www.diariocritico.com

Desde 2012 hasta 2015, 360.000 familias se quedarán sin casa

El drama del desahucio: 526 familias arrojadas diariamente a la calle

El drama del desahucio: 526 familias arrojadas diariamente a la calle

martes 06 de noviembre de 2012, 13:39h
El drama de los desahucios incorpora un nuevo rostro cada día. El número de familias que pierden su piso ante la imposibilidad de afrontar el pago de su vivienda no deja de aumentar, una dramática realidad que está incorporando modificaciones normativas en los últimos tiempos¿Cómo le dices a una familia con cinco hijos menores de edad, la mayor de ellas, recién operada de un cáncer linfático, que tienen que abandonar su casa? Es un verdadero drama que, por desgracia, va formando parte de la rutina española. 526 familias desalojadas al día, es la cifra que arroja el segundo trimestre del 2012, según datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial.
La crisis continúa haciendo estragos, principalmente, entre los hipotecados. La cifra es abrumadora, un total de 213.275 desahucios desde 2008. Teniendo en cuenta que el número de desalojos dictados por los juzgados de Primera Instancia ha resultado ser notablemente más alto que el de los servicios comunes (28.135 diligencias por 18.424, en el primer trimestre de 2012). Las principales causas de estos desahucios suelen ser,  por impago de hipotecas o por avalar un crédito personal con el domicilio familiar y no poder hacer frente a esta deuda.

Sin embargo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca calcula que la cifra real ha superado con creces los 400.000 desalojos desde 2008. En su descargo, hay que señalar que el Consejo General del Poder Judicial ha advertido en sus estadísticas que eran incompletas porque no incluían los datos de los juzgados de Primera Instancia, lo que ha subsanado este año.

El segundo trimestre de 2012 ha marcado un nuevo récord de desahucios de viviendas y locales dictados por los juzgados españoles, con un total de 47.943, lo que arroja una media diaria de 526 desalojos forzosos entre el 1 de abril y el 30 de junio, según los datos oficiales publicados por el Consejo General del Poder Judicial.

Este récord se ha registrado en el primer periodo estadístico computado tras la vigencia del decreto-ley del Gobierno que establece la dación en pago, en casos extremos de riesgo de exclusión social y siempre que lo acepten los bancos, para saldar la deuda hipotecaria con la entrega de la vivienda. El efecto de la nueva regulación, que entró en vigor el pasado 10 de marzo, ha sido de momento el incremento de los desahucios.

El número trimestral de las ejecuciones hipotecarias es el tercero más elevado de la serie histórica Este número de las ejecuciones hipotecarias es, por otro lado, el tercero más alto de la serie histórica del CGPJ que comenzó en el primer trimestre de 2007. Sólo en el primer trimestre de 2010 (27.597) y en el último de 2009 (26.941) se registraron cifras superiores a las del inicio de 2012, que refleja una nueva recaída de la economía y hace que estos datos regresen a los tiempos más crudos de este drama social que afecta a decenas de miles de hipotecado.

Las comunidades más afectadas por estos expedientes de ejecución hipotecaria son Cataluña, con 4.993, Andalucía con 4.847, y la Comunidad Valenciana con 4.731. Los datos desagregados por provincias revelan que Barcelona va a la cabeza en ejecuciones hipotecarias iniciadas por las entidades financieras para quedarse con las viviendas por el impago de los préstamos hipotecarios, con 3.060, seguida de Madrid con 2.356, y Valencia con 2.085.

Previsiones poco alagüeñas

Según un estudio realizado por la Asociación de afectados por embargos y subastas (Afes), desde 2012 hasta 2015, 360.000 familias se quedarán sin casa como consecuencia de la crisis económica, que hasta la fecha, además, ha dejado en la calle a otras 150.000.

El estudio, realizado por Afes en base a las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial, revela que durante el periodo de crisis financiera mundial, que comenzó en 2008 y supuestamente se prolongará hasta 2015, en España se habrán realizado más de medio millón de ejecuciones hipotecarias. En concreto, serán más de 510.000 las familias que se quedarán sin hogar.
 
De ese montante, 150.000 ya han sido desahuciadas. Afes, citada por El Mundo, explica que entre 2008 y 2011 ése fue el número de ejecuciones hipotecarias realizadas en nuestro país, que han supuesto para la banca unas pérdidas de 8.000 millones de euros y "un brusco parón del mercado (inmobiliario), así como una bajada espectacular del precio de la vivienda".

Sin embargo, ese número casi se igualará este año, pues Afes asegura que hay nada menos que 135.000 familias que "están sufriendo un procedimiento de ejecución hipotecaria". Y en los próximos tres años, el número de desahucios se acelerará hasta sumar otros 275.000, lo que supondrá un coste total para la banca de 34.000 millones de euros.

Colpaso judicial

El principal motivo de este incremento constante de desahucios a partir de este año se debe, más allá de la profundidad de la crisis y del mayor impago de las familias, al colapso del sistema judicial. Ell colapso en los juzgados de este tipo de procedimientos ha generado una "bolsa" de vivienda en ejecución hipotecaria sin finalizar, cercana a los 160.000 expedientes. Teniendo en cuenta que el tiempo medio de duración de este tipo de procedimientos se acerca al año desde su tramitación judicial, los juzgados de toda España sufren un colapso acumulado desde inicio del 2009.

Un dato desolador que retrata el sector inmobiliario nacional de la burbuja: Las entidades financieras pondrán a la venta cerca del medio millón de viviendas, cuyo origen habrán sido los créditos hipotecarios fallidos otorgados durante el periodo 2004-2007.

Madrid 'desoKupa'

Fuentes de la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad han explicado que cerca de 800 casas se van a recuperar de la "okupaciones ilegales" y que necesitan ser reparadas puesto que los anteriores inquilinos las han dejado en muy mal estado,  para ceder estos inmuebles, y que las familias desalojadas puedan alquilarlas por un precio aproximado de unos 200 euros al mes.

Las 800 viviendas están repartidas por 34 municipios de la región, siendo Madrid capital la localidad con mayor número de casas disponibles, pues cuenta con unas 350.

Una iniciativa similar se puede encontrar en el Ayuntamiento de Madrid. Precisamente, el principal anuncio que hizo la alcaldesa, Ana Botella, en el Pleno del Estado de la Ciudad de junio fue su propósito de destinar 200 viviendas municipales a familias desahuciadas.

Los primeros pisos empezaron a ocuparse con la llegada del otoño. Son propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) y están siendo gestionados por entidades y organizaciones dedicadas a la lucha contra la exclusión social.

Las familias tienen que pagar a cambio un "precio social", como lo definió la primera edil, que asciende a tres euros por metro cuadrado hasta un máximo de 200 euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios