www.diariocritico.com

Gran expectación por la imagen que quede de la Casa Real

Se calienta el 23-F de Urdangarín: el escándalo sigue en la prensa extranjera, como 'New York Times' o 'The Times'

Se calienta el 23-F de Urdangarín: el escándalo sigue en la prensa extranjera, como 'New York Times' o 'The Times'

> Varios diarios internacionales han recibido la filtración de los emails de Diego Torres
> Este sábado declara de nuevo el duque de Palma ante el juez; se espera que sea un 'día bomba'

viernes 22 de febrero de 2013, 08:05h
Y llegó casi el día: este sábado, casualmente 23-F, podría llegar otro tipo de 'golpe'. Hablamos de un golpe a la imagen de la Casa Real que podría perpetuarse para siempre si finalmente Iñaki Urdangarín corrobora la afirmaciones de su ex socio Diego Torres, que mezclaba a la Familia del Rey en los investigados negocios de Urdangarín. Hasta el 'NewYork Times', así como algún periódico alemán, recoge esta noticia en portada.

- Nueva petición para imputar a la Infanta en el caso Nóos
- Urdangarín se encomienda a Dios una semana antes de declarar ante el juez
Este viernes, el prestigioso diario 'New York Times' recoge en su portada la inminente declaración judicial del duque de Palma, que será cuestionado por el juez por los últimos correos conocidos de Diego Torres, su ex socio en los negocios del Instituto Nóos. Si finalmente corrobora la versión de Torres, estaría implicando de lleno a su esposa o al mismísimo Rey en los hechos investigados por el juez.

Pero lo que contábamos: el escándalo ha traspasado las fronteras hasta tal punto que este viernes el 'New York Times' lo recoge en su portada. En su interior, afirma que "la multitud de casos de corrupción que socavan la fe de los españoles casi en cada institución de gobierno, una investigación dirigida al señor Urdangarín ha colocado en un lugar delicado al Palacio".

En cuanto a la figura del duque de Palma, comentan que "tiene previsto testificar el sábado ante un juez de instrucción por acusaciones de que malversó millones de euros públicos después de aprovechar su sangre azul para conseguir conexiones y hacer negocio", pero sin olvidar que hizo caja para su fundación deportiva sin fines de lucro, el Instituto Nóos.

Recuerda también que "oficialmente, el Palacio ha insistido en que el Rey no sabía nada acerca de las actividades de la fundación de Urdangarín, que se ha comprometido a demostrar su inocencia". Y también reconoce que hay pruebas de que "Juan Carlos ordenó a su yerno abandonar los negocios con problemas en 2006".

Sin embargo, recoge el hecho de que "la semana pasada, ex socio del duque, Diego Torres, quien también está bajo investigación, dijo a un juez que el duque no hizo ningún movimiento sin la aprobación de Zarzuela, y se entregó cerca de 200 emails en apoyo de su reclamación". Ahí es donde comienza el morbo, ya que 'New York Times' recuerda que pueden ser explosivos por su contenido. Además, asegura tener en su poder algunos de esos correos electrónicos, que le habrían sido filtrados: "Algunos correos fueron proporcionados a 'The New York Times' por una persona cercana al proceso legal que no quiso ser identificado por temor a represalias".

En cuanto a su contenido, asegura que demuestran que "Zarzuela estaba preocupada por lo que estaba pasando en los negocios mucho antes de lo reconocido, y que se comenzó a presionar a Urdangarin para dejarlo de inmediato", a la vista de lo irregular de sus métodos.

Pero, "a pesar de la insistencia", dice este periódico que Urdangarín continuó maniobrando y que se supo porque "el rey estaba monitoreando sus movimientos". Eso sí, aclara el diario neoyorquino que "los e-mails no indican ningún delito por parte del Rey", pero que "sin embargo, han traído el escándalo a las puertas de palacio, además de que empañan la imagen de una monarquía cuestionada por los españoles, que sufren una grave crisis económica y casos de corrupción".

Además, habla este periódico de los correos electrónicos que han llegado a otras redacciones internacionales, como a la del británico 'The Times'. Esos correos mostrarían que Zarzuela quiso alejar a Urdangarin de su fundación deportiva, buscando un nuevo trabajo para él" y no perjudicar así ni a la Corona ni a la infanta Cristina. En concreto, el Rey encargó a su amiga y aristócrata Corinna zu Sayn-Wittgenstein la tarea de encontrar un nuevo puesto de trabajo para su yerno, preferiblemente algo relacionado con el mundo deportivo o bien en una multinacional o una fundación. Los emails muestran que el rey y su jefe de gabinete, Alberto Aza, un ex diplomático, mantuvo estrecha cuenta de esos esfuerzos por buscarle nuevas vistas al duque de Palma.

'New York Times' recuerda que "aunque la princesa Cristina no es parte de la investigación, Diego Torres ha indicado en el testimonio ante el juez que ella estuvo implicada en el funcionamiento de la fundación junto con su esposo, ya sea directamente o a través de su secretario real, Carlos García Revenga". Y afirma: "Queda por ver si también se convertirá en un objetivo de los investigadores".


Lea también:
Nueva petición ante el juez para que la Infanta sea imputada en el caso Nóos
- Urdangarín se encomienda a Dios una semana antes de declarar ante el juez
- El secretario de las Infantas asesoraba a Urdangarín para sus negocios en el Instituto Nóos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios