www.diariocritico.com

Historias Ejemplares

Máximo Núñez: el trueque, como revolución para tanta PYME...

Máximo Núñez: el trueque, como revolución para tanta PYME...
jueves 27 de diciembre de 2012, 13:33h
Dicen que los tiempos de crisis son tiempos de soluciones radicalmente nuevas. Máximo Núñez Rodríguez, un ex empleado de El Corte Inglés, 54 años, que salió de los grandes almacenes hace algunos meses, tras casi 38 años trabajando allí, lo sabe. Acabó una etapa en la que se dedicó a la venta, y de inmediato comenzó otra en la que lo que propone es...el trueque. Con una moneda virtual nueva, el 'we', equivalente a un euro, para llevarlo a cabo.
¿Qué usted quiere hacerse con un electrodoméstico de segunda mano? Pues puede usted cambiarlo por unas clases de matemáticas con usted de profesor, por ejemplo. O garantizarse un transporte de mercancías a cambio de unas camisas que usted fabrica. Y puede que aún le sobre algún 'we' para alguna otra transacción. Porque, naturalmente, unas cosas tienen un valor mercantil en 'wes' y otras, otro diferente. Y es usted mismo quien fija, con su interlocutor en la otra parte, ese mismo valor.

Para eso tendrá usted, si se acoge al sistema 'we exchange', que Núñez y su socio, Pedro Martínez Pastor, han puesto en marcha a partir de una franquicia italiana (www.weexchange.es), una cuenta en 'wes'. Una peculiar cuenta bancaria en la que no existen el dinero 'contante y sonante' ni las tarjetas de crédito convencionales. Esto, señores, es algo nuevo.

'We exchange' es una plataforma internacional destinada a PYMES y trabajadores autónomos. Un sistema de intercambio al que ya se han acogido, aquí en España, apenas ocho clientes (la iniciativa se inició el pasado mes de junio de 2012), pero que está despertando la curiosidad de otras muchas PYMES, y de organizaciones enteras, como la Cepyme alicantina, que va a presentar el proyecto al Consejo nacional de este organismo.

--"La gente está harta de que la engañen"--


En el fondo, el trueque es una modalidad económica muy antigua. Ahora, con las posibilidades que Internet proporciona, estos intercambios, sin emplear dinero físico -aunque el 'we' es un sistema monetario como cualquier otro, una 'cuenta bancaria' del trueque-- nos pueden llevar muy lejos. Casi se podrá intercambiar cualquier servicio por cualquier producto, siempre y cuando se trate de pequeñas empresas quienes presten estos servicios o produzcan esos bienes. Qué duda cabe de que muchas de estas empresas, que carecen de dinero en efectivo para cubrir algunas de sus necesidades, podrán obtener esas cosas que precisan intercambiándolas por las que ellas mismas fabrican. Una idea simple, una buena idea.

Claro que un sistema tan innovador, por mucho que ya lo practicasen, de una manera lógicamente mucho más rudimentaria, las civilizaciones más antiguas, tiene sus inconvenientes. ¿El mayor de ellos? "La desconfianza; la gente está harta de que la engañen", nos dice Máximo Núñez. En efecto, introducir una novedad de esta guisa en los usos y costumbres de las PYMES y de los trabajadores autónomos no es nada fácil: hay que vencer inercias, hay que luchar mucho por introducir, empresa por empresa, esta idea tan antigua y, a la vez, tan revolucionaria.

Pero la impresión que saca el redactor, tras una conversación con Núñez, es la de que este emprendedor, que ha sido capaz de dar un giro tan importante a su vida cuando ha sobrepasado la cincuentena, no es hombre que se desaliente fácilmente. De momento, el sistema 'we exchange', implantado primeramente en Italia, ha obtenido el certificado MasterCard, y va abriéndose, como hemos dicho, paso. No es fácil, no, cambiar el mundo, pero eso es nada más, y nada menos, lo que, a su escala, gentes como Máximo Núñez y Pedro Martínez Pastor pretenden. Admirable empeño, sin duda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios