cuando Adelson haya decidido realizar su entrada triunfal en España. En unas declaraciones a la revista estadounidense 'The Atlantic', el magnate afirmó que el alto nivel de paro le garantizaba el apoyo del Gobierno.

 Y una vez más, tenía razón. Las autoridades españolas han movido cielo y tierra, leyes y ética, para poder jugar en la ruleta del americano. Lo que no saben aún es que un casino, la banca siempre gana. Adelson siempre gana.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios