www.diariocritico.com
Un año más de retrocesos

Un año más de retrocesos

jueves 03 de enero de 2013, 13:00h
El término del año 2012 y comienzo del año nuevo se presta para usar el recurso simplista de deseas felicidad a todos y a todo, con algunas excepciones. Y como cualquier otra costumbre arraigada, sirve también para expresar deseos vacíos o falsos o ilusorios. Aceptemos que los buenos deseos del Gobierno y de alguno de sus ministros dicharacheros, sean ilusorios, pero  los ciudadanos  los califican desde mendaces a crueles. Porque hablar de la economía en términos generales o macroeconómicos es una referencia general  que queda a años siderales de la situación por la que atraviesan millones de personas sin empleo ni subsidios.

Quizá en el Gobierno supongan que aún les resta alguna credibilidad y que pueden vender sus promesas de mejoras futuras a cambio de un presente lleno de dificultades; pero no es así: las previsiones en el núcleo duro de la Unión Europea son muy negativas, y con la excepción de Alemania que está reduciendo la tasa de desempleo, comprenden un aumento del paro, más recortes en derechos adquiridos con el estado de bienestar y más impuestos y tasas por vías directas e indirectas.

Hay que tener presente que bajo la batuta de Mariano Rajoy que ha asumido con  una cierta insolencia su papel demoledor de los ciertamente excesivos privilegios alcanzados por la sociedad española, amparado en las instituciones y la mayoría absoluta alcanzada, se ha dejado que la explicación política la ofrezcan los ministros y ministras más duros, como los Wert, Mato, Montoro, Bañez y últimamente Ruiz Gallardón, lo que con los frecuentes mutis del presidente, le permiten presentarse como un moderado que ha sido secuestrado por las garras de la crisis económica.

Pero no hay que llamarse a engaño: el déficit que no ha sido ajustado a las previsiones/determinaciones va a permitir al equipo de gobierno  aplicar las recetas más duras de la derecha, como pudo hacer en su momento Aznar quien tuvo a su favor la posibilidad de privatizar el entonces inmenso patrimonio público empresarial. Por mucho que se nos diga que no habrá más recortes, las circunstancias facilitarán que se adopten y que se justifiquen, ante la amenaza de males mayores.

Las medidas restrictivas aplicadas hasta ahora han supuesto una rebaja sustancial en el nivel de vida y de satisfacción de la sociedad española en su conjunto. Las estimaciones que nos sitúan a los niveles del año 2002 o incluso a los de la década de los ochenta, no son fiables porque quedan por depurar muchos datos no solo económicos sino también la evaluación de determinadas prestaciones públicas y del estado de infraestructuras. Pero, en cualquier caso, el retroceso ha sido importante y los ciudadanos han tomado muchas decisiones para adaptarse a las nuevas condiciones.

Son numerosas las restricciones y nuevas cargas que entran en vigor con el nuevo año y que gravarán aún más el nivel de ingresos de los ciudadanos, que siguen desconfiando de la recuperación pese a algún dato positivo como el descenso del paro en el mes de diciembre. Como avanzan todos los estudios fiables, estamos ante un año de retrocesos y cualquier estimación contraria, es pura entelequia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios