www.diariocritico.com

Otro agujero en el déficit

El aumento del paro obliga al Gobierno a gastarse 3.000 millones más de lo previsto en prestaciones

El aumento del paro obliga al Gobierno a gastarse 3.000 millones más de lo previsto en prestaciones

miércoles 21 de noviembre de 2012, 10:11h
A más paro, más gasto del Estado en prestaciones por desempleo y más dificil tiene el Gobierno, por tanto, cumplir el objetivo de déficit. El repunte del paro en 2012 ha hecho añicos las previsiones oficiales y Empleo ha tenido que negociar con Hacienda la ampliación de un crédito. El Estado se gastará al final de año unos 3.000 millones más en prestaciones de lo que presupuestó para todo 2012, el equivalente a tres décimas de desviación en el déficit público.
Desempleo, pensiones e intereses de la deuda son las tres grandes partidas de gasto del presupuesto estatal. En un ejercicio de voluntarismo, el Gobierno proyectó que este año destinaría 28.800 millones de euros a las prestaciones por desempleo. Una cifra que, aun siendo enorme en términos absolutos, es un 5 por ciento inferior a la del año anterior.

La recesión y la consecuente subida del paro ha hecho que la cantidad se haya quedado corta y la estimación desfasada. En lo que va de año se han registrado 411 mil desempleados más y las previsiones que maneja el Ministerio de Empleo apuntan a un otoño-invierno calientes. La estacionalidad de nuestro mercado laboral, donde los meses entre agosto y marzo son tradicionalmente malos, la caída de la actividad y los recortes en el sector público hacen que los más optimistas hablen de los primeros brotes verdes a partir de la segunda mitad del año que viene.

Entre enero y septiembre los servicios públicos de empleo se han gastado 23.705 millones de euros, un 6 por ciento más que en 2011. De esta forma, el Ministerio de Empleo se dio cuenta en octubre de lo que se le venía encima y empezó a negociar con Hacienda una ampliación extraordinaria del crédito. La operación está prácticamente cerrada y supone una carga extra de 3.000 millones de euros sobre las arcas públicas.

Prestaciones más altas

2012 está siendo el peor ejercicio para el empleo desde 2009 y el balance final del año rondará el medio millón de parados más. Además, el agravante es que ya no se destruyen mayoritariamente contratos temporales, como ocurría en los primeros años de la crisis. Ahora se está despidiendo a trabajadores indefinidos, que llevan más años cotizando y con salarios más altos. La consecuencia es que la cuantía media de la prestación está aumentando. En octubre el gasto medio mensual por cotizante fue de 937 euros, 22 euros más que doce meses antes.

El presidente del Gobierno anunció una reforma de las prestaciones por desempleo en julio. Con el cambio normativo, a partir del sexto mes el parado ve reducido del 60 al 50 por ciento el importe que percibe con respecto a la base reguladora. Una medida que, vistos los primeros resultados, parece más destinada a incentivar la búsqueda activa de empleo que al ahorro de los Servicios Públicos de Empleo.

El drama del paro es sobre todo social pero también es un enemigo para el deficit. El Gobierno, en contra del consenso de los analistas, rebajó la previsión del gasto por desempleo y a final de año tendrá que reconocer su error. Estos 3.000 millones se suman a los 10.000 millones de deficit imprevisto que va a arrojar la Seguridad Social. Solo entre estas dos partidas acumulan un impacto superior a un punto, lo que hace más difícil seguir manteniendo la apuesta de que cumpliremos el 6,3 por ciento comprometido con Bruselas.

Un error que se puede repetir

Para los presupuestos generales de 2013, que todavía se están tramitando en el Congreso, el Gobierno podría estar cometiendo el mismo error. Los encargados de eleborar las cuentas públicas han proyectado una caída del gasto en desempleo hasta los 26.700 millones. Es un 6,3 por ciento menos que este año. Si contamos lo que se va a gastar realmente a final de año, incluyendo ese crédito extraordinario, el recorte superará el 10 por ciento.

Pero lo peor de todo no es que se disparen las prestaciones por desempleo. En términos relativos cada vez son menos los parados que tienen derecho a cobrar este subsidio. En septiembre de 2012, 2.836.592 personas cobraron una prestación contributiva, el 63 por ciento de los 4,8 millones de parados registrados. Un año antes la cobertura era del 67 por ciento y en 2010 rondaba el 80 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.