www.diariocritico.com

Tras el 'no' de Rajoy, el presidente catalán: "Cataluña no se puede quedar quieta, eso seguro"

Mas entierra el pacto fiscal y anuncia un proyecto soberanista para una Cataluña dentro del euro

Mas entierra el pacto fiscal y anuncia un proyecto soberanista para una Cataluña dentro del euro

> La próxima semana podría anunciar el adelanto electoral

jueves 20 de septiembre de 2012, 13:34h
Se acabó el pacto fiscal, pero esto no va a quedar así. Lo ha dicho el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras su encuentro con el presidente del Gobierno en el que Mariano Rajoy le ha negado cualquier posibilidad de diálogo ahora o en el futuro sobre la 'quimera' de la 'Hacienda catalana'. Mas no soltó ninguna 'bomba' informativa tras su encuentro con Rajoy, ni habló explícitamente de 'independencia', pero sus palabras encierran el deseo de construcción de una Cataluña separada del Estado español. Lo que sí reveló Mas es que el 'no rotundo' al pacto fiscal lo consensuó Rajoy con Rubalcaba.

- Rajoy rechazará el 'pacto fiscal' con Cataluña y Mas convocará elecciones anticipadas
- Mas crea el "embrión" de una Hacienda | El Rey también se verá con Mas
"Se ha perdido una oportunidad histórica de entendimiento". Así, sin ninguna resignación, se lamentaba el presidente de la Generalitat de Cataluña del resultado de su encuentro con Mariano Rajoy en La Moncloa. Fueron dos horas de 'desencuentro' en el que Rajoy le dijo que no habrá pacto fiscal porque, entre otras cosas, la Constitución no lo permite, y Artur Mas salió respondiendo que "hay pueblos que se consideran Nación y ese sentimiento no va a cambiar por una Constitución".

La respuesta que Rajoy iba a darle al presidente catalán era archiconocida, y por el escenario elegido por Mas para ofrecer su rueda de prensa había sido estudiado al milímetro: la sede de la delegación del gobierno catalán en Madrid, y flanqueado sólo por dos banderas: la senyera y la europea, las dos banderas que conforman exclusivamente el proyecto que Mas tiene para una Cataluña separada de España, pero 'socia' de ésta en la Unión Europea y en la Eurozona.

Porque en el fondo eso es lo que Artur Mas ha dicho en Madrid: no ha empleado en ningún momento la palabra 'soberanía' -como hacía con tanta frecuencia el vasco Ibarretxe-, ni la palabra 'independencia' -que no citó ni una sola vez-, ni siquiera el siquiera el sustantivo 'ruptura', al menos no la 'ruptura total', pero todo lo que expuso en una rueda de prensa en catalán y en castellano tendía a eso: a una Cataluña independiente de España pero integrada en la Eurozona.

Esta fue su frase más significativa, por lo que tiene de clarificadora: "Tomemos las decisiones que tomemos no hay que plantearlas en términos de ruptura total", añadiendo acto seguido que "porque nosotros no nos vamos a separar del marco europeo y del euro, y eso no son rupturas, son evoluciones". Todo un proyecto de intenciones soberanistas, sin duda.

Rajoy y Rubalcaba, contra el pacto fiscal... y contra Cataluña

En realidad, pocas novedades reportó la rueda de prensa de Artur Mas tras su encuentro con Rajoy; un encuentro que calificó de "decepcionante y triste" y sobre el que dijo que "se ha perdido una oportunidad en el entendimiento entre Cataluña y el conjunto de España", porque "se nos ofrece el ir tirando en el día a día, pero no ir avanzando en el pacto fiscal". Así que, "en esas condiciones, insistir en esta vía no tiene sentido".

Lo que sí sorprendió del presidente de la Generalitat es que confirmara en la rueda de prensa que contra su propuesta de la 'Hacienda catalana' estén tanto Rajoy como el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba: "Yo he entendido que ese 'no' rotundo del señor Rajoy lo ha consensuado con el señor Rubalcaba"; es decir, que los socialistas dicen unas cosas en Cataluña y otras en el resto de España.

En todo caso, pudo verse a un Artur Mas muy dolido, pero asombrosamente comedido, que en ningún momento aceptó revelar ninguna de las supuestas cartas que tiene guardadas en la manga. Mas eludió las preguntas que se le formularon al respecto, limitándose a anunciar que se inicia ahora un periodo de reflexión en Cataluña tras el cual habrá que tomar decisiones en los próximos días. En concreto, el president fechó las decisiones en torno al Debate de Política General que tendrá lugar en el parlamento catalán el martes, miércoles y jueves de la semana próxima.

Ahora bien, lo que es seguro es que habrá reacciones, y que pueden ser airadas: "Cataluña, en estos momentos, no se puede quedar quieta. Eso seguro", y a partir de ese momento, Mas explicitó algunas de su consideraciones respecto a España, Cataluña y la Constitución de 1978. Consideraciones que, en definitiva, se pueden resumir en la siguiente frase: "Lo único que no me puedo permitir es que Cataluña se quede sin proyecto, porque eso es quedarse sin futuro".

Aunque Artur Mas no explicitó el 'proyecto', en el fondo queda claro que se trata de un Estado catalán propio, pero dentro de la zona euro. Y eso para Mas 'no es romper' con España: "Romper no está en mi vocabulario", dice, y añade que "no hablamos de ruptura", pero luego insiste en el Estado propio.

De Constituciones y quimeras

La carta del Rey en la que pedía que nos dejáramos de quimeras no ocupó ni treinta segundos en la conversación entre Mas y Rajoy, pero sí valió algunas consideraciones del president catalán. Dijo que no se siente aludido por la carta porque él no plantea "ninguna quimera", sino un pacto fiscal avalado por el Parlament y por la gran mayoría de los catalanes: "Como entendemos que el Rey no puede aludir a eso como una quimera, no podemos sentirnos aludidos".

Ahora bien, lanzó acto seguido un mensaje a la Jefatura del Estado español, explicitando que "hay pueblos que se sienten nación y eso no lo van a cambiar por una Constitución, ni por declaraciones por muy alto rango que tengan ni por presiones ni metiendo miedo. No lo cambiaron ni las dictaduras".

Y hablando de Constituciones, Mas abundó en la idea de que en Cataluña se pueden encontrar "caminos" y "soluciones" ampliamente compartidos: "Hay pueblos, como Cataluña, que se sienten nación y esto no lo van a cambiar por una Constitución, ni por declaraciones por muy alto rango que tengan, ni por presiones ni metiendo miedo". Para Mas, la Constitución no puede ser un corsé que amule las aspiraciones del pueblo catalán: "Las constituciones se adaptan o si no, anulan la voluntad de los pueblos".





Lea también:
- Rajoy rechazará el 'pacto fiscal' con Cataluña y Mas convocará elecciones anticipadas
- Mas crea el "embrión" de una Hacienda | El Rey también se verá con Mas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios