www.diariocritico.com
El escándalo de las preferentes

El escándalo de las preferentes

sábado 23 de marzo de 2013, 13:58h
Las pérdidas masivas que lastrarán las vidas de miles de inversores en las preferentes de cajas nacionalizadas estaban escritas en Bruselas y Madrid desde hace meses. La única novedad es que ahora se hace pública la rebaja media y con escasa concreción, de modo que las pérdidas ya conocidas aun podrán aumentar cuando se haga efectivo el canje por títulos cuyo valor se desconoce. Un proceso chapucero que terminará en chapuza. Tanto es así que el canje de las acciones en que se convertirán las preferentes no tiene precio pero tampoco fecha. En las inversiones financieras mucha gente ha perdido mucho dinero con la crisis, pero aquí no solo está en juego eso, sino que prevalece la sombra del engaño masivo, de ahí que se hable de escándalo.

¿Desde cuándo se sabe todo esto? Antes de la recapitalización de la banca, Bruselas y Madrid ya acordaron que los accionistas, titulares de preferentes, deuda subordinada y otros instrumentos del llamado capital híbrido de las cajas rescatadas contribuyesen a su reestructuración, asumiendo unas pérdidas totales de 12.000 millones de euros. Se trata de todo un revés para miles de pequeños ahorradores, muchos de los cuales habían sido objeto de un engaño masivo, producto de que adquirieron títulos híbridos -burlados o no- creyendo que eran depósitos a plazo de alta remuneración. ¿Algún consuelo? Además de la presión social y política, la vía del arbitraje seguirá abierta, del mismo modo que la judicial.

En la banca española hay drama financiero para miles de ahorradores y también drama social, ya que unas 10.000 personas de los bancos nacionalizados se irán a la calle al final de un proceso de reducción de oficinas del 50 %. Un triste final, porque las condiciones impuestas por Bruselas son realmente draconianas. Es el precio de la llamada ayuda financiera de Europa, cifrada en 39.500 millones de euros, de los cuales BFA-Bankia recibió 17.960 millones; Catalunya Caixa, 9.080 millones; Novagalicia Banco, 5.425 millones, y Banco de Valencia, 4.500 millones. Los 2.500 millones de euros restantes se destinaron a Sareb, la sociedad de gestión a la que los bancos transmiten sus activos inmobiliarios, el llamado banco malo. Para todo eso sí hubo dinero público.

@J_L_Gomez

José Luis Gómez

Fundador y editor de Mundiario, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro Cómo salir de esta. Coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia.

Twitter: @J_L_Gomez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios