www.diariocritico.com
¿A quién le tirarán ahora los tuppers?

¿A quién le tirarán ahora los tuppers?

lunes 17 de septiembre de 2012, 16:53h

Miren, si hay algo que me asquea en política es la violencia, el extremismo y el talante antidemocrático. Jamás he sido partidario de Esperanza Aguirre. Ni me acerco a ello siquiera. Pero me horroriza cómo se ha creado durante estos años una corriente de opinión tan extremista contra ella, por mucho que mereciera crear una masa de enemigos. Es cierto que Aguirre siempre ha sido provocadora, chulesca y prepotente. Cae mal a sus adversarios y enloquece a sus seguidores. De ahí que sus detractores dijeran cosas tan horribles en los últimos tiempos como aquello de "Aguirre muérete", en muchos actos donde la presidenta de la Comunidad de Madrid acudía.

Digamos las cosas con nombres y apellidos, bien claritas: desde que se supiera que padecía un cáncer, alguna parte (eso hay que dejarlo claro) de sus enemigos en la sociedad no tuvieron el menor reparo en alegrarse, e incluso pronunciar frases como la antes mencionada, deseando su muerte, con el poco gusto humano y decoroso que aquello puede tener.

Aguirre es la ex ministra de la provocación, la ex presidenta del Senado simplemente correcta y la auténtica superstar de la política madrileña gracias a que desde 2003 ganara esas polémicas elecciones en las que consiguió investirse como presidenta gracias al famoso 'tamayazo' en las filas socialistas. Como presidenta de Madrid ha sido un continuo espectáculo mediático, un duro rival para sus adversarios políticos y un enemigo al que señalar por parte de la sociedad más progresista.

Su talante abierta y reconocidamente liberal-económico, su defensa por las costumbres burguesas (colegios privados, bilingües, campos de golf...), su ataque al canal público (Telemadrid), sus recortes y sus privatizaciones le han hecho valerse la peor fama posible en la Comunidad de Madrid, olvidando aquellos viejos tiempos en los que Gallardón, hay que decirlo, tenía contentos a la inmensa mayoría de los madrileños.

Aguirre no. Es la típica amiga de sus amigos y enemiga de sus enemigos a más no poder. O la quieres o la odias, casi. Pero es que eso es precisamente lo que me horroriza: la capacidad que ha tenido el ser humano para sacar lo peor de sí ante esta auténtica 'animal política' que era Esperanza cuando estaba en activo. Ahora cuelga las botas, las mismas que en su día lucía nada más llegar de un avión que la traía de La India, donde sobrevivía a un terrible atentado islamista. O la misma Aguirre que contaba con salero que sobrevivió a un accidente de helicóptero junto a su entonces rival por controlar el PP, Mariano Rajoy, ahora presidente del Gobierno.

Lo dicho: era una grande de su profesión. Siempre fue invicta, nunca nadie la ha batido en las urnas. Pero pocos gratos recuerdos guardará de ella la sociedad madrileña y la española. No es bueno tener políticos así, tan chulescos y presidencialistas. Al mismo tiempo creo que es positivo que se acabe una etapa de la cual debemos reflexionar todos: nunca más se puede repetir escenas como las que algunos exaltados protagonizaban cada vez que ella estaba presente en actos públicos o le tiraban 'tuppers' por sus recortes en Educación. A los políticos no hay que desearles la muerte ni tirarles objetos, sino desearles la derrota electoral. Y para eso no se usan pistolas, ni espadas, ni insultos. El voto en la urna es el mejor arma, y está al alcance de todos.

Los que hoy se alegran de que Esperanza deje la política por su enfermedad, el cáncer, tampoco son de los míos. Y espero que no se cumpla aquello de "otros vendrán que buena la harán"... Simplemente sueño con una etapa mejor en todos los sentidos: conducta ejemplar de gobernantes y ciudadanos, guante blanco y diálogo, mucho diálogo, algo que nunca ha sido la bandera política ni el estilo de esta señora que ahora deja el cargo para otros menesteres. También espero que ahora tengan más agumentos para hacer política que cebarse con 'la Espe', que era el argumento fácil. Ahora será el PP de Madrid.

Suerte, Aguirre, en serio.

 

Pablo M. Beleña

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    13297 | Desesperanza - 18/09/2012 @ 14:52:15 (GMT+1)
    Lastima que el helicoptero no volara más alto.
    13256 | Turner - 17/09/2012 @ 18:06:03 (GMT+1)
    Un pequeña correción. Aguire no fue presidenta por el "tamayazo", más bien fue Simancas, quien dejó de serlo por culpa de ese asunto. Aguirre fue presidenta por que así lo votaron los madrileños en la repetción de las elecciones.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.