www.diariocritico.com

Fernández Díaz pide 'discreción' a ETA para afrontar la "gestión del final"

El Gobierno no quiere hablar con ETA del destino de los presos hasta que no se disuelva

El Gobierno no quiere hablar con ETA del destino de los presos hasta que no se disuelva

- El ministro confirma la concesión de documentos a etarras sin causas
- ¿Sigue teniendo el Gobierno de Rajoy controlado a Josu Ternera?

miércoles 06 de marzo de 2013, 17:29h
Ni lo confirma ni lo desmiente, pero el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, deja la puerta abierta para presuponer que todo lo que se ha dicho es verdad: que la cúpula 'política' de ETA estaba en Noruega y que los echaron de allí, que Josu Ternera estaba más que 'controlado', que los Consulados españoles están concediendo documentos a etarras sin causas en España y que no se está negociando ni se va a negociar con ETA, pero que pide 'discreción' para afrontar la "gestión del final" de la banda.
La historia de las relaciones entre Josu Urrutikoetxea Bengoetxea (Miravalles, Vizcaya, 1950), alias 'Josu Ternera', y el Estado español es digna de guión de una película. Y puede que ya se esté perfilando esa idea. A lo largo de los años, diversas fuentes de diversos gobiernos han coincidido en señalar que a 'Josu Ternera' se le 'avisó' para que se fuera de España en un momento dado, y luego, durante la negociación entre ETA y el Gobierno de Rodríguez Zapatero, los servicios de información siempre supieron dónde se encontraba, pero no se le detenía, incluso se le 'curaba', porque había que contar con alguien con quien hablar cuando hubiera que cerrar la puerta de ETA.

Ese fin parece ya más que evidente, y ese cierre parece más que echado. Fernando Jáuregui y el autor de este artículo ya daban numerosas claves en un libro publicado en mayo de 2010 que llevaba por título "El Zapaterato. La negociación. El fin de ETA". Los vericuetos de los contactos en Noruega

Ahora, en los últimos días, se han sucedido como en cascada las informaciones sobre ETA. Se ha sabido que Noruega ha acabado por expulsar a la cúpula política de la banda: 'Josu Ternera', David Pla e Iratxe Sorzábal, y que los tres estarían ya de regreso en Francia.

Hay que hacer recordar que fue en Oslo, precisamente, donde tuvieron lugar las últimas conversaciones entre ETA y el Estado español en 2007, que culminaron con una colosal ruptura en mayo de ese año. Unas negociaciones que el Gobierno de Rodríguez Zapatero no reconoció nunca de forma oficial, y sobre las que su entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pasa como sobre ascuas... cuando fue él mismo quien las dirigía.

Y en Oslo estaban ahora los tres citados con los verificadores internacionales con un objetivo: marcar una hoja de ruta para los presos de la organización terrorista empezando por los que no tienen delitos de sangre. No hubo acuerdo porque, según han dicho a Diariocrítico fuentes policiales, mediadores internacionales vinieron a hablar con el Gobierno de Rajoy. El Ejecutivo les dijo que no hay nada que negociar, y con las mismas se volvieron a Oslo. A partir de ahí ya no tenía sentido que la cúpula etarra permaneciera en Noruega, y se fue a Francia.

'No hay nada que negociar'

El Gobierno de Rajoy no admite el vocablo 'negociación': lo niega el presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y desde luego el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz: "El Gobierno ni ha negociado ni negociará; términos como proceso de paz no están en la dialéctica del Gobierno. ETA ha venido imponiendo sus objetivos por la vía del terror. La izquierda abertzale y ETA tienen otra dialéctica, pero nuestro diagnóstico es el que he dicho". Y lo ha dicho Fernández Díaz tras su primer encuentro este miércoles en la sede del Ministerio con la consejera vasca de Interior, Estefanía Beltrán de Heredia.

En rueda de prensa, el ministro fue preguntado por la reciente salida de la cúpula de ETA de Noruega tras recibir cobijo en ese país desde 2011, y el ministro insistió en su tesis sobre que, de ser cierta esa información, demostraría que el Gobierno no ha aceptado ninguna negociación con los terroristas: "El tiempo ha puesto de manifiesto que era verdad cuando decíamos que no íbamos a negociar".

Vuelto a preguntar sobre si su Departamento tenía constancia de la presencia de estos destacados terroristas en el país escandinavo, dijo que "el Gobierno tiene la información que debe tener", pero añadiendo que no debe ser "más explícito": "Ni puedo ni debo ir más allá, pero a buen entendedor pocas palabras bastan". Es decir, que lo sabía.

La negociación de los presos, el tema espinoso

Sin embargo, tanto Fernández Díaz como la consejera de Interior vasca tuvieron una no tan curiosa coincidencia: pidieron a la banda su disolución definitiva y, sobre todo, hablaron de la necesidad de mantener la discreción en relación a lo que el ministro ha denominado la "gestión del final de ETA". La consejera añadió que cualquier línea de trabajo debe hacerse desde la discreción: "Trabajo en silencio es garantía de conseguir ese objetivo", dijo Beltrán.

Fuentes policiales reconocen a Diariocrítico que, efectivamente, el tema espinoso ahora mismo es el de los presos de ETA. Algunas voces abertzales de izquierda recuerdan ahora cómo los mediadores de Rodríguez Zapatero en las negociaciones de 2006 y 2007 -Javier Moscoso, Jesús Eguiguren y José Manuel Gómez Benítez- la gran baza que llevaban de verdad en cartera era el futuro de los presos. Pero entonces ETA -más concretamente Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', que llevaba la voz cantante- no quiso ni oír hablar del tema. Entonces, aparcaron el tema de los procesos y se centraron en una modificada 'alternativa Kas'.

Ahora, el tema de los presos es de lo único que se puede hablar, y el Gobierno de Rajoy no piensa afrontar ese debate: dice que con los acercamientos al País Vasco que se han realizado ya hay 'bastante gesto'.

Documentos en Consulados en Francia

Lo que sí ha confirmado Fernández Díaz es que Interior trabaja con el Ministerio de Asuntos Exteriores "para que aquellas personas que se encuentren en el exterior y se acerquen al Consulado para que les otorguen la documentación que les permita regresar a España se les conceda", sabiendo muy bien si esa persona tiene o no causas pendientes y quien las tenga tendrá que responder: "Esa política la estamos desarrollando y vamos a seguir desarrollándola", ha dicho Fernández Díaz.

Como ya es sabido, una treintena de etarras huidos de la Justicia, pero sin causas pendientes, se ha registrado en el consulado de España en Bayona (Francia), según fuentes de la lucha antiterrorista.



 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios