www.diariocritico.com
La 'otra cara' del Debate sobre el estado de la Nación

La 'otra cara' del Debate sobre el estado de la Nación

miércoles 20 de febrero de 2013, 12:08h
¿El 6,7 del PIB, el 6,6...?

Mientras se discutía dentro, en los pasillos había varias comidillas... una de ellas era cuánto iba a ser el déficit final del año 2012, cuya cifra se va a saber este jueves en una rueda de prensa que se va a convocar en el Ministerio de Hacienda.

Era la comidilla porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había anunciado que iba a bajar del 7 Así que, ¿en cuánto nos hemos quedado realmente? La cifra ya está cerrada y en los pasillos se hacían apuestas, y dos eran las que más 'papeletas' tenían: el 6,6 ó el 6,7 %. Este jueves saldremos de dudas.

A Rubalcaba muy hablador...

Genial estuvo el presidente del Congreso, Jesús Posada, en su papel de moderador en el debate -agrio, muy agrio- entre Rubalcaba y Rajoy. El líder socialista es un 'genio' arañando minutos al debate: sólo en la primera parte de su intervención 'gastó' 55 minutos, muchísimos más de los que le correspondían. Y Posada, el pobre, aguantaba con estoicismo.

Pero en la réplica, Rubalcaba también se pasó de tiempo, y Posada estaba de los nervios. Las cosas que decía el líder socialista eran tan duras contra Rajoy, que desde la bancada de la derecha se le pitaba y recriminaba. Rubalcaba se quejaba de ello, y en un momento determinado Posada soltó, desesperado, lo siguiente: "Silencio por favor, que está hablando el orador, demasiado, pero está hablando".

Grandes risas en el hemiciclo. El 'genio' desplegado por Posada en esa frase templó ánimos.

Críticas a Posada

El presidente del Congreso, Jesús Posada, recibió algunas críticas por su prisa en cortar el parlamento inicial de Rubalcaba...precisamente cuando el líder de la oposición empezaba a hablar de 'cuestiones políticas', tras bastante tiempo dedicado a economía. Rubalcaba habló, en su intervención inicial, durante cincuenta y cinco minutos, mientras que, por la mañana, Rajoy lo había hecho durante noventa minutos.


'Cautelas' con los visitantes

El público que pretendía asistir a la sesión del debate sobre el estado de la nación tuvo motivos sobrados para impacientarse: cacheos, retirada de teléfonos móviles y hasta de tarjetas de visita es lo que tuvieron que tuvieron que padecer no solamente los ciudadanos que querían acceder a las tribunas, sino incluso los especialmente invitados. Eso sí: los funcionarios no hicieron distingos, y tan molestos se mostraron con quienes tenían aspecto empresarial como con los que tenían cierto 'look' 'indignado'. Algunos, en suma, se perdieron media hora de la intervención de Rajoy, porque hubo inspecciones que duraron casi cuarenta y cinco minutos.Se trata, ya se sabe, de asegurarse de que no hay follón procedente de las tribunal de invitados, y ya se sabe que en otras ocasiones ha habido bronca desde las 'alturas'.


Centella avisa: será el debate de la corrupción del PP


Puede que el PSOE pliegue velas, pero IU ha avisado de que no va a dejar títere con cabeza en este debate de la Nación: piensa convertirlo en el 'debate sobre la corrupción en el PP'. Así lo ha dicho el portavoz parlamentario de IU, José Luis Centella, que le ha advertido a Rajoy que su reiterada negativa a comparecer en el Congreso para hablar sobre corrupción va a empujar a IU a pedirle cuentas por los casos surgidos en torno al PP. Las explicaciones las exigirá Cayo Lara.
La intención inicial de IU no era centrar el debate de política general en la corrupción, pero, tras comprobar la actitud de Rajoy, dicen que no les queda otra opción que dedicar suficiente tiempo a este asunto y aprovechar la presencia del jefe del Ejecutivo para exigirle explicaciones. "El PP cree que así blinda a Rajoy, pero lo que hace en realidad es poner la lupa de la sospecha sobre su partido", nos dice Centella.


Expectación sin límite: más de 400 periodistas acreditados

El primer debate sobre el estado de la Nación que afronta Mariano Rajoy como presidente del Gobierno ha originado una altísima expectación periodística: nada menos que 400 periodistas se han acreditado para los dos días de debate en el Congreso de los Diputados. Y habida cuenta de que el Palacio de la Carrera de San Jerónimo está en obras, periodistas y políticos aparecían agolpados en el patio del edificio.

La expectación, como decimos, era tan grande que oleadas de cámaras seguían a todo político que apareciera antes del inicio del debate: eso les ocurrió, por ejemplo, al socialista José María Barreda, que nunca antes se había visto en otra tan grande, o al popular Carlos Floriano, que ha 'sentado cátedra' -dicen, con toda la maledicencia de que son capaces- en el Derecho Laboral por sus explicaciones sobre la 'contratación laboral' de Luis Bárcenas por el PP.


22 oleadas de aplausos

El discurso inicial del presidente Rajoy en la apertura del Debate se ha saldado con 22 oleadas de aplausos por parte de los parlamentarios del PP, que le han despedido con una cerrada ovación, puestos en pie. Rajoy ha intervenido desde la tribuna del Salón de Plenos del Congreso durante casi 100 minutos, y ha sido objeto de más de una veintena de interrupciones para apoyarle con sus aplausos. 

Al acabar su discurso, los diputados y senadores del PP le han despedido con una cerrada ovación, puestos en pie, mientras el presidente del Congreso, Jesús Posada, suspendía la sesión.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios