www.diariocritico.com

Lo que quiere el PSC: un 'federalismo cooperativo'

lunes 29 de octubre de 2012, 10:13h
La línea vertebradora de España que plantea el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro, es el llamado 'federalismo cooperativo', que pretende, según 'vende' el PSC, articular la diversidad del Estado desde el máximo reconocimiento de las legítimas diferencias de sus territorios, a la vez que garantizando la igualdad de derechos de los ciudadanos.

En un documento interno de trabajo, se especifican algunas ideas que deberán servir para clarificar el debate interno. Se dice en primer lugar que los socialistas son internacionalistas, y que por ello no apoyan al independentismo que postula la secesión de Cataluña del resto de España... pero tampoco apoyan el nacionalismo español por el que, según la tesis aznarista, se debe recentralizar el Estado.

Frente a esa dicotomía, los socialistas catalanes defienden algo que ya fue muy oído durante la etapa de Zapatero; que España es una nación de naciones con una realidad plurinacional, y que Cataluña es una 'nación' y, por lo tanto, tiene derecho a la diferencia, aunque este derecho no debe ni puede significar diferencia de derechos. Para salir de este aparente problema, el PSC mantiene que los hechos diferenciales de orden cultural, lingüístico, etcétera que definirían a los catalanes jamás pueden justificar privilegios de derechos cívicos, sociales o económicos. Es decir, que el proyecto federalista para el Estado español debe entroncar con las propuestas federalistas para el futuro de la Unión Europea, así como con el espíritu federalista del municipalismo.

Ese tipo de federalismo es llamado desde los socialistas catalanes como "federalismo cooperativo", el cual ha de asumir derechos históricos contenidos en la Constitución Española y de generar nuevas estructuras de coordinación interterritorial, un eficaz reparto de competencias y un equilibrado y justo sistema de financiación.

En resumen, que el PSC exige -y quiere que su propuesta sea defendida por el conjunto del PSOE- un pacto federal que incluya la reforma de la Constitución, con la reforma del Senado como pieza fundamental, de manera que en la configuración de un Estado plurinacional se reconozcan las identidades nacionales y las posibilidades de máximo autogobierno, a la vez que la cohesión social y la solidaridad interterritorial que reclama la ciudadanía.

VEA TAMBIÉN:

>> Rubalcaba no sabe cómo salir del órdago de los socialistas catalanes
>> El 'federalismo', una constante en las relaciones PSC-PSOE
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios