www.diariocritico.com
El otro rescate de España

El otro rescate de España

jueves 11 de octubre de 2012, 12:33h
Se especula desde hace ya meses, y con especial intensidad estas últimas semanas, sobre la inminente ayuda o rescate de la economía española, su cuantia, su destino que ya parece asignado a resolver los problemas de alguna banca, los mecanismos de entrega y las condiciones de devolución. Y para más confusión, aún sobrevuela la idea de no ser necesario ningún tipo de rescate, bastando con una intervención inteligente del BCE. La alternativa tiene un fuerte arraigo en Alemania porque con la situación actual su economía se beneficia de un coste del crédito mucho más bajo que los países mediterráneos, competidores en algunos renglones industriales. Por otra parte, las estimaciones de algunos organismos internacionales como el FMI siembran intranquilidad en los mercados, en los que cabe apreciar movimientos estratégicos de largo alcance ante la posibilidad de una debacle económica de la zona euro en la que los acuerdos alcanzados por sus líderes vienen inducidos por los próximos eventos electorales.

Pero la inminencia o no de un rescate de fondo ha cedido protagonismo con la presentación de unos Presupuestos Generales del Estado increíbles en su globalidad y en el detalle: Ni se alcanzarán los montos de ingresos ni se respetarán las previsiones de gastos, ni se cumplirá el objetivo de déficit. Ha sido una constante en la historia presupuestaria española las desviaciones, a veces enormes en el estado de gastos, aunque en cuanto a los ingresos las estimaciones han sido más acertadas. Pues bien: en esta ocasión fallarán ambos estados porque los ingresos tributarios se basan en un decrecimiento suave pero cierto de la actividad económica y un reforzamiento de las medidas inspectoras;  y en cuanto a los gastos, los pagos de intereses y amortizaciones de la deuda crecerán como lo harán las prestaciones por desempleo y los pagos por pensiones por el aumento de los beneficiarios. Y no hay que engañarse sobre las exigencias de nuestros socios europeos en cuanto a las restricciones del gasto que, si bien en las últimas semanas parece que han desaparecido, se reavivarán en cuanto la tendencia recesiva de toda la eurozona se afiance. Ya veremos entonces las consecuencias de no haber solicitado un rescate en tiempo y forma, por razones electorales o por un mal entendido pundonor. Como dice el refrán "más vale vergüenza en la cara que pena en el corazón".

Podríamos cerrar este comentario  en este punto, pero el título requiere un tratamiento  siquiera de momento superficial del otro rescate que se le plantea a Rajoy y su gobierno: el rescate de la España secular, considerando el rebrote de los independentismos hispanos. Va a ser una cuestión de la que habrá que ocuparse reiteradamente y con profundidad, porque no solo afecta a la integridad de España y a su configuración política, sino que tiene difíciles implicaciones sociales y económicas. Creo como Felipe González que ninguna comunidad se independizará en definitiva; pero la dinámica actual está perjudicando la confianza de los ciudadanos y de los mercados e instituciones internacionales sobre la recuperaciónj de la economía española. Digamos para terminar este apunte que Mariano Rajoy ha tratado la cuestión desastrosamente y que gran parte de la respuesta del pueblo catalán se debe al anticatalanismo avivado desde sectores del partido popular y sus aledaños.

En próximas ocasiones habrá que ocuparse de la cuestión en los tres territorios históricos, también Galicia, en donde unos y otros culpabilizan a los gobiernos de  la España democrática de la situación económica de la comunidad, pese a que globalmente ha conocido en los últimos años un crecimiento continuado. Con Franco era otra cosa. Continuaremos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios