www.diariocritico.com

En un año, ha salido capital de nuestro país el equivalente al 27% del PIB

Standard & Poor's y el FMI ponen a España en un brete: ya rozamos el bono basura

Standard & Poor's y el FMI ponen a España en un brete: ya rozamos el bono basura

jueves 11 de octubre de 2012, 10:51h
El Fondo Monetario Internacional (FMI) "nos inauguró" la semana un martes. Los señores de Washington no dejaron títere con cabeza en su "cañonazo" a Europa. Ni Alemania se libró (aún más, fue señalada como "asfixiante" en sus políticas de recortes y sus tiempos para reducir el déficit de los peor parados). Qué decir de España. Tan tétricas fueron las cifras señaladas en el Informe Sobre la Estabilidad Financiera Mundial, que muchos economistas ya han alertado de la gran falta de responsabilidad que está mostrando el organismo en sus últimas previsiones. Como una suma de males, el miércoles, terminaba con la rebaja de Standard & Poor`s para la calificación de la deuda soberana española en dos escalones, hasta BBB-, al borde del 'bono basura'.
El titular que todos leímos venía a decir que España podía alcanzar, perfectamente, la pavorosa cota de los 750 puntos básicos, por la falta de medidas concretas para acelerar la salida de la crisis. ¿Por qué? Porque, según su análisis, si las autoridades europeas se demorasen en aplicar las reformas necesarias o tomar ciertas medidas (entre las que se encuentra el rescate a España, no bien visto por Alemania) se podría empeorar de manera profunda la situación de la zona euro y provocar un desapalancamiento de los bancos de la región mucho mayor de lo previsto.

A la par que la salida de capitales sería más intensa desde los países periféricos -entre junio de 2011 y junio de 2012 han salido de nuestras fronteras 296.000 millones de euros, el 27% del PIB de 2011-. De cumplirse la hipótesis, España sería una de las economías más perjudicadas. El PIB podría caer un 3,2% en 2013. En el peor de los escenarios. "¿Para que España no se lo piense más y pida ya el rescate?", se preguntan los expertos. Tal es el escenario que ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, volaba a Tokio para participar activamente en la asamblea y tener una conversación con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. Digamos que para "detallar las cuentas".

Este jueves los comentarios extra oficiales de nuevo replicaban los que se escucharon en Luxemburgo el lunes: ¿pedirá España el rescate? Si bien el FMI mantiene su postura diplomática al respecto, con un: "Esa decisión corresponde al Gobierno español", parece cada vez más evidente que es favorable a esa solicitud. Algo que se vio claro cuando animó a "los países acreedores" a facilitar los rescates a los que lo necesitasen. Y fue José Viñals, responsable del departamento financiero, quien preguntado en una entrevista respondía claramente que una petición de rescate de España sería "bienvenida".

Por otro lado, el Fondo dijo estar dispuesto a volver a prestar dinero a los países del euro para frenar como sea la sangría. Esa posibilidad la ponía sobre la mesa su 'número dos', David Lipton, en una entrevista al The Wall Street Journal. "Queremos reunir nuestros recursos, humanos y financieros, para ayudar a nuestros miembros". Como trasfondo de la preocupación extrema por la falta de acción de Europa y las consecuencias sobre las perspectivas de todo el mundo.

Sea como fuere, como una suma de males, el día de ayer terminaba con la rebaja de Standard & Poor`s para la calificación de la deuda soberana española en dos escalones, hasta BBB-, al borde del 'bono basura'. Para S&P, seguimos siendo un país que necesita hacer frente de sus obligaciones de manera adecuada. Y mantiene una perspectiva negativa para la economía, tras el informe del FMI. Creen que la profunda recesión que sufre España está "limitando las opciones del Gobierno", al tiempo que subraya el desempleo y las restricciones de gasto como principales razones de la inestable situación económica.

Además, el informe de la agencia hace referencia directa a las "fricción" entre el Gobierno central y las autonomías, aunque sin hacer mención expresa a la situación en Cataluña. El informe tampoco olvida el creciente "descontento social". No todo el peso recae sobre el Ejecutivo y las administraciones autonómicas. S&P también apunta a la "falta de compromiso" de algunos miembros de la eurozona sobre la necesidad de recapitalizar el sector bancario español.

Antes, en la cumbre hispano-francesa, instalados en la contra-postura, y para intentar conjurar esos malos augurios, precisamente Mariano Rajoy y su homólogo francés, Françoise Hollande, decidieron plantarse y manifestar que es a cada gobierno a quien corresponde crear las condiciones de crecimiento para desmentirlos. Hollande señaló que "Si solucionamos las cuestiones de la zona euro, si aplicamos las decisiones de controlar las cuentas públicas y sostener las inversiones productivas, tendremos cifras de crecimiento diferentes de las previsiones hechas, en el contexto de hoy".

"El FMI hace sus proyecciones respecto a lo que existe hoy, pero el papel de los políticos es hacer que mañana no se parezca a hoy". Por su parte, Rajoy declaró que espera "que no se realicen las previsiones del FMI y que se realicen las del Gobierno español". "Creo que es lo que esperan todos los países de la Unión Europea". A lo que añadió que "este año, en España, habíamos previsto un crecimiento negativo de -1,7% y creo que los resultados serán mejores".

El FMI y el BM celebran cada tres años su asamblea plenaria fuera de Washington, y este año Japón es el anfitrión, para conmemorar el 60 aniversario de su adhesión al Fondo. Por cierto que, en esta ocasión, la nota discordante ha llegado desde China. El gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, y el ministro de Finanzas, Xie Xuren, han cancelado su asistencia. El motivo ha sido la tensión que se vive entre ambos países por la disputa de las islas Senkaku, un archipiélago deshabitado en el mar de China oriental conocido como Diaoyu por Pekín.

En Tokio se espera también que los ministros de Finanzas de los siete países más industrializados (G7) se reúnan este jueves, así como los que conforman el grupo de los llamados BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que han tomado el relevo como motor que tira de la economía planetaria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios