www.diariocritico.com

Máxima emoción en la recta final de la campaña

Obama sigue por delante pero el grito de 'yes, we can' se apaga sin entusiasmo

Obama sigue por delante pero el grito de 'yes, we can' se apaga sin entusiasmo

lunes 05 de noviembre de 2012, 08:02h
Barack Obama quiere ser reelegido presidente de los Estados Unidos de América. No es el mismo entusiasta que hace cuatro años gritaba 'yes, we can' en sus mítines y las encuestas esta vez le dan solo una ligerísima ventaja respecto a su rival, el republicano Mitt Romney. Millones de personas en todo el mundo seguirán el martes muy de cerca lo que se espera sea una larga y emocionante noche electoral. 'Diariocrítico', desde EEUU, tantea el sentir de los votantes a pocas horas del gran día.

- Obama gana el voto femenino y de minorías; Romney, el del hombre, blanco y pudiente
- Especial Elecciones EEUU>>

Las calles de la ciudad de Nueva York, que aún se recuperan de los destrozos ocasionados por el huracán Sandy (el metro aún no funciona en todas las estaciones -aunque sí en el 80%de ellas- algunas áreas periféricas continúan sin luz y persisten los problemas para llenar los depósitos de gasolina), son un hervidero donde voluntarios de ambos partidos apuran los últimos momentos de campaña antes del día de la elección. Su alcalde, Michael Bloomerg, ha pedido el voto para el partido demócrata. Bloomerg, que califica a Romney de "hombre decente" y dice que le habría votado en 2003, habla del cambio climático como motivo esencial para apoyar a Obama.

En la calle, el frío que estos días hace en Nueva York no amedrenta a los voluntarios, que instalan mesas donde venden chapas, muñecos y llaveros estampados con la cara de sus candidatos a dos, tres y cuatro dólares. En una de ellas, una peruana que lleva 30 años residiendo en Manhattan pide a voz en grito el voto para Obama mientras reparte papeletas: "No dejemos que Romney se quede con el voto del pueblo, ¡Obama es nuestro hombre!, por favor, id a las urnas el martes". Una neoyorquina de 45 años se mostraba en desacuerdo con tales afirmaciones: "Obama no ha hecho nada en cuatro años, nada, estamos peor que antes". "Yo le voté, pero ahora no sé qué hacer", agrega.

Otro voluntario demócrata sin embargo defiende, mientras intenta reclutar voluntarios para esta recta final, que "mientras Obama ayuda a los pobres, Romney solo gobernará para los ricos". "Osama Bin Laden está muerto gracias a nuestro presidente, no lo olvidemos", concluye. Una joven republicana de Nueva Jersey apunta: "Sí, vale, Bin Laden está muerto, pero necesitamos ser fuertes contra otros países, no puede recortarse el gasto militar. Y, comercialmente, China nos está comiendo vivos".

La economía -especialmente en lo referente a la salida de la crisis y la creación de empleo- es uno de los asuntos que más preocupa a los indecisos. Romney es partidario de reducir drásticamente el gasto público, a excepción del destinado a Defensa, y bajar los impuestos a las empresas para reactivar la actividad comercial. En contraposición, Obama quiere que las multinacionales exentas de tributar por sus beneficios en el extranjero comiencen a pagar, sin tocar el gasto social. En cuanto al paro, una de las principales cuestiones que inquietan a la súperpotencia americana, el republicano ha prometido, sin especificar cómo, la creación de doce millones de empleos en todo el país. La tasa de paro ha mejorado levemente en los últimos meses, hasta situarse en el 7,9%.

Ambos candidatos están aprovechando las últimas horas de campaña (en EEUU no existe la jornada de reflexión) para 'venderse' en los Estados que se presumen decisivos: Ohio, Colorado, Wisconsin, Iowa, New Hampsire, Virginia y Pensilvania son los lugares marcados en las agendas de los líderes políticos. Si los resultados son tan ajustados como indican los sondeos, la noticia sobre quien obtendría la Presidencia podría demorarse días (en el caso, por ejemplo, de que se soliciten recuentos, como ocurrió en 2000 en Florida, que sirvió para dar la victoria a George W. Bush).

Cierto es que la mayoría de analistas políticos consideran que Obama revalidará, por poco, su cargo. El catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y especialista en propaganda, comunicación y defensa, Alejandro Pizarroso, confía en que "ajustado en votos populares y holgado en votos electorales (de los 538 votos que se reparten entre todos los Estados se necesita una mayoría simple -270- para llegar a la Casa Blanca) ganará Obama".

Además de la Presidencia del Gobierno, los 170 millones de estadounidenses llamados a las urnas deberán repartir las 435 plazas en la Cámara de representantes (actualmente los republicanos cuentan con 241 escaños y los demócratas 194) y 33 en el Senado. Suceda lo que suceda, millones de personas en todo el mundo estarán atentas a los resultados. En la ciudad de Nueva York, sin embargo, la mayoría de ciudadanos consultados parecen seguir más preocupados en recuperarse de la resaca post-Sandy que de los comicios.

Lucía de la Fuente (Nueva York)



Lea también:
- Obama gana el voto femenino y de minorías; Romney, el del hombre, blanco y pudiente
- Especial Elecciones EEUU>>

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.