www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Argo': Ben Affleck se confirma como un gran director de género

'Argo': Ben Affleck se confirma como un gran director de género

> Lea todas las críticas de cine

viernes 26 de octubre de 2012, 10:30h
'Argo' es un thriller muy bien escrito y dirigido cuya única pega es su falta de originalidad. Lo increíble es que, a pesar de ello, Ben Affleck consiga que el espectador lo pase mal, se emocione y respire aliviado ante unas situaciones que ya ha visto cientos de veces y que sabe cómo van a terminar.
Claro que más increíble es como Afleck se ha convertido de un actor mediocre en un director notable. Su principal problema detrás de las cámaras sigue siendo su propia presencia delante de las mismas. Sobre todo en una película como 'Argo' en la que está rodeado de actores de la talla de Bryan Cranston, John Goodman o Alan Arkin. Pero volviendo a lo positivo, el inicio de la película es una nueva muestra de que Affleck tiene un gran futuro como director. Es increíble la precisión con la que está rodado el asalto a la Embajada norteamericana de Teherán, en unos minutos el espectador se ha sumergido totalmente en la trama. Lo que viene después ya no vuelve a alcanzar los niveles de esos primeros minutos, pero aun así 'Argo' presenta varios puntos de interés.

Si en su anterior película como director, 'The Town',  ya había demostrado un extraordinario pulso para el thriller, con 'Argo' Affleck se confirma. La película cuenta una de esas historias reales que parecen guiones de Hollywood. En este caso, por partida doble. Lo que relata la película es un delirante plan para sacar del Teherán de los primeros días de Jomeini a unos estadounidenses que han escapado del asalto a su embajada. Para ello, gracias a sus contactos en Hollywood, la CIA pondrá en marcha la producción de una película de ciencia ficción y hará pasar a sus funcionarios por parte del equipo de rodaje que busca exóticas localizaciones.

La película se puede dividir en dos partes, muy bien relacionadas por el guión, por un lado un tenso thriller sobre un peligroso rescate, por el otro, una divertida comedia sobre los entresijos de Hollywood, Goodman y Arkin se encargan con eficacia de esto último. A destacar la delirante escena de la lectura del guión.

El peso de rescate cae sobre los hombros del Affleck  actor y, como era de esperar, es lo más flojo de la película. Pero no toda la culpa es suya, el agente de la CIA al que interpreta está lastrado porque cae en varios lugares comunes. Separado y con un hijo pequeño, al que no ve todo lo que quiere, son esos detalles los que distraen la atención de Teherán, donde debería residir todo el meollo de la cuestión.

Pero, a pesar de todo, la mano del director es tan hábil que terminamos sintiendo como si fuésemos los rehenes, sufriendo por recordar nuestros papeles y deseando dejar atrás Irán cuanto antes. Siendo un poco malos, también se podría decir que deseando llegar a EEUU para gritar "Yu-es-ei, yu-es-ei".

Vea también:

'Looper': La gran sorpresa de lo que llevamos de año
'Frankenweenie': Recuperando el pulso gracias a ideas pasadas
'Lo imposible': Bayona se disfraza de Spielberg, para lo bueno y para lo malo
'7 días en La Habana': Sin salir del tópico
- 'El fraude': Altas finanzas, dudosas morales
- 'El artista y la modelo': Bellas formas, difusos fondos
'Si de verdad quieres': Una tragicomedia, ni trágica, ni cómica
'Sin frenos': Pura adrenalina
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.