www.diariocritico.com
Un aviso a Rajoy

Un aviso a Rajoy

lunes 17 de septiembre de 2012, 17:40h
La lideresa madrileña ha tirado la toalla y ha dimitido como presidenta autonómica y como diputada regional en una acción absolutamente sorpresiva y sorprendente. Pero en lo que podría sonar como una derrota política, puede estar su victoria:  Esperanza Aguirre no ha dejado nada claras las razones de su dimisión. ¿Es su enfermedad? ¿Son motivos exclusivamente personales? ¿Por qué ha hablado de motivos personales y políticos en su anuncio ante los medios de comunicación?

Si Aguirre hubiera deseado cerrar de verdad un ciclo político hubiera explicado sin lugar a dudas que se va porque está cansada, porque está enferma o simplemente porque ya está harta, porque ha cumplido su ciclo y porque le apetece la vida familiar. Pero Aguirre ha sido específicamente ambigua, no ha querido cerrar el affaire, sino que ha dejado abierta la carpeta a propósito, dando lugar a todo tipo de interpretaciones -y especulaciones-  políticas, y eso a quien hace daño es a Rajoy.

Lo que sí es rigurosamente cierto es que muy pocos sabían este lunes que Aguirre iba a anunciar su dimisión. Apenas un círculo muy reducido de colaboradores que incluía a su vicepresidente y presunto sucesor, Ignacio González, y a su jefa de Comunicación, Isabel Gallego, sabían lo que iba a anunciar Aguirre tras su encuentro con Rajoy en La Moncloa. La sorpresa entre sus otros colaboradores ha sido total, según confiesan medios muy próximos a la lideresa. ¿Por qué ese secretismo? Para evitar filtraciones, sin duda, como ha reconocido la propia Aguirre, pero ¿no hay algo más detrás?

Porque es extraño que Aguirre lo anuncie así -no por la forma teatral en que lo ha hecho, que la dimisionaria siempre ha sido muy dada a la escena-, en la forma, en el fondo, en el tiempo: justo cuando acaba de conseguir uno de sus grandes sueños -el 'eurovegas'- y cuando acaba de salir indemne y fortalecida de un debate sobre el estado de la región en el que, además, ha hecho promesas para las próximas elecciones. Muy extraño todo.

Lo cierto es que con esta dimisión -Aguirre ha dicho que dejará también la presidencia del PP de Madrid porque no quiere 'bicefalias'- se lo pone muy difícil a Rajoy. Primero, porque o Rajoy traga con el sapo de Ignacio González y le nombra candidato o abre un melón en Madrid de incalculables consecuencias en un momento en el que el presidente del Gobierno necesita más apoyos que nunca. Segundo, porque al irse Aguirre, y anunciar también que se va del PP de Madrid, se abre un periplo sucesorio donde puede pasar de todo dentro del propio partido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios