www.diariocritico.com

Crítica de la película

'Todo es silencio': El decepcionante reencuentro entre José Luis Cuerda y Manuel Rivas

'Todo es silencio': El decepcionante reencuentro entre José Luis Cuerda y Manuel Rivas

> Lea todas las críticas de cine

jueves 08 de noviembre de 2012, 20:01h
'Todo es silencio' tenía los mejores mimbres para ser una gran película, detrás de las cámaras uno de los grandes del cine español, José Luis Cuerda, como responsable del guión uno de los mejores escritores de su generación, un Manuel Rivas que adapta su novela homónima. Por si fuera poco, ya habían colaborado antes en la notable 'La lengua de las mariposas'. Sin embargo, el resultado dista bastante de ser satisfactorio.
La película está dividida en dos partes, una, a finales de los 60, ve como en tres niños tienen su paraíso en Noitía, un pueblecito gallego en el que el contrabando es la única opción de hacerse rico. Veinte años después se producirá el reencuentro de los tres protagonistas cuando el contrabando ha dejado paso al tráfico de droga. La ley en Noitía es ni ver ni oír. Todo es silencio en un pueblo en el que reina Mariscal, un cacique del contrabando al que, por otro lado, le encanta hablar y pontificar en latín. Este personaje, interpretado con la habitual solvencia por Juan Diego, es lo mejor de la película, pero contradiciendo una de sus escenas, en la que se dice que si se tiene un buen malo entonces hay una buena película, 'Todo es silencio' no lo consigue por todo lo contrario.

El trío protagonista no está a la altura de su 'malo'. Ni los niños del principio, ni el trío de actores principal, Quim Gutiérrez, Miguel Ángel Silvestre y Celia Freijero, dan la talla suficiente. El suyo es un triángulo falto de química, pero la culpa no es sólo suya. La historia no tiene la fuerza que debería tener y 'Todo es silencio' pierde bastante cuando abandona la infancia de sus personajes y pasa a ser un 'thriller' bastante plano y soso. Si la comparamos con una película de temática similar como 'Érase una vez en América' el filme de Cuerda queda en evidencia.

Es una pena que el reencuentro de dos hombres con tanto talento sea tan decepcionante. Pero da la impresión que las posibilidades de la historia daban para mucho más.  Principalmente en su mirada al narcotráfico en Galicia en los años 80. Un momento en el que las pesetas se multiplicaban como los peces de las bodas de Caná y que debería tener algo más propio que esa imitación de Tony Montana que es el personaje de Silvestre.

Vea también:

- 'Sinister': Una de miedo que da miedo, pero no da nada más
'Looper': La gran sorpresa de lo que llevamos de año
'Frankenweenie': Recuperando el pulso gracias a ideas pasadas
'Lo imposible': Bayona se disfraza de Spielberg, para lo bueno y para lo malo
'7 días en La Habana': Sin salir del tópico
- 'El fraude': Altas finanzas, dudosas morales
- 'El artista y la modelo': Bellas formas, difusos fondos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 'Todo es silencio': El decepcionante reencuentro entre José Luis Cuerda y Manuel Rivas

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    41759 | Iria - 28/06/2016 @ 23:34:19 (GMT+1)
    En las bodas de Caanán Jesús convierte el agua en vino...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.