www.diariocritico.com
PSOE: El Modelo territorial

PSOE: El Modelo territorial

lunes 22 de octubre de 2012, 20:22h
Parece que lo normal sería comentar los resultados electorales de ayer que, con alguna variación son los previstos en las encuestas -en todas las encuestas, algunas no hechas públicas- y sobre los que parece haber unanimidad de criterios, por más que desde algunas plumas se derrame la tinta ruin que guardan algunos resentidos para hacer escarnio de los resultados electorales de alguna formación política, por ejemplo el PSOE. Y yo me pregunto si alguien con dos dedos de frente podía suponer unos mejores resultados en Galicia, con un candidato formado entre prisas, aunque ha demostrado una valía de base; o en Euzkadi donde muchos votos han desasistido al partido socialista por su política plana en los últimos meses. Por otra parte, los ganadores en ambos comicios han demostrado tener un plan de gobierno plausible, razonable y hasta factible, huyendo de descalificaciones gratuitas de los adversarios, acaso por estimar que no erosionaban sus expectativas electorales.

            Pero más allá de constatar un mal resultado, en línea con el obtenido en las elecciones legislativas, parece exigible abrir un profundo y prolongado debate en el partido socialista para dar un rumbo actualizado a su programa que, además de recuperar los recortes del estado de bienestar, plantee nuevas metas que no es necesario que estén vinculadas a un determinado nivel de riqueza del país. Se trataría de utilizar mejor los recursos personales y materiales disponibles y de erradicar cualquier abuso de gestión aunque no supusiera malversación u otra figura penal  semejante. Sin duda que es difícil organizar equipos de acción porque el altruismo escasea en política y cada vez más. Lejos están los tiempos en los que militantes de partidos hacían su proselitismo tirando de bocadillo y poniendo vehículo y gasolina de su bolsillo. Tengo entendido que aún existen algunos sujetos así, en peligro de extinción. Pero hay que salvaguardar la especie -utilizando una expresión ecologista- y devolver a la política su sentido profundo de servicio a la sociedad.

            Resulta inevitable, al menos para el que escribe estas líneas, irse de vez en cuando por los cerros de Ubeda pese a la importancia del tema principal, como ha ocurrido en este caso: porque el PSOE, a pesar de su mala racha actual, es un partido socialdemócrata que esta llamado, al igual que en la mayoría de los países democráticos, a desempeñar funciones de poder o de oposición. Y es muy importante dilucidar cuales son sus carencias y cuales sus objetivos políticos inmediatos o mediatos.

            En este sentido, y ante el reto soberanista de Mas (por cierto que titulé hace algún tiempo un artículo "Menos Mas y más Durán" ¡Qué cosas!) es imprescindible que el partido socialista analice y mantenga un proyecto de ordenación territorial válido para las Españas; que clarifique la estructura federal o federalizante, simétrica o asimétrica, ordenando con independencia de la estructura formal las competencias del Estado central y de los territorios para evitar, no solo duplicidades sino disfunciones graves que se están produciendo y  ponen en riesgo el mandato constitucional de la igualdad básica de todos los españoles. Es un empeño difícil que exige altura de miras y generosidad, porque ante las demandas de unos determinados territorios históricos, lo que no se puede hacer es lo que hizo el presidente del Gobierno pocas semanas atrás: dar con la puerta en las narices al president Más, sin dejar una remota posibilidad de tratar lo que se concedió y sin rechistar en su momento al País Vasco y a Navarra, por mucho que se tiñera la concesión de "derechos históricos". Hasta la Ley de Nueva Planta, todos los reinos y territorios que conformaban España debían votar en sus Cortes la contribución económica a los gastos de -entonces- la Corona. Este asunto de la organización del Estado, como también el cierre constitucional, tendrían que ser la cuestión básica a analizar y debatir en los próximos meses, así como la estructura del partido, que se titula federal pero a veces parece ir mucho más lejos. No es poca la tarea, pero es factible.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios