www.diariocritico.com

Crónica general de las elecciones del 21-O

El hundimiento socialista facilita la hegemonía del PP en Galicia y el triunfo soberanista en Euskadi

El hundimiento socialista facilita la hegemonía del PP en Galicia y el triunfo soberanista en Euskadi

domingo 21 de octubre de 2012, 23:10h

I. El hundimiento socialista

Las elecciones vascas y gallegas del 21 de octubre han dejado demasiadas incógnitas que deberán ahora interpretar y resolver los sociólogos y politólogos electorales de todo signo. Pero son unos resultados, sobre todo los de Euskadi, que no resultan tan sencillos de interpretar. Una cuestión, sin embargo, sí que destaca en primer lugar, por tener un mínimo común denominador en Galicia y en el País Vasco: los que pensaban que Rubalcaba y el Partido Socialista no podían bajar más, simplemente se equivocaba. Estas elecciones han sido el remate del hundimiento socialista, de toda una organización presa de la terrible herencia del 'zapaterato'.

Así es: el PSOE se ha hundido en Galicia, donde un no buen candidato, con escaso gancho político y nulo carisma ha sido incapaz de movilizar al electorado de izquierdas gallego y ha perdido 250.000 votos y 7 escaños con respecto a las elecciones de 2009. Es, sin duda la herencia del 'bipartito' (PSdeG-BNG) que gobernó Galicia antes de 2009, pero es una herencia de la que Vázquez no es el gran culpable, aunque arrastra esa impronta que no ha sido capaz de erradicar de un electorado siempre difícil y mayormente apegado a las tesis populares.

Habría que decir en honor de Vázquez que la escisión de los nacionalistas del BNG, con un Beiras más 'disparado' que nunca en el cartel contrario, ha podido sumar en ese desencanto que parecen transmitir las urnas. Pero la presencia de Rubalcaba en tierras gallegas ha tenido un efecto contrario al pretendido, que era poner en videncia la política de recortazos del Gobierno de Rajoy y de su correligionario y alumno destacado Alberto Núñez Feijóo. Entonces, ¿ha pesado más en Galicia la dura herencia del 'Zapaterato' que los duros recortazos de Rajoy?

Sería buena una explicación al respecto, pero que acaso habría que unir al desastre electoral que ha vivido el BNG de Francisco Jorquera, acogotado, literalmente, por un neopartido_neonacionalista de viejo cuño como es ANOVA, de Beiras, coaligado, eso sí, con una Izquierda Unida gallega que siempre ha sido fantasmagórica en las urnas.

Así las cosas, todas las miradas están puestas en Rubalcaba más que en Pachi Vázquez, porque lo que haga Vázquez en Galicia no es nada con lo que puede hacer, o verse obligado a hacer, Rubalcaba en la dirección federal. Dado que se acaba de demostrar que, tras el respiro por los pelos de Andalucía y Asturias, el suelo electoral socialista aún puede estar mucho más bajo, ¿dimitirá Rubalcaba? ¿Empezará a guiar al partido hacia su propio relevo? ¿Está Carme Chacón con el cuchillo afilado llamando al Somatén, o esperará más bien a ver qué pasa con el PSC el 25 de noviembre en las elecciones en Cataluña?

 

II. El 25% del voto vasco es abertzale de izquierdas

Segundo punto: elecciones en Euskadi. En el País Vasco la cosa es aún más complicada. Se hunden, es verdad, PSE y PP, que pierden, respectivamente, 9 y 3 escaños (el PSE se queda en 16, cuando obtuvo 25 en 2009, y el PP se queda en 10, cuando tuvo 13 entonces). Pero el caso es que el órdago neosoberanista que ha venido lanzando durante toda la campaña el peneuvista Iñigo Urkullu también ha bajado: en concreto, y aunque gana las elecciones, el PNV pierde tres escaños (se queda en 27, cuando en 2009 obtuvo 30). ¿Quién gana entonces?

Para algunos, he ahí el problema: las urnas han dicho que el 25 % de los votantes vascos (ojo, votantes vascos, no del total de los vascos) vota al radicalismo nacionalista que representa hoy EH-Bildu, encabezada por la antigua batasuna Laura Mintegi. Bildu ha obtenido 21 escaños que le han dado los 276.989 votantes que ha tenido, el 25 % del total que votó.

Finalmente, la UPyD de Rosa Díez ha conseguido mantener el escaño que logró en 2009, aunque en esta ocasión ha estado muy reñido con la candidatura de la izquierda unida vasca, que ha concurrido escindida a estos comicios.

En otro orden de cosas, en estas elecciones vascas no cabe achacar a la abstención el hundimiento del Partido Socialista, uno de los datos más destacados junto con el ascenso de EH-Bildu. En Euskadi, en 2009 votó el 64,68 % del censo, y en estas elecciones de 2012 lo ha hecho el 65,83; es decir, un 1,15 % más. Hay quien ya dice que es que los que se han movilizado son los abertzales, y que los socialistas se han quedado en su casa. Ésa será una de las incógnitas a resolver por sociólogos y politólogos en los próximos días.

Pero antes hay que resolver otros problemas más próximos que se le plantean al peneuvista Urkullu, que gobernará en Ajuria Enea, pero ¿apoyándose en quién? Con sus 27 escaños necesita 11 más para gobernar con mayoría absoluta, y sólo se lo podrían dar el PSE o EH-Bildu. Dado que con estas cuentas el popular Antonio Basagoiti queda fuera de juego [Basagoiti estaba dispuesto incluso a ofrecerle apoyo parlamentario a Urkullu con tal de que el PNV no se echara en los brazos de Bildu], ¿hacia quién se acercara el futuro lehendakari del PNV?

Resultados - País Vasco
(Escrutado 100%)

Partidos

Votos Escaños 2012 (2009)
PNV 34,64% 27 (30)
EH-Bildu 25,00% 21 (-)
PSE 19,13% 16 (25)
PP 11,73% 10 (13)
UPyD 1,94% 1 (1)

 

- Especiales: Elecciones Euskadi

Resultados - Galicia

Partidos

Votos Escaños 2012 (2009)
PP 45,48% 41 (38)
PSOE 20,47% 18 (25)
Anova+IU 14,18% 9 (-)
BNG 10,18% 7 (12)

 

- Especiales: Elecciones Gallegas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios