www.diariocritico.com

La Junta investiga posibles irregularidades en el etiquetado

Muestras de carne analizadas
Muestras de carne analizadas

Detectada carne de caballo en productos cuyo suministrador está en Casarrubios del Monte (Toledo)

lunes 25 de febrero de 2013, 11:49h

La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Agricultura están colaborando para investigar un caso de posible irregularidad en el etiquetado de un lote de canelones para microondas de carne de vacuno de la marca "La Cocinera", cuyo proveedor -según ha comunicado oficialmente la compañía- es la empresa cárnica SERVOCAR, con sede en Casarrubios del Monte (Toledo). En dicho producto se han detectado trazas de carne de caballo que no venían identificados en la etiqueta comercial.

Lo ha avanzado la consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano, que ha explicado que el ministerio, que cuenta con el apoyo de la Junta, decidió realizar algunos controles en lotes de carne en el mercado nacional tras los casos de posible irregularidad detectados en otros países europeos, en los que se comprobó que había algunas partidas con carne de equino que no figuraba en la etiqueta comercial.

Dichos controles detectaron ADN equino en unos canelones para microondas de la marca "La Cocinera", en cuya etiqueta sólo figuraba carne de vacuno, por lo que el ministerio ha instado a la marca -que está colaborando desde el primer momento- a retirar este producto de todos los lineales del mercado nacional, cosa que ya ha comunicado que ha realizado.

Un equipo técnico de la Consejería de Agricultura se ha desplazado este lunes a la cárnica de Toledo, que es una de las proveedoras de dicha marca, para realizar las investigaciones pertinentes con el fin de averiguar si hay alguna irregularidad y, llegado el caso, proceder a adoptar medidas sancionadoras y cautelares oportunas.

Soriano ha reiterado que lo que se investiga es una posible irregularidad en el etiquetado, que debe recoger siempre la composición exacta del producto, ya que el consumo de carne equina está totalmente autorizado y se comercializa con normalidad.

Nestlé retira seis productos de la venta

Precisamente, la compañía alimentaria Nestlé ha detectado que en una partida de carne suministrada por el proveedor Servocar, con sede en Casarrubios del Monte (Toledo), existen trazas de ADN de caballo en un porcentaje superior al uno por ciento, por encima del umbral que determina si se trata de adulteración, lo que le ha llevado a retirar seis productos de la venta.

   En un comunicado a través de su página web Nestlé asegura que Servocar había certificado dicha materia prima como cien por cien carne de vacuno, por lo que Nestlé ha decidido dejar de comprarle y actuar legalmente para exigir responsabilidades a dicho proveedor.

   Según asegura la compañía, este hecho no supone ningún riesgo para la salud de los consumidores, "pero el error consecuente en el etiquetado hace que los productos no cumplan con lo que los consumidores esperan".

   "Hemos procedido a la inmediata retirada de productos de nuestras marcas elaborados con carne de vacuno del proveedor Servocar, y en breve estos productos serán reemplazados por otros nuevos fabricados con carne cien por cien de vacuno que hayan superado los análisis de ADN", añade el comunicado.

   La empresa ha publicado una relación de los productos retirados de los puntos de venta. Entre ellos, se encuentran los fusilli boloñesa marca Buittoni, canelones para microondas de La Cocinera y la empanada gallega de esta misma marca.

   Además, también de la marca La Cocinera, se ha retirado el relleno de carne, el gratén de berenjenas y las empanadillas de carne.

"Fraude de dimensión europea"

   Por su parte, el director general de Nestlé España, Bernard Meunier, ha afirmado que "está claro que este es un problema que afecta al conjunto de fabricantes de la industria alimentaria y se trata de un fraude de dimensión europea."

   "Pido disculpas a los consumidores y les reafirmo la voluntad de mantenernos alerta; vamos a seguir realizando todos los análisis de ADN que sean necesarios para descartar que cualquier otra partida de carne de vacuno que se nos suministre pueda estar afectada por el mismo problema", ha asegurado.

   En este sentido, ha aseverado que desde la compañía se están reforzando los controles de calidad "para que no vuelva a pasar algo similar en el futuro".

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios