www.diariocritico.com

Todos señalan a la fecha del 21 de diciembre

Vuelven las teorías del fin del mundo: el calendario maya y la teoría de la onda del tiempo cero

Vuelven las teorías del fin del mundo: el calendario maya y la teoría de la onda del tiempo cero

viernes 07 de diciembre de 2012, 13:18h
Apunten esta fecha: 21 de diciembre de 2012. Este año hay motivo para nuevas teorías apocalípticas, tras la anunciada del fin del mundo por los mayas. En concreto, el nombre para esa fecha (el llamado 'doomsday') se la dio Terence McKenna, que no es un científico, ni un físico ni un matemático. En realidad se trata de un escritor, orador, filósofo, etnobotánico, psiconauta e historiador de arte estadounidense, fallecido en el año 2000 y que consiguió irse a la tumba con una teoría que pasó a la historia. Básicamente, porque apunta a un año para el fin del mundo que a todos nos suena. Y tanto: es el actual 2012.

Sí, este año también habrá 'otro fin del mundo'. La teoría que sustenta este 'doomsday' es la 'Teoría de la onda del tiempo', la cual es una compleja teoría propia de científicos cuánticos o algo parecido. Pero no: su autor, Terence McKenna es, como decíamos, un buen vendedor de historias. Se crió en al agreste y rudo estado norteamericano de Colorado, aficionándose a las novelas de ciencia ficción y libros de esoterismo y ocultismo. Con ese perfil, algunos podrían pensar algo mal del personaje. Más si contamos que se graduó por la Universidad de Berkeley con los títulos referentes a Ecología, Conservación de Recursos y Chamanismo.

Durante toda su vida viajó por todos los rincones más especiales de Asia, Europa y Suramérica, contactando con chamanes, magos y maestros de lo oculto, participando en todo tipo de rituales con pócimas y plantas supuestamente medicinales. Una vez maravillado con ello, volvió a 'casa', aterrizando con una base para una teoría que le había estado rondando la cabeza.

Es llamativo que cuando falleció en 2000 lo hizo por un tumor cerebral, alimentando los malos comentarios sobre su capacidad racional y la seriedad de sus estudios y teorías. Pero, pese a ello, consiguió que su llamada 'teoría de la onda de tiempo cero' le lanzara a la fama en círculos especialmente atraídos por teorías alternativas sobre el devenir de los tiempos, en un afán por querer explicar los ciclos de épocas de la Historia del ser humano. El hecho de que predijera una serie de acontecimientos de gran envergadura y muy especiales para este 21 de diciembre de 2012 disparó todo tipo de especulaciones que la pusieron nombre y apellidos: la fecha del fin del mundo, el Apocalipsis.


¿En qué consiste la teoría de la onda del tiempo cero?

Ahora es cuando llegaría el momento de explicarles por qué se hizo tan famosa esta teoría, no científica, ni mucho menos, como ya les decíamos. Pero también comienza lo complicado, ya que esta teoría es harto compleja, larga de explicar en toda sus dimensiones. De forma resumida, que no simplista, se podría afirmar que intenta explicar los acontecimientos y comportamientos del mundo en una fórmula 'numerológica'.

Esa fórmula encuentra que todo lo que sucede en nuestro mundo sigue un patrón de comportamiento fijo, que de poder estudiarse y concretar, permite predecir los cambios entre caídas y flujos de novedades en el devenir de los tiempos. Estos 'picos' de actividad, según Terence McKenna, solían coincidir con acontecimientos que luego marcábamos, con el paso del tiempo, como grandes acontecimientos en la Historia del hombre. Para explicarlos, teorizó que estos momentos clave coincidían con un incremento en en las interacciones del universo.

El patrón de comportamiento de esos acontecimientos vitales los encontró McKenna interpretando la secuencia matemática de King Wen del I-Ching, los llamados 'hexagramas'. El I-Ching es un sistema chino de secuencias que en Occidente intentaríamos traducir como sistema de 'adivinación' o 'predicción' de acontecimientos. Algo así como un patrón que te puede llegar a indicar cuándo te morirás, o cuando te casarás, o qué números son posiblemente los que te lleven a ser rico en la lotería. Partiendo de que científicamente estas 'predicciones' carecen de valor lógico y empírico, al menos no de forma aceptada por la comunidad científica internacional, podríamos decir que aquí acaba la seriedad de la teoría de McKenna.

Sin embargo, sus patrones coinciden en hallar momentos clave en nuestra Historia reciente que sirven como ejemplos: la Segunda Guerra mundial y sus momentos más tensos, como el lanzamiento de la bomba atómica, y otros más recientes como el huracán Katrina o el terremoto de Haití.

En realidad hace mucho tiempo que este tipo de teorías planean en el ámbito pseudo-científico. El bioquímico ruso Isaac Asimov reflejó sus teorías en sus entonces conocidísimos libros sobre la 'Saga de la Fundación', aunque eran pura ciencia-ficción, y nadie pudo demostrar que la Historia humana refleje comportamientos interpretables en un gráfico, aunque tiene sus lógicas de sucesión de hechos clave englobados en largos espacios de tiempo, a modo de ciclos en la Historia del hombre, como la Edad Media y las posteriores mejoras. Era la teoría de la 'Psicohistoria': todo seguía una lógica psico-sociológica.


El 'doomsday'... ¿el fin del mundo?

Pero volviendo a la teoría de la onda del tiempo cero, lo que nos lanza a su gran momento álgido es que predice que el 21 de diciembre de este 2012 tendrá lugar un día de importantes acontecimientos, considerado como un posible 'día del juicio final' o 'fin del mundo'. Según la teoría de McKenna, hace 15 millones de años tuvo lugar un principio del Universo en el gráfico, estando a cero en cuanto a actividad. Su teoría, la onda consiste en que tras multitud de cambios a lo largo del tiempo, se llega a un cero final, a modo de ciclo, no entendiendo el tiempo con un sentido lineal, como sucede en Occidente, sino como en las creencias más orientales.

Así, la última 'armónica' de la onda del tiempo conocida ha durado casi 68 años y tuvo como inicio el antes mencionado suceso del lanzamiento de la bomba atómica, al finalizar la Segunda Guerra Mundial. La curva llegaría a cero otra vez en noviembre de 2012, pero McKenna movió la fecha a diciembre, al 21 de ese mes, por ajustes que ha hecho con el calendario maya, precisamente una de las últimas mentiras que todo el planeta tuvo que tragarse durante el anterior año.

Pero no lo duden: este año de lo que se hablará es de la teoría de la onda del tiempo cero. Todos estarán mirando con lupa a ese día, el 21-12-2012, en el que se espere que trágicos acontecimientos de tipo natural o humano sacudan a nuestro mundo conocido. Justo en un tiempo en el que el miedo a los efectos de las continuas llamaradas solares está al orden del día. También los científicos las temen.

 

Los mayas

El Gobierno de EEUU desmintió que el mundo vaya a acabar el 21 de diciembre "o cualquier día de 2012", según indicó en la página web USA.gov en la que responde a ruegos y preguntas de los ciudadanos.

 A pesar de que los científicos ya lo habían indicado, algunos ciudadanos han querido recurrir hasta las más altas instancias para saber si la predicción del calendario maya -mal entendida por algunos según apuntan los científicos- es cierta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.